El revés de Gasquet a ¡165km/h!

Desatado en el arranque del partido, el de Beziers trazó un violentísimo golpe ganador

Richard Gasquet y Andy Murray pelearon en las semifinales del Masters 1000 de Miami por una plaza en el último partido. Un choque estirado hasta el tercer parcial debido, en gran parte, al inspirado desempeño del competidor galo en los primeros compases del encuentro. A pesar de entregar el encuentro (7-6 1-6 2-6) el francés dejó el punto de la noche.

En mitad de un arranque fulgurante, que le vio desbordar al número 3 del mundo hasta el 3-0 con cierta celeridad, el tenista galo se soltó las cadenas que lo colocaban como potencial víctima en el encuentro para deleitar a los espectadores con una exhibición de tenis directo.

Dejando ver por momentos la rapidez de su tren inferior pero coronando todo ello con la innata habilidad para soltar con contundencia el brazo. La extraordinaria defensa de Murray invitaba a abrir el abanico de recursos, abandonando el terreno control para incurrir en la búsqueda del elemento de sorpresa: subidas a la red, precisas dejadas o, por ejemplo, tiros suicidas en busca de los márgenes.

En esas se encontraba el galo cuando dibujó uno de los golpes de revés más potentes que se recuerdan. Un tiro paralelo a una mano que surcó el aire a más de 160 kilómetros por hora. Aterrizó en la línea, dejó clavado a Murray y levantó los aplausos hasta de su propio banquillo.

Antes del partido, cuestionado por sus opciones frente al tenista de Dunblane, el francés se expresaba convencido. "Tengo más confianza en mis golpes. Puedo salir ahí e intentar un montón de cosas. No tengo nada que perder y puedo ser muy peligroso". Buena muestra de ello dio con semejante mazazo.

(Obsérvese la repetición del golpe a cámara lenta: cómo impacta la pelota prácticamente en la fase más alta de vuelo, cómo realiza la continuación del golpe hasta adoptar una extensión completa del brazo, cómo equilibra la posición formando una línea recta con ambos brazos y cómo alcanza el límite articular su hombro derecho tras el golpe).

Terminaría claramente enterrado por la consistencia mental y física del adversario, pero dejó para el recuerdo uno de los pasajes más bellos del torneo.

También te puede interesar:

'Aga' Radwanska: El punto del año en Miami

Comentarios recientes