Puntazo en Miami: Gasquet vs Berdych

El tenista de Beziers dio rienda suelta a su creatividad ante un gris checo

Richard Gasquet y Tomas Berdych cruzaron miradas en los cuartos de final del Masters 1000 de Miami en un partido decidido claramente en favor del talento francés (6-3 6-3) bajo los focos de la noche de Florida. El primer duelo entre tenistas top10 del torneo hacía prever una lucha más reñida. A pesar del claro dominio del galo, la velada dejó algunos pasajes competidos a corazón abierto para el recuerdo.

Con la mirada fija en el cemento, entrando por momentos como en trance, el tenista galo ofreció su mejor versión de la semana sobre las pistas de Crandon Park. El momento requería mantener activas todas las alertas de concentración. Encarando al sexto jugador del mundo, su verdugo días atrás sobre las pistas duras de Indian Wells.

Tras un comienzo equilibrado, donde Berdych mantuvo con cierta solvencia su servicio y gozó de las primeras oportunidades de rotura al resto, el encuentro se fue deshilachando de manera terminal para los intereses del checo. La retahíla de errores no forzados comenzó a brotar de su raqueta tras dejar pasar los primeros trenes sobre el servicio del francés.

Richard se mantenía por detrás en el intercambio, resistiendo las acometidas directas de su oponente y cerrando intercambios con su revés a una mano con frecuencia creciente. Así llegó a dibujar una racha de siete juegos consecutivos sobre su espigado adversario. En mitad de tal refriega, el punto de la noche.

Tomas acababa de entregar el primer parcial. Además, golpe moral importante, había cedido sus últimos dos juegos al servicio. Se antojaba vital comenzar con buen pie el segundo acto para mantener viva la llama de la esperanza. Esta semana ya había levantado bolas de partido y la circunstancia ante Gasquet era mucho menos severa.

No obstante, el galo vio la oportunidad de hacer sangre y no la desaprovechó. En el primer juego al resto del segundo set vuelve a procurarse bolas de rotura. Tomas, sabedor de que una nueva brecha puede terminar de desangrar sus opciones, actúa con cautela. No pone en pista su primer servicio y comienza con una segunda entrega por debajo de 170km/h. Muy liftado, abierto, sobre el revés de Gasquet.

El francés, en posición algo forzada por la altura que toma la bola, devuelve un tiro centrado y bastante corto. Berdych se apresura a ganar pista y ganar definitivamente la iniciativa golpeando una derecha cruzada, lejos de la posición de Richard. No obstante, haciendo gala de explosividad de salida y solvencia tras la línea de base, llega a cruzarse con la esfera y en plena deceleración se inventa un passing cruzado con la derecha que deja a Berdych cabizbajo en la cinta.

La acción cobra el reconocimiento de la grada, aplaudiendo la habilidad del número 10 del mundo. Sería la sentencia definitiva al partido. Tomas nunca recuperaría el terreno perdido. No habría más roturas en el encuentro. Gasquet había sellado su billete a semifinales.

Comentarios recientes