Tomas Berdych y el desafío de ser un Top 5

El checo lleva desde el pasado US Open mostrando una gran regularidad en cada torneo en el que participa

Tomas Berdych está atravesando uno de los momentos más dulces de su carrera gracias a su gran regularidad exhibida en los últimos meses. El checo, cuartofinalista en Indian Wells, aspira a ser en un futuro próximo una de las cinco mejores raquetas del circuito.

Dicen que de las derrotas se aprende más que de las victorias. Que la moraleja que se puede extraer de ellas es siempre mayor que la de un simple triunfo. Y a buen seguro que de eso, puede dar fe, Tomas Berdych, el sexto hombre del circuito y uno de los tenistas más en forma de los últimos meses.

Berdych aspira a conseguir una nueva semifinal en un Masters 1000 en Indian Wells.

Y es que desde que cayera sorpresivamente en la primera ronda de la hierba de Wimbledon (tanto en el Grand Slam como en los Juegos Olímpicos), todo parecen ser buenas nuevas para el checo nacido en Valaaské Mezirici ahora hace 27 años y comprometido recientemente como uno de los grandes reclamos de la firma sueca de ropa H&M que debuta en el mundo del tenis (aunque sigue llevando zapatillas Nike).

Semifinalista en el pasado US Open ganando a todo un número 1 como Roger Federer, campeón de la Copa Davis de su país, o integrante del partido más largo de la historia de la competición de la Ensaladera (el dobles contra Suiza de 7 horas y 2 minutos), todo lo que últimamente toca Berdych parece brillar con luz propia. De hecho, desde el citado Abierto de los Estados Unidos, ni siquiera se ha bajado alguna vez de unos cuartos de final del torneo en que ha participado.

Especialmente motivado parece en este inicio de temporada, donde ya lleva acumuladas dos finales (Marsella y Dubái) y dos victorias sobre jugadores ubicados entre los diez primeros del planeta (Gasquet y y Federer) en lo que deben sus primeros pasos en este 2013 para certificar la que sería su cuarta participación consecutiva en la ATP World Tour Finals a final de campaña.

Porque clasificarse para la cita de maestros es el objetivo nuevamente, y brillar en los grandes escenarios y ante los grandes rivales, el camino perfecto. Ya lo hizo en 2005 cuando levantó su único Masters 1000 -París-Bercy-, o más recientemente en 2010, cuando se plantó en la final de Wimbledon. Y parece que ahora quiere hacerlo en Indian Wells, donde favorecido por un cuadro en el que cayó por su lado David Ferrer a las primeras de cambio, camina de manera firme hacia las que serían sus undécimas semifinales de un Masters 1000, sin duda, palabras mayores para uno de los pocos tenistas capaces de vencer a todos los integrantes del Top 10.

Pero para ello, antes deberá vencer al siempre peligroso cañonero sudafricano Kevin Anderson, un especialista en dar disgustos (que se lo pregunten a Ferrer) y un hombre al que ya derrotó recientemente en el pasado Open de Australia en una superficie similar y con el que presenta un muy favorable balance de cinco victorias por ninguna derrota.

Una buena piedra de toque que de saldarla con éxito, sin duda, le acercaría a ese sueño de ser alguna vez uno de los integrantes del Top 5. Un reto bonito y también accesible, pues con un juego cada vez más sólido y paciente, y unos golpes potentes desde el fondo de pista que le hacen ser el tenista que más puntos gana sobre el segundo servicio del rival (59% de los que disputa), las distancias con ellos parecen cada día menores.

Head to head con el Top 10:

- Novak Djokovic 1 victoria -13 derrotas

- Roger Federer- 6-11

- Andy Murray 4-4

- David Ferrer 3-6

- Rafa Nadal 3-12

- Juan Martín del Potro: 2-4

- Jo-Wilfried Tsonga- 4-2

- Janko Tipsarevic: 3-5

- Richard Gasquet: 3-4

LA APUESTA del día

Comentarios recientes