Favoritas WTA en la gira de tierra

Serena, Sharapova, Azarenka, Errani y Na Li son nuestros nombres propios como protagonistas de los dos próximos meses

Maria Sharapova celebra una victoria en Roland Garros 2012
Maria Sharapova celebra una victoria en Roland Garros 2012

La tierra era un terreno sin explorar para la WTA, tiempo atrás. En nuestro análisis de 2012 lo comentábamos, cuando Azarenka era la nueva reina de la WTA tras un comienzo espectacular, y Serena parecía ciertamente relegada a un segundo lugar. La tierra era el terreno sin bandera, la superficie sin princesa. Radwanska, Kvitova, Li, Sharapova, Stosur... esos nombres hace un año resonaban en nuestro análisis como optantes, en unos meses que se preveían inestables e inconcluyentes como los anteriores. ¡Cómo ha cambiado en un año la historia! Tanto de la WTA, dominada hoy sin paliativos por un fortísimo top3 y un top10 consolidado los últimos meses, como en la gira de arcilla en concreto pues el año pasado tuvo una reina indiscutible en Maria Sharapova, como hacía tiempo no se veía.

Esta vez en 2013, la tierra ya no es un terreno sin explorar, habrá reina defensora, pero nadie discutirá que hablamos de una gira peculiar para el circuito femenino. Se reparten muchos puntos en una superficie distinta a la clásica pista dura tan extendida en el circuito y a la que la mayoría de profesionales están tan abonadas y acopladas. La manera de concebir el punto, la forma de ganarlo, el método para certificar una victoria, el estilo al moverse sobre la arcilla... todo se revoluciona. Y esa inestabilidad también se disfruta. Por todo ello, es lógico necesitar un parón, un tiempo de preparación a conciencia y más rodaje de lo habitual en otras superficies. Incluso algunos cambian de entrenador y asesores durante las semanas en que las pistas lentas cogen protagonismo. Abróchense los cinturones que llega la tierra batida a la WTA.

Si estos dos meses y medio rojizos que nos esperan en el circuito femenino, y en el masculino, fueran una etapa de montaña de una gran vuelta ciclista, sin duda, al hablar de Roland Garros nos referiríamos al último gran puerto, el único de categoría especial, en el que cual se decide el indiscutible campeón final. Roland Garros es la catedral de la tierra, y en él se centran los objetivos de todas las grandes. Más aún conscientes de que desde hace años, es el Grand Slam que más cambia de campeona (seis diferentes campeonas en las seis últimas ediciones lo certifican), en el que menos influye el ranking previo, donde más sorpresas se producen en primeras rondas y en el que tanto Serena Williams como Victoria Azarenka ejercen un dominio menos apabullante.

Hace ya mucho de la temible Henin. Pero en esta larga etapa que tiene por cumbre el Grand Slam francés, hay otros puertos difíciles en los que sumar puntos y descontar segundos. Madrid y Roma son los dos otros puertos de primera categoría, preferiblemente el español por su categoría ‘Mandatory’ lo que le permite repartir 100 puntos más que el evento italiano (1.000 por 900). Ambos, junto a Roland Garros, aparecen en la hoja de ruta de todas las tenistas sin prácticamente excepción. Los tres grandes picos de la etapa. Los que requieren mayor esfuerzo, y donde los favoritos se dejan ver. No les queda otra. Y aportaran pistas, como siempre. Este año, también Madrid pues no será azulado.

Más allá de ellos, encontramos otros torneos WTA Premier interesantes como: Charleston, sobre tierra batida verde, Stuttgart, en pista de tierra bajo techo, o el más reciente torneo de Bruselas. Citas que grandes tenistas, con menor competencia en el cuadro, aprovechan para rodarse en el mencionado difícil tapete. Y a ellos se suman una multitud de torneos WTA International donde las terrícolas suelen ‘hacer su agosto’ sumando los puntos que durante el resto del año es mucho más arduo conseguir y aprovechando la desesperación de las típicas pegadoras que imperan por el circuito y cuyos ‘trallazos’ se muestran más tratables y manejables sobre estas pistas, hablamos de: Katowice, Marrakech, Estoril o Estrasburgo.

Hoy nos detenemos en las favoritas sobre la tierra batida. Hablaremos de las cinco grandes figuras a seguir durante las próximas semanas. Como no puede ser de otra forma nos referiremos al triunvirato reinante compuesto por Serena Williams, Maria Sharapova y Victoria Azarenka, así como a la ‘segunda’ de esta etapa reina sobre arcilla el curso pasado: Sara Errani, y a una última, antigua reina, y que ha dejado entrever un nivel a reseñar los últimos meses: Na Li. Ellas cinco serán nuestras protagonistas de hoy. ¿A quién ven favorita para llevarse la carrera y alcanzar primera la meta?

| Serena Williams | La #1 ya es campeona de Roland Garros, levantó el trofeo parisino en 2002, pero cuando hablamos de tierra batida, nos referimos sin duda al punto débil de la campeona norteamericana. En este Grand Slam es en el único en el que ha perdido en 1ª ronda (el año pasado ante la local Razzano), en el que más derrotas ha sufrido a lo largo de su carrera (10), en el que ha llegado con vida menos veces a las dos últimas rondas (sólo suma un título y una semifinal en París, por 5, al menos semis, en Melbourne, 7 en Nueva York y 8 en Londres) y en esta superficie sólo ha ganado 5 de sus 48 títulos profesionales.

No se puede hablar sobre esta superficie de un dominio tan contundente como el que puede ofrecer Serena el resto del año. Sus molestias en Melbourne encierran preocupación, su derrota ante Azarenka en Doha interés y sus resultados de 2012 en arcilla curiosidad. Ganó Charleston, en tierra verde, Madrid, en tierra azul, y llegó impoluta a Roland Garros, donde sin embargo cayó. A buen seguro, conociendo a Serena y repasando su historial, se querrá quitar y con fuerza esa espina. En los momentos calientes, esta superficie no saca lo mejor de Serena, pero que nadie dude de su elevado porcentaje para salir de la gira de tierra como reina de nuevo consolidada del circuito femenino.

| Maria Sharapova | La tenista rusa fue la gran triunfadora de esta gira en 2012. Es bien cierto que no encontró una oposición temible ni de Azarenka (con la que se topó en Stuttgart, y a la que venció en lo que fue su primer título del año tras tres finales) ni de Serena, ni de Radwanska; no obstante, sus títulos en Stuttgart, Roma y Roland Garros, significan algo. Alcanzó la gloria sobre tierra batida, en la que en sus inicios dijo sentirse como una ‘vaca sobre el hielo’, y cerró el círculo del Grand Slam, completando victorias en los cuatro grandes.

Tras su victoria en Indian Wells, y la entereza mostrada ante Serena en los dos primeros parciales de la final de Miami, se puede ser optimista respecto de sus opciones sobre tierra batida. ¿Volver a conseguir todo lo logrado? Las empresas difíciles y prolongadas, siempre parecen de mayor improbabilidad antes de emprenderlas. Si poco a poco alcanza ritmo, y las rivales no lo hacen con tal brillantez, lo que ahora parece imposible se puede volver muy claro. Puede salir de aquí como #1 de la WTA, para ello será clave el torneo de Madrid, el único previsto en el que podrá sumar. La única del top4 que disputará Stuttgart, parece una ocasión propia para lanzarse. Sharapova puede volver a brillar en tierra, pero necesitaría que Serena y Azarenka no se luzcan, ¿ocurrirá?

| Victoria Azarenka | La bielorrusa tras empezar el 2012 brillante, digamos que se dio de bruces con la realidad en esta parte de la sesión. Sólo suma un título en esta superficie a lo largo de su carrera, y en Roland Garros nunca ha llegado más allá de cuartos de final, ronda alcanzada en dos ocasiones, en otras tres sin embargo su aventura en el Grand Slam parisino terminó a las primeras de cambio. La tierra no es su superficie. En ella goza de número de top10, no de candidata al #1, y por aquí pasa su mayor ocasión de 2013 para ahuyentar fantasmas del pasado. Igual que superara su barrera reconquistando el Open de Australia o derrotando a Serena en la final de Doha, ¿se superará en tierra?

La suya es la gran incógnita de este año, sin duda. Con problemas físicos, se ha olvidado de mantener una lucha dificilísima de momento con Serena y Sharapova por el #1 y se ha centrado en conquistar la tierra batida, en especial Roland Garros. Ese es su objetivo y en ello se va a enfocar los próximos meses. Reducido su calendario a la mínima expresión, será la top3 que menos jugará en esta superficie: Madrid, Roma y Roland Garros. No más, a diferencia de Serena (Charleston) y Sharapova (Stuttgart), que en busca del #1 sumarán un torneo más a sus piernas. Cuando se ha centrado tanto en un objetivo los últimos meses, la bielorrusa ha salido victoriosa, puede que se repita la historia, aunque le falta experiencia en tierra en partidos ‘calientes’.

| Sara Errani | La italiana se destapó en 2012 como la gran revelación del año junto a Kerber, sobre todo, por sus resultados en tierra. Campeona de 4 títulos (WTA International: Acapulco, Barcelona, Budapest y Palermo) y finalista de Roland Garros, puede sumar mucho aún este año al disputar WTA Premier’s, disfrutar de los beneficios de ser alta cabeza de serie y al no defender apenas puntos en Madrid o Roma. Podrá seguir escalando, y veremos si basándose en su coraje puede incluso sumar opciones según vayan cayendo favoritas (que ocurrirá) en el Grand Slam francés.

Mucho ojo a la italiana que se ha mostrado suficientemente preparada para afrontar retos difíciles, y con las zapatillas manchadas de rojo y mucho sudor se puede destapar como la gran triunfadora de una gira tan inestable como es esta desde que Henin se retirara en 2007. El hecho de que se haya consolidado como top10 más allá de jugar sobre tierra (ha alcanzado las finales de Paris, en dura indoors, y Dubai, dura outdoor), habiendo recogido el testigo de top10 precisamente tras su final en Roland Garros, demuestra su elevada capacidad para mejorar y crecer. Si perdiera en su ranking actual los 1.400 puntos de finalista de Roland Garros, aún permanecería como #9 del mundo; poco más hay que añadir. Su título este febrero-marzo en Acapulco, pese a dolores y tener que aclimatarse en apenas 24 horas, es una prueba más de que quien descarte a Errani, se equivoca. Y mucho.

| Na Li | Terminamos el análisis de las favoritas para la temporada de tierra con la china. Su fantástico nivel en Roland Garros 2011, primer y único título de esta entidad para ella (pese a haber jugado otras dos finales) y para un tenista asiático, recuerda ante qué tenista nos encontramos. De repercusión enorme, esta temporada estuvo a un set de derrotar a Azarenka en la final de Melbourne (eliminó y con qué contundencia, a Sharapova en semis). Intermitente e incontrolable, su alianza con el antiguo entrenador de Henin le ha aportado regularidad a su tenis y a sus resultados, y puede multiplicar exponencialmente sus opciones de brillar sobremanera en arcilla.

Tiene experiencia ganando a los grandes nombres líderes de la WTA, tiene experiencia ganando grandes eventos, tiene experiencia sobre esta superficie y tiene un entrenador que le aportará lo que otros años más echó en falta: calma, temple y mucha sapiencia. Na Li puede cerrar dos meses horrendos o puede hacerse llegar la primera a la meta, lo que parece evidente es que hay muchos motivos para apostar por ella.

La superficie donde las bolas suenan diferente, la tierra sin conquistar... se busca reina.

¿Quién coronará la Philipphe Chatrier en 2013?

por @Pep_Guti en @PuntoDBreak

También te puede interesar:

La grandeza del tenis: fábrica de sueños | Relato de la victoria de Razzano sobre Serena en Roland Garros 2012

Llega la tierra y la inestabilidad se adueña de la WTA | 28/03/2012

Comentarios recientes