Nadal vs Federer: capítulo 29 en Indian Wells

· Balear y suizo medirán fuerzas por vigesimonovena vez       · Ha pasado un año después de su último enfrentamiento

Rafael Nadal y Roger Federer medirán fuerzas en los cuartos de final de Indian Wells, un pulso en mitad del desierto con las semifinales del primer Masters 1000 de la temporada como horizonte de destino. Sufridas victorias ante Ernests Gulbis y Stanislas Wawrinka les colocan ante un pulso añorado en la disciplina, una de las páginas más doradas de la Era Abierta.

Ha habido que esperar toda una temporada para poder volver a disfrutar de una de las rivalidades con mayor recorrido del deporte moderno. Balear y helvético alcanzan la antepenúltima ronda con más incógnitas que certezas en un choque diluido en el tiempo. El vigesimonoveno capítulo de la novela se escribirá bajo el sol de California, anhelando encontrar retazos de lo que no hace tanto tiempo constituyó el duelo frontal más frondoso de la disciplina.

Será, tras su reinserción a través de la arcilla, apenas el tercer partido de Nadal sobre cemento en casi un año. Es, también, la tercera corona que pone en juego Federer en lo que va de temporada tras fracasar en sus dos primeros intentos. ¿Corto recorrido para uno? ¿Larga espera para otro? Un partido rodeado por multitud de incógnitas. En Punto de Break pasamos a detallar algunas de las narrativas que circundan la celebración del duelo:

Alternancia de poder sobre cemento – Español y suizo llevarán a cabo el pulso sobre la superficie que arroja un historial más parejo entre ambos (5-4 favorable a Nadal). Tendencia mantenida hasta los últimos años, donde se han repartido los cuatro precedentes más recientes en los que cruzaron argumentos sobre suelo duro. Miami, Londres, Australia e Indian Wells fueron los nobles escenarios (dos Masters 1000, un Grand Slam y Finales ATP) de las últimas contiendas. El último capítulo, un año atrás precisamente sobre el cemento de California, inclinó la balanza a favor del suizo, siendo capital para su reconquista del número 1 del mundo.

Rodilla de Nadal – El mallorquín, tras poner el broche a la gira por Latinoamérica en los albores del mes de marzo, apenas tuvo tiempo para preparar la transición al cemento. Además, la baja de Mayer en tercera ronda, le restó rodaje competitivo en el Masters 1000 californiano. Si el balear requería de una prueba de nivel para calibrar la altura de su juego sobre firme duro, la encontró en un Ernests Gulbis subió la temperatura de forma notable. Habrá que ver cómo responde ante el helvético la rodilla izquierda de Rafael Nadal, expuesta al mayor test de exigencia sobre la superficie más severa tras la lesión más prolongada de su carrera. Más de dos horas y media de correteos sobre el compacto suelo norteamericano con menos de 24 horas para volver a prestar servicio ante el jugador más laureado de todos los tiempos.

Espalda de Federer – Tampoco tiene el suizo la armadura libre de hendiduras, concretamente en una retaguardia propensa al tambaleo físico. Las molestias en la espalda aparecidas en tercera ronda, factor de cierto recorrido en el historial del tenista de Basilea que le ha obligado incluso a suspender sesiones de práctica durante la semana, reducir entrenamientos pre-partido o delegar la carga de los bártulos en Paul Annacone, le envió al cruce más abierto jamás disputado ante Stanislas Wawrinka. Ya los padeció a principio de año en Melbourne, donde compitió envuelto en camisetas térmicas procurando mitigar el inconveniente. Porcentajes de servicio ligeramente inferiores a los habituales y leves barreras de movilidad abren puntuales grietas en su labor californiana. Detalles camuflados ante un domado compatriota pero que pueden marcar diferencias en choques de máximo nivel.

Espíritu de supervivencia – Por tercera edición consecutiva Nadal ha labrado una victoria en el primer Masters 1000 de la temporada tras quedar a dos puntos de entregar en el partido. Como sucediera en 2011 (vs. Karlovic) y en 2012 (vs. Nalbandian), el número 5 del mundo se asomó al abismo antes de encontrar la autoridad deportiva para revertir el caudal de acontecimientos caminando sobre la cuerda. Una capacidad para resistir, una apelación a la heroica con mínimo margen, potenciada en el mejor torneo sobre pista dura de su trayectoria deportiva, que necesitará volver a palpar en su fuero interno en el primer partido ante un top3 desde la final de Roland Garros. El partido puede decidirse en un puñado de puntos, y será importante saber mantener la cabeza fría para hacer lo correcto en el momento preciso.

Cuartos de final - Al margen de su primer encuentro, allá por 2004, jamás se enfrentaron Rafa y Roger en una ronda tan temprana, tan lejos de la lucha por el título. Un pulso cuyo desenlace otorgaba históricamente al vencedor un billete a una gran final o la conquista de un gran trofeo, ahora tendrá sabor a antepenúltimo peldaño. Atendiendo a circunstancias, Nadal debiera de partir como segundo hombre ante el defensor del cetro. Pero California es un firme explorado donde el mallorquín busca algo prácticamente inédito: la octava semifinal consecutiva en el torneo – algo únicamente logrado en su santuario de Montecarlo. Entrando en rondas decisivas, una reflexión de Carlos Moyà sobre Nadal en El País a principio de año. “Su 50% ó 70% da para llegar a cuartos o semifinales de casi todos los torneos que juegue y, una vez ahí, con solo un par de partidos por delante… se vuelve peligroso”.

Planteamiento ofensivo – El pausado firme estadounidense debe de imprimir los efectos del topspin de Nadal a nivel notable. En ese sentido, uno de los cementos más ‘parecido’ a arcilla que encontrará en todo el año. Dar un paso al frente con las derechas cruzadas buscando altura sobre el revés de Federer deben de ser una variable de gran peso. Pero sobre todo, en aras de limitar la exposición de la articulación, soltar el brazo de manera consistente será una línea de actividad a tener en cuenta en su argumento deportivo. Por parte de Federer, actuar sobre un firme pesado –más aún si el lastre dorsal es reseñable- introduce mayor importancia en la necesidad de ser directo.

No hay más Roger hasta mayo – El helvético disputa su último torneo hasta el corazón de la gira de arcilla. En total tendrá más de cuarenta días para preparar su reaparición en Madrid. Un hombre con poca arena en el reloj que, sin embargo, podrá competir con la certeza de disponer tiempo suficiente para sanar cualquier herida. Puede jugar con el valor de la última carta. También sabe que ceder ante Nadal colocaría a Murray a dos victorias del número 2 del mundo y quién sabe si de alejarle prohibitivamente de volver al ático de la disciplina ¿Estará preocupado por ello? Tiempo atrás el helvético pronunció un modo de vida: "Para mí, la cuestión es ser número 1 o tener plaza en cuadro final". Todo o nada.

***

¿Quién se impondrá en un pulso que ha escrito una de las más bellas páginas del deporte moderno? ¿Levantará Nadal una victoria sobre el dos del mundo en su tercer partido sobre cemento en un año? ¿Se acercará Federer a la reválida de su título californiano? Déjanos tus impresiones en la sección de comentarios.

También te puede interesar:

La excelencia de Nadal en Indian Wells

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter