El reparto de premios del US Open 2013 y plan hasta 2017

USTA anuncia otra subida para 2013 y planea llegar a repartir hasta 50 millones de dólares en 2017

El US Open incrementará su bolsa de premios hasta los 50 millones de dólares en 2017, doblando prácticamente el dinero repartido en 2012, anuncia otra subida para 2013 unida a la proyectada el pasado diciembre y, tras la decisión de extender hasta el tercer lunes la competición en 2013 y 2014, volverá a adoptar la final masculina en domingo en 2015 según confirmaron fuentes de la Federación Estadounidense de Tenis (USTA). Un acercamiento de posturas que parece difuminar las amenazas de boicot.

Como parte del acuerdo alcanzado con ambos circuitos profesionales, el Grand Slam neoyorquino va a introducir un incremento de premios adicional de 4.1 millones de dólares en la edición de 2013, suma que se añade al aumento de 4 millones anunciado el pasado mes de diciembre. Este nuevo movimiento hace que el monto total a repartir en 2013 sea de 33.6 millones de dólares, respecto a los 25.5 millones de la edición de 2012. Un incremento de más de 8 millónes de dólares (un salto del 30% en materia de premios), que coloca al Grand Slam estadounidense como el major que más dinero reparte superando al Open de Australia y se suma a la subida de premios lograda en Melbourne a principio de temporada.

(El comentado incremento de premios original de Nueva York -4 millones de dólares- era cuantitativamente similar al activado por Melbourne, un evento con ingresos sensiblemente inferiores al último grande del año. Esto había suscitado críticas por parte del Consejo de Jugadores, que entendían mejorable el esfuerzo a realizar por el major norteamericano para con los tenistas en materia de reparto de premios).

Este plan, orientado a mejorar las relaciones entre jugadores que buscan una mayor visibilidad en el deporte y mayor presencia en el reparto de beneficios, fue presentada formalmente por el Consejo de Jugadores en una reunión celebraba el martes en Cayo Vizcaíno. Con Nadal fuera del panel de representación de jugadores desde su renuncia el pasado mes de marzo, los galones de la negociación recayeron mayormente sobre el suizo Federer -presidente del Consejo y cuyas intervenciones, al no competir en Miami, tuvieron lugar vía telefónica- con asistencia del serbio Novak Djokovic.

La distribución del dinero por rondas, un aspecto que el año encontró mejoras de al menos un 18% en las tres primeras fases (beneficiando así a los tenistas más modestos), es un aspecto que no ha sido decidido todavía. Se espera un anuncio oficial en una fecha más cercana al inicio del último Grand Slam del año – a celebrarse entre el 26 de agosto y el 9 de septiembre.

La Federación Estadounidense, que confirmó dotaciones económicas equitativas entre hombres y mujeres, no dio detalles acerca del incremento de premios a establecer desde ahora hasta 2017, más allá de que la bolsa de dinero a repartir aumentará temporada tras temporada temporada. “Tenemos una buena idea, pero aún estamos trabajando en ello” comentó el director ejecutivo de USTA, Gordon Smith. “Hemos compartido impresiones con ATP, y creo que coincidimos en nuestros planteamientos, pero estamos tratando los detalles”.

En diciembre, la Federación Estadounidense confirmó que movería la final femenina al domingo, y la final masculina al lunes en 2013, dejando un día de descanso antes de cada partido por el título y extendiendo por primera vez el torneo de 14 días a 15 jornadas. Siendo el principio una decisión vinculante únicamente para 2013, cuya aplicación o no para ediciones posteriores se decidiría una vez celebrado el torneo del próximo otoño. Sin embargo, las decisiones en este sentido se han acelerado. El director del torneo, David Brewer, dijo que el calendario permanecerá en esos términos en 2014, pero que cambiará de nuevo en 2015 manteniendo el día de descanso entre los dos últimos partidos pero volviendo a recortar la actividad hasta el segundo domingo: el jueves se celebrarían las semifinales femeninas; el viernes, las semifinales masculinas; el sábado, final femenina; para cerrar el domingo con la final masculina. En esto último, se equipararía al resto de Grand Slams.

Hasta la modificación introducida para 2013, el hecho de que el US Open fuese el único torneo del Grand Slam que dispusiera las semifinales y final masculina en jornada sucesivas había levantado protestas por parte de algunos competidores. El conocido como 'Super Saturday' era del agrado de la organización –desde 1984, tanto las semifinales masculinas como la final femenina tenían lugar durante el segundo sábado de competición- pero Brewer reconoce que era tiempo de dejarlo atrás.

“Nos damos cuenta de que el juego ha cambiado y la forma en que los tenistas compiten es diferente a como lo era diez años atrás. El formato que hemos tenido durante 30 años ha estado poniendo a los jugadores y al torneo en peligro de alguna manera” sentenció el director del evento.

En definitiva: más dinero a repartir (a expensas de saber cómo será repartido) y, a partir de 2015, el formato de competición requerido por los jugadores para la modalidad individual masculina (un torneo de 14 jornadas con día de descanso entre semifinal y final por primera en la historia).

También te puede interesar:

El reparto de premios del Open de Australia 2013

Cambios de calendario en el US Open 2013

Comentarios recientes