El entrenamiento de Djokovic en Boise

El astro balcánico pone a prueba su agilidad para liderar a Serbia en Norteamérica

Novak Djokovic se encuentra en Boise (Idaho) para disputar la eliminatoria de cuartos de final de Copa Davis que enfrenta a Serbia frente a Estados Unidos. Líder del cuadro balcánico, sobre el número 1 del mundo recae la responsabilidad de vencer la condición de equipo visitante y poder sellar la victoria sobre territorio norteamericano.

De hecho, un enfrentamiento ante Estados Unidos supuso la primera piedra en la gloriosa edición de 2010 que vio como Serbia se coronaba campeona de la competición por primera vez en su historia. Una serie inaugural liderada por el seis veces campeón de Grand Slam, quien entonces sumase dos puntos individuales. Tal empresa se antoja más vital si cabe bajo la bóveda de Idaho.

Eliminado de forma prematura en su anterior evento oficial -un Masters 1000 de Miami donde fue derrotado en octavos de final, constituyendo su resultado más modesto sobre un evento de pista dura en los últimos tres años-, el tenista de Belgrado lleva largo tiempo con la mente enfocada en la serie de cuartos de final de Copa Davis. Unas alturas de torneo que el cuadro balcánico ha alcanzado en las últimas cuatro temporadas.

Todo un portento a nivel físico, Novak realizó un atractivo ejercicio junto a su compañero Ilija Bozoljac en las inmediaciones de la red. Una tarea que requiere de grandes reflejos, velocidad de reacción y elasticidad para atrapar las bolas en posiciones inverosímiles con poco margen de maniobra.

Por ahora el número 1 del mundo ha cumplido con su papel asegurando el primer punto para Serbia (derrotó en tres parciales al número 2 local John Isner), garantizando la supervivencia balcánica hasta el domingo y teniendo en su mano la llave de enviar la serie al quinto y definitivo punto.

Comentarios recientes