Puntazo en Indian Wells: Fish vs Tsonga

Estadounidense y galo protagonizaron una espectacular acción en California

Jo-Wilfried Tsonga y Mardy Fish se enfrentaron en la tercera ronda del Masters 1000 de Indian Wells en un atractivo cruce entre dos tenistas que han ocupado, en caso del francés aún lo hace, el top10 del circuito masculino. Dos propuestas sin excesivas contemplaciones que dejaron algún que otro punto grabado en las retinas de los aficionados.

Tras haber cedido un primer parcial sin roturas en el tiebreak, el tenista norteamericano se había repuesto del golpe construyendo una ventaja de dos quiebres en el segundo acto (4-0). Sin embargo, vio diluida tal ventaja en apenas unos instantes hasta el punto de situarse al borde del abismo. Si Tsonga mantenía su servicio, debería sacar para mantenerse en el partido.

Ante tal circunstancia llegó una de las acciones más aplaudidas del encuentro. Mardy se había procurado bola de rotura y a buen seguro que la iba a aprovechar. Tsonga, sabedor de la urgencia del momento, no dudó un instante en meter presión e incomodar al estadounidense desde la primera bola.

Un servicio abierto al cuadro de la ventaja, sobre el revés de Fish, tiene por respuesta un resto cruzado. La bola adquiere poca profundidad, permitiendo a Tsonga entrar en pista optando por un revés paralelo que aterriza en la línea de fondo. Desplazado tras el primer impacto, Mardy debe arrancar a toda máquina el tren inferior llegando algo forzado para poner un golpe de derecha muy liftado y, nuevamente, algo corto.

Tsonga tiene el centro del cuadrilátero, pisa la pintura y emprende el ataque soltando una derecha inside-out. Va a tal potencia que Tsonga, por pura inercia, acude a mitad de pista. La trayectoria, sin embargo, apenas toma ángulo, permitiéndo a Fish dibujar el revés cruzado a dos manos y ponerle la bola en los pies a Jo-Wilfried.

Muy rápido de reflejos Mardy contempla la acción forzada del galo, y se lanza hacia la red. Tsonga apenas puede quitarse la bola de encima, que cae corta pero algo bombeada en territorio de Fish. El estadounidense, tras un sprint frontal poderoso caza, la esfera con la cabeza de la raqueta y pasa al galo con golpe cruzado de derecha.

Pese al esfuerzo de Tsonga por perseguir la pelota, ésta aterriza junto a la línea. La grada erupciona y Fish levanta los brazos por el logro sellado. Sacaría para ganar el set. No lo lograría. Perdería su servicio y minutos más tarde entregaría el set en una nueva muerte súbita y, por consiguiente, el partido.

En cualquier caso, exigir dos tiebreaks a un top10 tras seis meses fuera de competición es un balance admirable para el norteamericano.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes