'Aga' Radwanska: el punto del año

La sutil polaca añade un nuevo golpe de terciopelo a su colección de delicadezas

Agnieszka Radwanska ejecutó en el Premier Mandatory Miami el que probablemente sea el punto del año en lo que llevamos de temporada 2013. Enfrentada a la belga Flipkens, abriendo la jornada nocturna en la pista central de Crandon Park, la tenista de Cracovia dejó una acción para el recuerdo en las retinas de los espectadores. Necesitó más de dos horas para torcer el brazo de su rival (4-6 6-4 6-2) y seguir respirando tras levantar una manga de desventaja.

"No me queda otra que se astuta y jugar con estrategia en mis golpes para ganar los puntos" indicaba la europea a Pedro Gutiérrez en una entrevista concedida a este mismo portal hace apenas unos días mientras disertaba sobre lo distinto de su planteamiento en una época de morteros en la disciplina. Siendo un lance fortuito, poco espacio queda reservar al planteamiento estratégico en la acción, pero sí deja ver la riqueza de recursos que surgen de las manos más hábiles del circuito femenino.

Un partido a cara de perro el encarado por la vigente campeona, a remolque desde el primer juego en los cuartos de final del Premier Mandatory de Florida. Desafiada por una oponente atrevida, 28 mundial y escasa experiencia, dispuesta a dar la sorpresa por la parte alta del cuadro.

Habiendo cedido el primer parcial, pronto trató de restablecer el orden la polaca. Logrando el quiebre de entrada en la segunda manga se disponía a consolidar la rotura cuando se produjo el llamativo punto. Un primer servicio con respetable potencia para los estándares de Agnieszka y bien dirigido a la T sobre el cuadro de la ventaja hace que Flipkens devuelva una bola corta con su derecha.

Radwanska entra en pista y traza de desplazar a la belga con un revés cruzado. Algo centrado, el tiro permite a Kirsten buscar el passing paralelo con su backhand. La trayectoria era buenísima. Radwanska, con gesto entregado en la cobertura, malamente podría haber alcanzado la bola. Sin embargo la esfera impacta en la cinta.

Durante décimas de segundo flota ante la red. Con la inercia de la frenada, la pelota queda a la espalda de Agnieszka. Entonces, la polaca se inventa un recurso imposible. Gira sobre sí misma y, practicamente sin ver la bola ni dejarla botar, se inventa una volea de revés que termina tomando tierra en terreno de la belga.

La acción desata los ánimos de la grada. Flipkens, cariacontecida, no se puede creer lo que ha visto y deja caer su raqueta al cemento ante el jolgorio general. Radwanska, envuelta por el ambiente, levanta su índice al cielo sabedora de la factura de la acción ejecutada. Terminaría ganando ese segundo set y ganando el pulso en la tercera y definitiva manga.

(En cierta medida, un pasaje similar al trazado por Roger Federer en el reciente Masters 1000 de Indian Wells ante Ivan Dodig, con golpeos de cinta e impactos de revés de espaldas a la red. Aunque la de Radwanska incluye el componente de dificultad de no dejar siquiera aterrizar la esfera).

Sin duda, una acción la de Agnieszka que estará en las recopilaciones de grandes puntos de la temporada. Por ahora, ocupando una posición de privilegio.

Le espera Serena Williams en las semifinales de Miami (0-4 para la de Michigan en el balance directo). El pasado año, en la final de Wimbledon ante la estadounidense, dio la cara en el partido más importante de su vida. Esta vez, le toca rendir cuentas protegiendo la corona más preciada de su trayectoria deportiva. Acciones como la ejecutada en cuartos de final serían bienvenidas. Le harán falta ante la estadounidense.

También te puede interesar:

Entrevista a Agnieszka Radwanska: "Aspiro al número uno"

Comentarios recientes