Haas derrota a Djokovic en Miami

Novak encaja su derrota más prematura en pista dura en los últimos tres años

Novak Djokovic fue derrotado por Tommy Haas en los octavos de final del Masters 1000 de Miami (6-2 6-4) durante una noche de bajas temperaturas en Florida. El balcánico, vigente campeón, sale de la gira estadounidense sin título alguno bajo el brazo, habiendo cedido ante Juan Martín del Potro en la semifinal de Indian Wells.

La victoria obrada por el teutón, un auténtico paradigma de conservación deportiva, representa uno de los resultados de la temporada y un capítulo más en la superación de un vibrante competidor que la próxima semana cumplirá 35 años. Es el hombre más veterano en tumbar a un top1 en las últimas tres décadas. Numerosas veces su cuerpo le ha colocado al borde del abismo deportivo, pero su fe inquebrantable lo mantienen en la pelea. Un tipo que alcanzó el número 2 del mundo hace más de una década, con cinco visitas al quirófano a la espalda, se encuentra a tiro de piedra de volver a entrar entre las primeras quince raquetas del mundo. Un atleta de culto. Repasamos algunos ángulos del último resultado.

Novak, desangrado a errores - El competidor balcánico se vio despojado de su habitual asepsia a la hora de trazar trayectorias en el cuadrilátero. Una montaña de imprecisiones, unido al buen hacer del oponente, terminaron por soterrar cualquier opción de réplica a orillas del Golfo de México. El campeón de las últimas dos ediciones tenía mojada la pólvora del cañón. Su estadística de errores no forzados, 30 decisiones fatales en apenas 18 juegos, configuran uno de sus expedientes más manchados de los últimos tiempos. "Todo el crédito para él, jugó un gran partido y fue el mejor jugador en pista, no hay duda. El resultado muestra todo. Según me parece, es el peor partido que he disputado en mucho tiempo. Hay días en que no te sale nada, y este fue uno de ellos. Pero todo el reocnocimiento para él por hacerme jugar tan incómodo" analizó el serbio al concluir el duelo.


Bajas temperaturas - La ausencia de calor contribuyó a generar unas condiciones de juego incómodas para el serbio, con vuelos de bola más rasos. Un factor que se ajustó al patrón cortado con el revés empleado por el alemán para sacar de sitio a Novak, haciendo más complicado poner en práctica el ritmo elevado de pelota donde el balcánico encuentra difícil par en la disciplina. Bolas de poca altura más propias también para el impacto más plano del germano. No encontró Djokovic acomodo en ningún momento. "Esta noche tenía un buen plan. Las condiciones, mirando ahora con retrospectiva, favorecieron el tipo de juego que desplegué ante él esta noche. Era complicado también con el viento que hacía ahí fuera".

El mayor golpe en tres años sobre pista dura - Auténtico dominador de la superficie en tiempos recientes, el único hombre capaz de alcanzar seis finales de Grand Slam sobre cemento y que sólo había entregado 3 partidos en cemento durante el último año firmando una efectivadad superior al 93% en tal suelo, no cedía tan pronto en un torneo de pista dura desde Miami 2010. Una racha de tres cursos completos alcanzando al menos el antepenúltimo peldaño de los torneos que encuentra su fin en los confines de Crandon Park. Por segunda vez desde 2006, Djokovic sale de Indian Wells / Miami sin haber firmado una final en los dos primeros Masters 1000 de la temporada. El serbio no volverá a pisar una pista dura en competencia individual hasta el próximo mes de agosto en Montreal.

Legendario Haas - El competidor alemán se convirtió en el tenista más veterano en derrotar a un número 1 del mundo en los últimos 30 años. La próxima semana cumplirá 35 primaveras, pero su voluntad parece querer seguir remando a contracorriente de sus biorritmos. "En algún momento, en mitad del pasado año, en torno al mes de abril, de alguna manera mi cuerpo se ajustó y pude entrenar. Si no puedes entrenar y trabajar duro en este deporte no vas a llegar lejos. No al menos hasta el punto donde llegues a tener oportunidades de batir a tenistas referencia. Desde la experiencia, sé que afortunadamente soy un tipo al que le gusta ejercitarse y mantenerse en la mejor forma que mi cuerpo me permita (...) Estos son los momentos que más aprecio. Yendo a estos grandes estadios, a grandes escenarios, jugando ante los mejores jugadores del mundo. Competir ante alguien como Novak y llegar a tal nivel en este momento de mi carrera, es increíble. Es una de las mejores victorias de mi carrera".

Historia de superación del alemán - Un año atrás Tommy se encontraba en la posición 145 del escalafón masculino, bregando en la fase del torneo de Houston -de la categoría más baja del World Tour- debiendo retirarse por lesión. Un año más tarde, se encuentra al borde de ingresar en el top15 teniendo asegurada un estatus de cabeza de serie en cualquier evento que dispute. Su carrera está plagada de serias lesiones. El que fuera 2 del mundo en 2002 ha llegado a quedar sin ranking dos veces por contratiempos de gravedad. En 2004, en su cenit deportivo, un accidente de coche maltrató su hombro y casi termina con la vida de sus padres. En 2010, ya entrado en la treintena, operaciones de codo y cadera podían haber sellado su carrera. El nacimiento de su hija Valentina dos años atrás y su deseo de que pudiera verle jugar a buen nivel son motores de rendimiento. "Podría haber tirado fácilmente la toalla. Hubo muchas veces en que pensé que no habría manera de recuperarse de aquello. Pero si tienes un buen entorno alrededor tuyo y gente que cree en ti, te divierte, te hace disfrutar de la vida, te sigue motivando y te empuja a conseguir cosas, eso es lo importante”.

Filosofía Tommy Haas - Son palabras expresadas durante 2012 por un cinco veces semifinalista de Grand Slam que no pierde la esperanza en besar un gran cetro y poner un broche colosal a su carrera. “Obviamente, sé lo duro que es, especialmente con los cuatro o cinco tipos que están al frente del juego. Uno tiene que ser realista porque estos chicos han acaparado los Grand Slams y los Masters 1000 durante los últimos ocho años. Me daría una mejor opción en un formato a tres mangas en lugar de a cinco, especialmente ante los cinco primeros de la clasificación. Pero uno sigue manteniendo esa visión, esos sueños siguen ahí. Uno nunca debe rendirse. Mientras estés en pista, todo es posible”. Quizá sea cierto.

También te puede interesar:

Tommy Haas: la veteranía es un grado

Comentarios recientes