El Masters 1000 de Miami, el torneo gafe del tenis español

El tenis español masculino nunca ha ganado en Miami pese a haber disputado cinco finales

En Miami, ningún español ha ganado en hombres. Foto: 10sballs.com
En Miami, ningún español ha ganado en hombres. Foto: 10sballs.com

El Masters 1000 de Miami nunca ha conocido un ganador español en categoría masculina a lo largo de sus 28 años de historia. Si hubo cinco tenistas que llegaron a la última instancia, pero ninguno de ellos fue capaz de conquistarlo. En mujeres, Arantxa Sánchez Vicario sí lo ganó dos veces.

Se hace complicado explicar que uno de los torneos más lentos del circuito de todos los disputados en pista rápida, y que cuenta con el apoyo incondicional en sus gradas de una fuerte colonia latina que vive en la ciudad no tenga un ganador español, pero así es. El Masters 1000 de Miami no conoce un vencedor de esa nacionalidad a lo largo de sus 28 años de historia.

Creado en 1985 con la intención de ser el primer evento importante del curso (entonces el Open de Australia se disputaba en diciembre), Miami es el único gran evento que se le resiste al tenis español. Y no precisamente, por falta de oportunidades, porque hasta cinco jugadores españoles han llegado alguna vez a disputar su final.

Nadal ha llegado a tres finales del Masters 1000 de Miami.

El que más veces ha fracasado en su intento ha sido Rafa Nadal, uno de los grandes ausentes de esta edición. El balear ha disputado tres finales en las pistas de Crandon Park y en ninguna tuvo la suerte de salir campeón. En 2005, con apenas 18 años tuvo contras las cuerdas a Roger Federer en una final donde iba dos sets arriba y break por delante en el tercero. Sin embargo, el suizo dio la vuelta al marcador y acabó ganando a un chico que acababa entonces de explotar en el circuito pero que ya daba muestras de su inmenso potencial.

En 2008, Nicolay Davydenko lo borró del mapa gracias a un extraordinario partido en el que apenas pudo ofrecer resistencia el manacorí. El ruso lo bordó en las dos semanas de competición, donde además dejó la curiosa anécdota de haber utilizado una única raqueta en todo el torneo.

Quizás, donde más cerca estuviera de salir campeón fue en la final de 2011. Entonces forzó un tiebreak del tercer set contra Novak Djokovic, pero el balcánico al final acabó llevándose el gato al agua sumando la segunda de las siete finales que se llevaría de forma consecutiva contra Rafa Nadal.

A parte de Nadal, Sergi Bruguera y Carlos Moyà también tienen el honor de haber llegado a la última instancia del torneo. Bruguera lo logró en 1997 por primera vez para el tenis español. El catalán lo hizo con una actuación de mucho mérito tras dejar en el camino a Pete Sampras y Michael Chang, que entonces eran número 1 y 3 del mundo respectivamente. Sólo la mala suerte de tropezarse con Thomas Muster (dos del ranking entonces), le privó de ser el primer campeón español.

Por último, Carlos Moyà también estuvo a un paso de saldar las deudas del tenis español en Florida. Sin embargo, Andre Agassi le apartó del sueño en 2003. Y es que el norteamericano tenía un especial idilio con el torneo, pues no en vano con seis entorchados es el jugador con más títulos desde su creación en 1985.

Arantxa, la excepción en mujeres

Miami ha conocido cinco finalistas, pero también una multitud de tenistas españoles que han jugado realmente bien en sus pistas. Uno de ellos, David Ferrer, que ha sido dos veces semifinalista, y que siempre suele rendir bien en las canchas de Crandon Park. El alicantino, es además, la gran esperanza del tenis español para 2013, pues partirá con la condición de cuarto cabeza de serie y no tendrá a rivales de la entidad de Roger Federer o Rafa Nadal en el cuadro.

También Albert Costa y Alex Corretja llegaron a disputar las semifinales de Miami. El primero en 2003 tras derrotar a Roger Federer en un emocionante tiebreak en los cuartos de final. El segundo en 1998. En ambos casos, Andre Agassi, les cerró el paso. El que nunca rindió a su mejor nivel, fue Juan Carlos Ferrero, que nunca siquiera llegó a los cuartos de final de una cita como la de Miami.

En mujeres la cosa sin embargo, sí que cambia. Arantxa salió campeona en 1992 y 1993 tras derrotar a Gabriela Sabatini y Steffi Graf respectivamente. Arantxa, no sólo venció en individuales, sino que se proclamó campeona en dobles, hasta en cinco ocasiones.

Comentarios recientes