Murray y la opción de volver al número 2 ATP

La caída de Federer en Rotterdam permite Andy soñar con regresar al segundo peldaño tras Indian Wells

Andy Murray puede ascender al número 2 ATP durante el mes de marzo una vez concluya el Masters 1000 de Indian Wells. Tras la derrota de Roger Federer en los cuartos de final de Rotterdam, un cerrojo numérico quedaba automáticamente desbloqueado en el tenis masculino: el británico podría tener la opción de alcanzar el segundo peldaño del circuito si gana el evento californiano.

¿Es Andy Murray, de facto, el segundo hombre de la disciplina? ¿Representa actualmente el escocés, tras el serbio Djokovic, la baza más fiable del tenis? ¿Se encuentran en estos momentos por encima del suizo y el balear que han dado lustre al deporte en los últimos años? Cuestión de opiniones, lo cierto es que la variante que más color tomó durante el curso 2012 fue la desarrollada por Andy y Novak. Dejando al margen la atracción estilística del pulso, es un hecho contrastable que sus duelos son cada vez más frecuentes y tienen lugar en enclaves más importantes. Copando las últimas dos finales de Grand Slam y dominando el suelo preferente en la disciplina, ambos figuran en las conversaciones más relevantes del pasado reciente. ¿Tiene esto reflejo en las listas oficiales presentándoles como primer y segundo hombre de la disciplina? Todavía no. ¿Podría cambiar este panorama? Sí. En cuestión de días. De pocos días.

El proceso vendría acelerado en parte por la prematura caída de Federer en Rotterdam, donde defendía título y terminó cediendo en cuartos de final. Hacía casi cinco años (Dubai 2008) que Federer no se inclinaba en un torneo de categoría inferior a Masters 1000 en una ronda tan temprana. Y el circuito no da tregua. Inmediato perseguidor del helvético en las listas oficiales, el tenista de Dunblane ve recortada en más de cuatrocientas unidades la brecha que le separa del ganador de diecisiete grandes. Así, el horizonte que marca el número dos del mundo continúa estrechándose y deja en su poder una llave de oro: tener la opción de arrebatar la segunda plaza al helvético en su próximo torneo (Indian Wells).

La distancia entre ambos al comienzo de la temporada era de 2.265 puntos. Un colchón respetable que ha sufrido dos zarpazos de reseñable profundidad durante el primer mes y medio de competición. En la cita de Melbourne, el escocés fue capaz de arañar 480 unidades tras firmar presencia en el último partido de la Rod Laver Arena. La incapacidad de Roger para revalidar su corona en Rotterdam, hincando la rodilla en el antepenúltimo peldaño, otorgan al británico un nuevo impulso de 410 puntos en su carrera particular con el helvético.

En total, un mordisco de 890 unidades en el año cuando apenas estamos en la tercera semana de febrero. Lo que inicialmente eran 2.265 de ventaja para Federer, hoy día son 1.375. El 40% de su renta respecto a Andy se ha visto difuminada. De este modo, el panorama de Indian Wells -donde vuelve a defender corona- presenta una barrera obligatoria para Roger. Antes de llegar a California, además, Roger debe proteger su cetro de Dubai, exponiéndose a ceder aún más terreno con carácter previo al torneo estadounidense. Murray no acudirá al emirato, perdiendo 300 puntos de la final de 2012. Para evitar que Andy dependa de sí mismo en Indian Wells para hacerse con el segundo puesto Federer debe, al menos, alcanzar la final en Dubai.

En el Valle de Coachella levantó Federer el primero de los tres cetros de Masters 1000 alzados a lo largo de la temporada 2012. Un puntal preferente para su regreso al número 1 del mundo la anterior campaña. Murray, por su parte, tiene en California un terreno abonado para la mejora al haber perdido el partido de apertura. Es decir, donde Roger protege 1.000 (1.500 contando Dubai), Andy encubre apenas 310.

El británico tiene en la segunda plaza del escalafón su tope deportivo y en su próximo evento programado la opción de volver a pisar el techo. Tres semanas en dicho peldaño durante el mes de agosto de 2009 configuran su clasificación más brillante hasta la fecha. Además de igualar su mejor registro, tiene el de Dunblane una significativa marca al alcance de la mano: caminar por encima de Nadal y Federer en la clasificación por primera vez en su carrera.

Si Andy gana el Masters 1000 californiano podría ascender al segundo peldaño masculino. ¿Será capaz de lograrlo? Deberá llevar a cabo una labor paradigmática del dominio sobre la superficie. Indian Wells es el único Masters 1000 de pista dura al aire libre que el escocés no ha levantado. Cincinnati, Miami, Canadá (en sus dos sedes – Toronto y Montreal) y Shanghai descansan bajo su égida. No obstante, la ventosa final de 2009 cedida ante Rafael Nadal figura como mejor precedente en la zona.

Se enfrenta por tanto a una barrera jamás derribada. Una de tantas como las tumbadas recientemente. Nunca había jugado una final de Wimbledon, hasta que lo hizo en julio de 2012. No sabía lo que era ganar una medalla olímpica, hasta que se colgó el oro en Londres. El Grand Slam escapaba a su vitrina, hasta que lo cazó en Nueva York. Jamás había tumbado a Federer en un major, hasta que supo someterlo semanas atrás en Melbourne. Alzarse al segundo puesto sería plasmar en las clasificaciones la autoridad mostrada en las canchas durante los últimos meses. De las pistas a las listas.

El número 1, impensable a día de hoy.

La primera plaza del tenis masculino escapa a su alcance. Se trata de una realidad más lejana de lo que parece. Su gran caballo de batalla a nivel de resultado deportivo es encontrar regularidad en eventos de categoría Masters 1000. Hasta en cinco ocasiones salió con una o ninguna victorias de este tipo de torneos durante la temporada 2012. Una herida que difícilmente podrá permitirse si quiere optar a liderar el tenis masculino en el futuro. De hecho, al término de la que fue la mejor temporada de su carrera, el ático de la disciplina le quedó a una distancia muy cercana a los 5.000 puntos. Eso equivale a dos Grand Slam y un Masters 1000 de diferencia en materia de puntos respecto al tenista referente en ATP.

Pero antes de pensar en la primera plaza debería centrar la mente en la segunda. En Indian Wells puede tener una cita con la historia.

Comentarios recientes