La curiosa popularidad de Radwanska

La preferida de los fans no está entre las 10 de las que más se habla en redes sociales y permanece en un aislado #4

Agnieszka Radwanska besa su trofeo de Sydney y posa para la prensa fotográfica
Agnieszka Radwanska besa su trofeo de Sydney y posa para la prensa fotográfica

No deja de producir cierta sorpresa el hecho de que Agnieszka Radwanska haya sido, por un gran porcentaje de diferencia (42.8% sobre el 27% de Na Li, segunda opción), la tenista más votada como preferida de los fans de la WTA los dos últimos años. Acrecienta esta curiosa popularidad el hecho de que nuestra protagonista de hoy fuera en 2012 la 20ª atleta femenina más googleada del mundo, esto es: su nombre es el que más veces se ha buscado en google de deportistas femeninas tras otras 19 féminas de la talla de Gabby Douglas, Lindsey Vonn, Michelle Jenneke, Serena Williams o Jessica Ennis.

Sus magníficos papeles en dos plazas conocidas y reconocidas como el WTA Premier Mandatory de Miami, donde se alzó con el título ganando a Maria Sharapova, o el clásico Grand Slam de Wimbledon, donde protagonizó una interesante final a tres sets ante Serena Williams, pueden explicar en parte este resultado curioso. ‘Aga’ es la #4 de la WTA, se ha confirmado en esa posición (incluso llegó a ser #2) y aventaja en bastante al resto de top10, aunque mira con distancia también al top3. Es la ‘profesora de la WTA’, como se le ha apodado, a raíz del estilo y tipo de juego que despliega en pista. Dominio de los efectos, absorción de la potencia de la rival, colocación, voleas, muñeca... un espectáculo cuando domina el ritmo del partido.

No obstante, sigue resultando llamativa esta popularidad. Hay algo que no cuadra. Tiene una propuesta diferente en su tenis, pero tampoco es fuera de las pistas una figura especialmente admirada como podría ser, sin ir más lejos, Andrea Petkovic. La tenista polaca derrota con contundencia a Serena Williams, Maria Sharapova, Na Li, Victoria Azarenka, Caroline Wozniacki o Ana Ivanovic, cuando a los aficionados a este deporte se les cuestiona acerca de su tenista predilecta. Curioso, muy curioso.

Más llamativo resulta aún cuando la WTA el pasado 31 de enero de 2013, apenas dos meses después de entregarse el premio a Radwanska como la favorita de los fans, hace publico el top10 de las tenistas femeninas de las que más se habla en las redes sociales (incluyendo Facebook, Twitter y Sina Wiebo). En aquél top10 arrasaba la china Na Li (15.3 M), seguida por el siguiente orden de más a menos: Maria Sharapova (9.7 M), Serena Williams (5.0 M), Venus Williams (2.1 M), Sania Mirza (1.5 M), Caroline Wozniacki (1.1 M), Jie Zheng (1.1 M), Ana Ivanovic (884k), Victoria Azarenka (537k) y Sabine Lisicki (226k).

¿Aquí qué pasa? se podría preguntar uno, si Aga es la tenista que más gusta a los fans del circuito femenino, ¿por qué no está entre las 10 de las que más se habla en las redes sociales? ¿por qué si es la 20ª atleta más buscada en google del mundo, la 9ª tenista en ese mismo ranking, no se cobra su caché como tal? ¿por qué los partidos de Radwanska entonces no son los más seguidos por el público? Desde luego en el fondo de todo esto se trasluce el patrón diferente del tenis-quality que propone Aga. Una tenista que enamora a los que conocen de tenis, que llama la atención cuando se ve un partido suyo y que te invita a seguirle la pista, pero que no es un fenómeno social como lo son otras tenistas. En parte por la falta de un momento culmen en su carrera que definitivamente le enviara directa al estrellato, como le ocurrió a Ivanovic en 2008, ganando Roland Garros, o a Caroline Wozniacki en 2010, conquistando y manteniendo el #1 durante 67 semanas.

La tenista oriunda de Cracovia, una auténtica líder en su país natal, todavía cuenta con 23 años y empezó el 2013 arrasando, literalmente. Conquistó los títulos de Auckland (derrotando a Wickmayer en la final 6/4 6/4) y Sydney (a Cibulkova 6/0 6/0, primera bicicleta en una final WTA en seis años y medio), para después caer en cuartos de final del Open de Australia (ante Na Li, por 5/7 3/6, perdiendo su primer set del curso tras 26 consecutivos ganados). Sus derrotas sin paliativos en las semifinales de Doha ante Azarenka y de Dubai ante Kvitova (donde defendía título), reflejan la fortaleza y debilidad a partes iguales del tenis de Agnieszka. O funciona el plan o no funciona, parece extraerse como conclusión tras haber disputado todos sus partidos desde enero hasta la actualidad a dos sets (21 victorias por 3 derrotas: 42 sets ganados y 6 perdidos).

¿Qué cabe esperar de la popular Radwanska los próximos meses? Pues existen dudas al respecto. El año pasado comenzó brillante, sólo cediendo los primeros meses ante Azarenka. En esta ocasión arrancó con dos títulos pero sus últimos resultados parecen no despertar esperanzas especialmente optimistas. Llegan Indian Wells y Miami, torneo éste último donde defenderá su título de 2012, edición que conquistó sin apenas inmutarse dando lecciones en cada ronda (no perdió ningún set y sólo en una ocasión se vio exigida a ganar más de seis juegos para hacerse con un parcial). Superficie, por tanto, que le favorece pero Aga sigue con su problema, que va camino de convertirse en crónico, de no poder derrotar a las tenistas que le preceden en el ranking. No puede con Azarenka, su gran bestia negra, no puede con Serena, ni con tenistas como ella que no le dan respiro con sus golpes como Petrova o Na Li, ni tampoco con la que ‘mejor le venía’ pudo en su último enfrenamiento (Sharapova, en el WTA Champs Istanbul 2012).

Si aspira, como sueña, a mandar en la WTA y a conquistar títulos de Grand Slam, sí o sí necesitará cumplir dos tareas a día de hoy pendientes: ganar a las tenistas que le preceden en el ranking y mejorar sus registros en tierra batida. Con la mirada centrada en estas dos metas, llega a la gira primaveral de Estados Unidos. Después se despedirá hasta la eliminatoria de Fed Cup (Polonia v Bélgica, play-off de ascenso al Grupo Mundial II a disputar los días 20 y 21 de abrill) y en lo que se refiere a la WTA, desgraciadamente, hasta el torneo de Stuttgart.

Y digo desgraciadamente porque Aga pretendía disputar el nuevo torneo WTA polaco de Katowice (tierra batida indoor, un enclave ideal para animar la grada local y ganar en confianza antes de comenzar la cordillera de WTA Premiers en arcilla), pero la WTA no le ha concedido el SE (Special Entry) que precisaba para poder hacerlo, dado que las tenistas que terminan la temporada en el top10 están sujetas a estrictas normas en lo que a su confección del calendario se refiere, y Radwanska sólo puede acudir a un WTA International durante los seis primeros meses del año. Como Katowice fue añadido a última hora, Radwanska ya tenía acordada su participación en Auckland donde abrió su 2013 y por tanto, salvo excepción de la WTA no podría acudir al torneo polaco. La WTA ya se ha pronunciado denegándole el SE, pese a la voluntad explícita del torneo de que fuera concedido, por lo que salvo cambio de última hora imprevisto, ‘Aga’ no podrá competir este año en Polonia (tampoco en Copa Federación pues el Grupo Zonal de febrero lo disputó en Israel y la próxima eliminatoria hará de local la hinchada belga).

De esta forma, durante las próximas cuatro semanas, sin grandes desgastes posteriores y concediendo absoluta prioridad a los torneos californiano y floridano, Radwanska, tranquila y con un gran cuadro respaldado por su ranking, debería conseguir avanzar con paso firme e intentar, ya en las últimas rondas, dar un auténtico golpe sobre la mesa. Lleva demasiado tiempo sin revolverse, siempre manteniendo las jerarquías. No es favorita, visto el nivel desplegado por Azarenka y Serena, para ello pero estando actualmente en tierra nadie puede resultar interesante conocer si se acerca al top3 o si lo hace a los puestos 5 y 6.

por @Pep_Guti en @PuntoDBreak

También te puede interesar:

Radwanska se doctora en Miami: conoce quién es Agnieszka (31/03/2012)

WTA Championships: la ingeniosa cuarta maestra Agnieszka Radwanska (19/10/2012)

Agnieszka Radwanska: un arranque imponente

WTA: defensa de puntos del top4 en 2013

Comentarios recientes