El original trofeo del torneo de Memphis

El evento americano cuenta con un original obsequio para el último superviviente

El torneo ATP 500 de Memphis ha diseñado un peculiar trofeo para el campeón individual de la edición de 2013. Se trata de una raqueta cuyo puño queda transformado en un mástil de guitarra, dando lugar a un objeto híbrido, a medio camino entre una herramienta deportiva y un instrumento musical.

Desde la propia web del torneo aparece el lema 'Memphis Style', dotando de cierto ambiente musical al torneo. Hay que recordar que en dicha ciudad residió durante parte de su vida Elvis Presley y allí descansan los restos del conocido como 'Rey del Rock'. En este sentido, el evento parece rendir homenaje a la tradición artística que emana de la ciudad.

Por tanto, huyendo del estilo tradicional de trofeos deportivos, el torneo estadounidense da una vuelta de tuerca buscando un perfil más desenfadado y original en sus galardones. Una tendencia cada vez más pronunciada en el circuito.

Decenas de torneos a lo largo de la temporada compiten entre sí por destacar sobre el resto. Cualquier resquicio es susceptible de constituir una ventana a los ojos de jugadores y afición. Las entregas de trofeos representan el cúlmen de la competición y no son pocos los organizadores que ven en estas fases un momento para marcar diferencias.

Los hay raros...

Djokovic levanta el trofeo en la exhibición de Abu Dhabi

Bastante raros...

Tsonga maneja el 'huevo verde' de Metz

Muy raros...

Federer sostiene el pesado cetro de París-Bercy

De animales... terrestres...

Marc López y Rafael Nadal portan la cabra dorada de Doha

Aéreos...

Azarenka posa junto al halcón de Doha

Marinos...

Sharapova sostiene la antigua ballena de Indian Wells

Infantiles...

Petzschner y Ferrer sujetan los cuadros de Hertogenbosch

Decorativos...

Vesnina alza el mapa tallado en madera de Hobart

Elegantes...

Radwanska y Petrova muestran los platos de Tokyo

Lujosos...

Exposición de la exclusiva bola de diamantes de la Copa Hopman

Indescriptibles...

Kvitova sujeta el estrafalario cetro de Madrid

Variedad en el máximo sentido de la expresión. Manteniendo quizá los Grand Slam una línea más tradicional, en el resto de eventos se deja volar la imaginación en materia de trofeos. Diseños para todos los gustos con alternativas cada semana y prácticamente en cada torneo. Atrás queda el típico galardón con forma de insulsa copa sin gracia alguna. ¿Cuál es tu favorito? ¿Nos hemos olvidado de alguno especialmente llamativo? Déjanos tus impresiones en la sección de comentarios.

Comentarios recientes