Ferrer vuelve a las pistas en Buenos Aires

El alicantino regresa al circuito después del merecido descanso tras el Open de Australia

David Ferrer en competición. Foto: lainformacion.com
David Ferrer en competición. Foto: lainformacion.com

David Ferrer regresa al circuito y su retorno tendrá lugar esta semana en el ATP 250 de Buenos Aires, donde defenderá el título logrado con brillantez la temporada pasada en la final ante Nicolás Almagro. Durante el otoño no paró de jugar y tras empezar a tope la temporada 2013 se tomó un merecido descanso después de alcanzar las semifinales en Melbourne Park. Con el objetivo de afianzar la cuarta plaza del ranking mundial, el de Jávea inicia con ilusión un año más la gira latinoamericana de tierra batida.

Los tres últimos años de la carrera de David Ferrer son un homenaje a la constancia, a la regularidad y a las ganas de seguir progresando a pesar de ser cada vez más veterano. El alicantino, un jugador al que en sus inicios se le colgó la etiqueta de especialista español en tierra batida, uno de tantos otros, no ha parado de dejar a todo el mundo boquiabierto. Incluso a él mismo. Y es que ni el propio pupilo de Javier Piles pudo llegar a pensar alguna vez que sería número cuatro del mundo, que superaría la decena de títulos o que alcanzaría las semifinales en torneos tan prestigiosos como son el Open de Australia o el US Open.

De todas maneras, a pesar de todos esos logros, para el de Jávea los registros cosechados en 2012 superan cualquier barrera que algún día alguien hubiese podido marcarle. 76 victorias y 7 títulos ATP, primer clasificado de todo el circuito mundial en ambas categorías, incluido su primer Masters 1000 sobre la pista cubierta de París-Bercy, volviendo a demostrar que en superficies rápidas también es candidato a todo y que puede ganar a casi cualquier jugador del mundo. Las semifinales en Roland Garrós le hicieron quitarse por fin la espina que siempre le lastraba en el torneo parisino. Siempre con grandes resultados en los torneos previos, en el Abierto de Francia no acababa de cuajar grandes actuaciones. Su victoria en cuartos de final ante Andy Murray le insuflaron la confianza necesaria para poder acometer la segunda parte del año con mucha más tranquilidad, sabiendo que parte del trabajo ya estaba hecho.

Con el listón tan alto para este nuevo curso que ha dado comienzo hace apenas dos meses, los nuevos retos de Ferrer deben estar encaminados a mantenerse en la posición que actualmente ocupa en el escalafón mundial, la cuarta del ranking tras superar a Rafael Nadal después del Open de Australia. Con el balear cogiendo aún el tono físico y tenístico tras su reciente vuelta, con Federer menos centrado que otros años en la gira de polvo de ladrillo y con un Murray que en tierra batida es más vulnerable que sobre cemento y hierba, a David Ferrer se le presenta una oportunidad única para conseguir grandes resultados en la gira europea de arcilla que dará comienzo en el mes de abril. Y es que en principio, y contando con la incógnita del estado físico de Nadal, solo Novak Djokovic parte con más favoritismo que él en ese tipo de torneos.

Y antes de que llegue esa parte de la temporada, al alicantino le llega el turno de disputar la gira latinoamericana de tierra batida que en años anteriores tantos buenos resultados le ha dado. Campeón en las últimos tres ediciones del Abierto Mexicano Telcel disputado en Acapulco, el año pasado también sumó a sus vitrinas el trofeo que ganó en la Copa Claro de Buenos Aires tras vencer en la final a su compatriota Nicolás Almagro. Precisamente el murciano será el segundo máximo favorito del torneo bonaerense y en principio su máximo rival en el evento. Ferrer hará su debut en Argentina ante un jugador local, el invitado Agustín Velotti, que cuenta con solo veinte años y que en la edición de 2010 de Roland Garrós se hizo con el torneo junior. Un joven valor que no debería dar problemas a uno de los mejores jugadores de tierra batida del mundo, que tras un merecido descanso después de unos meses donde no ha parado de jugar y ganar, está dispuesto a defender los dos títulos logrados el año pasado por estas fechas y reafirmar así la cuarta plaza del ranking que ahora ostenta con todo merecimiento.

Comentarios recientes