La justicia francesa anula la expansión de Roland Garros

El segundo Grand Slam de la temporada ve detenidos sus planes de ampliación

El tribunal administrativo de París ha ordenado anular el acuerdo firmado entre el Ayuntamiento de la capital gala y la Federación Francesa de Tenis (FFT) para la ampliación del recinto de Roland Garros.

La sentencia del tribunal establece que el Ayuntamiento parisino y el ente federativo deben anular el acuerdo alcanzado en julio de 2011. Los planes de expansión incluían el incremento del espacio destinado al complejo deportivo en aproximadamente un 50%, rondando las trece hectáreas de terreno. El problema es que tal dilatación de los márgenes suponía entrar en la Sierra de Auteuil, unos jardínes botánicos situados al sudoeste de París.

Tal circunstancia desató la ira de tradicionalistas y asociaciones ecologistas desde un primer momento, que veían en la planificación una seria amenaza para las mencionadas zonas verdes. El propio alcalde parisino tuvo que responder públicamente a las protestas nada más anunciar el acuerdo en verano de 2011. "Os puedo decir que no destruiremos una sola planta, ni una sola flor. Este jardín botánico será completamente protegido", señaló al tiempo que indicó que únicamente aquellas zonas verdes carentes de valor histórico serían afectadas. Cada invernadero eliminado, sería ubicado en otra zona de la ciudad.


A pesar de las explicaciones y promesas, tres asociaciones defensoras de la naturaleza decidieron emprender acciones legales y presentar un recurso para detener el proyecto. El tribunal, tras aceptar la acción interpuesta, ha dado dos meses al consistorio de la capital gala y al ente federativo para anular el acuerdo. No obstante, según ha indicado el propio tribunal, la sentencia puede ser recurrida y en tal caso quedaría provisionalmente detenida su aplicación.

El acuerdo se venía considerando ilegal desde el mes de diciembre por diversos motivos: la poca información dada a la ciudad, la poca cantidad de dinero que sería entregada a la ciudad y la violación de restricciones medioambientales derivadas de mover las instalaciones a los jardínes botánicos.

La remodelación del proyecto tenía entre sus iniciativas más llamativas el techado de la Philippe Chatrier, pista central del Grand Slam parisino, la construcción de un centro de entrenamiento, la remodelación de la Suzanne Lenglen o el levantamiento de una nueva pista de 5.000 localidades.

La expansión, con un coste de 340 millones de euros -lejos de los 273 previstos inicialmente-, debía ser completada para 2018, dos años más tarde de lo planificado originalmente. Los primeros trabajos de remodelación deberían haber empezado entre mayo y junio, poco después del término de la edición 2013 de Roland Garros.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes