Feliciano López, a la búsqueda de su tercer título en Memphis

El toledano Feliciano López aspira a ser el primer tenista de habla hispana en conquistar Memphis

Feliciano López aspira a ganar en Memphis su tercer título. Foto:twitter.com
Feliciano López aspira a ganar en Memphis su tercer título. Foto:twitter.com

Feliciano López jugará en Memphis la octava final de su carrera frente al japonés Kei Nishikori tras batir al uzbeco Denis Istomin. El toledano aspira a lograr el que sería el tercer título de su carrera, todos ellos logrados sobre pista rápida.

Es Feliciano López un tenista imprevisible donde los haya. Ha sido siempre así, es así, y lo será así hasta que se retire. Tiene el toledano un don muy especial, el de aparecer cuando menos se le espera. Sólo así se puede explicar su actuación en el ATP 500 de Memphis, donde ha alcanzado ya la final.

Feliciano López busca en Memphis su tercer título.

Tras un irregular final de campaña 2012 (en donde sólo sumó una victoria en la temporada de pista cubierta) y un arranque no muy brillante de curso 2013 debido a problemas en la muñeca que le hicieron ser baja en la Copa Davis, está demostrando el toledano en su reaparición tras el Open de Australia que jamás hay que darlo por muerto antes de hora.

A sus 31 años, está completando su semana fantástica en su primera aparición en Memphis desde 2007. Además de lograr el pasado viernes su 300ª victoria en el circuito ATP -por 293 derrotas-, puede presumir Feli de volver a disputar una final casi dos años después de que lo hiciera por última vez en Belgrado.

Lo hace, cierto es, aprovechando las circunstancias favorables que le propina una pista rápida cubierta como la del torneo estadounidense, ideal para su servicio, y las bondades que le ha ofrecido un cuadro que le ha librado de medirse con alguno de los 60 mejores del mundo. Matices importantes, sí, pero que para nada desmerecen una brillante actuación que ahora tendrá que culminar con el siempre peligroso japonés Kei Nishikori, quinto cabeza de serie y al que ha batido la única vez que han medido fuerzas, en la tierra batida de Barcelona en 2011.

Importante partido, pues una victoria ante el nipón supondría un destacado ascenso en el ranking. Número 47 del mundo, de momento su clasificación para la final ya le supone volver a estar entre los 35 primeros, y en caso de triunfar ante Nishikori, regresar al Top 30. Buenas noticias para el toledano, ya que tal ascenso le propiciaría tener con bastante probabilidad la condición de cabeza de serie para los próximos Masters 1000 de Indian Wells y Miami.

Aunque al margen de datos y clasificaciones, quizás lo más positivo sean las sensaciones. De menos a más en Tennessee, López ha demostrado que todavía pasada la treintena es posible acumular éxitos con ese juego de saque y volea tan difícil de ver hoy en día, y tan necesario para los amantes de la variedad de estilos en el tenis.

Feliciano López, un idilio con el final del invierno

Resulta curioso comprobar como parece Feliciano López transformarse durante durante esta época del año, en la que parece aumentar de forma considerable sus prestaciones. En febrero de 2010 ganó en Johannesburgo uno de sus dos únicos títulos a lo largo de su carrera, y entre finales de este mes e inicio de marzo, ha logrado llegar a dos finales de un torneo tan prestigioso como el de Dubái, donde se dan cita muchas de las mejores raquetas del planeta.

Casualidad o saber aprovechar una parte de la temporada donde otros muchos no están todavía al 100%, lo cierto es que Feliciano tiene la oportunidad de coronar a un tenista de habla hispana campeón por primera vez en la historia de Memphis. Un hito importante para un tenis español que cada vez tiene menos barreras que derribar.

Comentarios recientes