La lucha del tenis contra el dopaje

Analizamos las palabras del director general de la AMA, David Howman, en relación al sistema de controles de dopaje en el tenis

El director general de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), David Howman habla de las políticas de dopaje que se siguen actualmente en el tenis y su falta de eficacia contra éste en un artículo que recoge la web Thetennisspace.com.

Está siendo el dopaje uno de los temas más discutidos en la actualidad tenística de los últimos meses. La resonancia provocado por el caso Lance Armstrong y las declaraciones de las principales raquetas acerca de los pocos controles a los que son sometidos están haciendo aumentar las dudas y especulaciones acerca de cuál y cómo de correcta es la política que sigue el tenis para combatir el dopaje, la auténtica lacra del deporte.

La AMA se pronuncia sobre los controles en el tenis.

Uno de los últimos hombres en pronunciarse sobre esta lucha ha sido David Howman, el director general de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), que en una entrevista que ha recogido el blog Thetennisspace.com deja cosas realmente dignas de reflexión. Para Howman “el tenis hace pruebas de EPO, la pregunta es, ¿cuántas muestras de EPO? Por eso, vamos a tratar de ver un programa de mejor calidad que diga, está bien, es mejor empezar con un menú completo”.

Para ello, se muestra partidario de la introducción del pasaporte biológico, herramienta útil contra el dopaje que ya es utilizada en el ciclismo y que han pedido algunos tenistas como el propio Roger Federer: “oh, creo que lo vamos a hacer este año, nos hemos animado a seguir adelante con esto. Creo que sería positivo, si se quiere, para demostrar que está manteniendo alta la lucha contra el dopaje”.

Howman también se muestra extrañado con la ITF que parece no gastar según los informes todo su presupuesto del año pasado en la batalla contra el doping: “estoy sorprendido por eso. A menos que tengan algo en el presupuesto para la gestión de resultados y no tuvieran casos positivos...... No sé, no he visto los números. Creo que lo mejor es lo que han respondido los jugadores en este último par de semanas. Si nos fijamos en tipos como (Andy) Murray y Nadal (Rafa), que se quejaban de la lucha contra el dopaje hace tres años, ahora vemos su total compromiso. Si un jugador está diciendo, quiero más controles, yo estoy muy contento por nuestro deporte que se muestre dispuesto a hacerlo ....".

Ahora bien, donde parece quitar más hierro al tema es en lo referente a los controles de sangre, donde según The Tennis Space, tenistas como Mike Bryan señalan no haber sido sometidos a ninguno de éstos fuera de competición a lo largo de su carrera: “mira, no hay que exagerar con los test de sangre. Las pruebas de sangre son vitales para el pasaporte biológico que se cree en su momento y para algunas sustancias, como el dopaje sanguíneo y la hormona del crecimiento. Queremos que más sangre sea tomada, pero no es el fin. Los análisis de orina tiene que ser un hecho fuera de la competición. No obstante, si usted establece el pasaporte, usted debe hacer ambas cosas"

Sobre las voces que señalan que la EPO en el tenis no tendría excesiva utilidad al ser un deporte con un componente alto de precisión, el director general de la AMA es contundente al respecto: “muchas personas se han apartado de decir: esto no va a ser bueno para nosotros. Marion Jones estaba usando EPO. Usted no me puede decir que un jugador que está ahí fuera durante cinco horas y media no podría beneficiarse de un poco de micro-dosis de EPO”.

La italiana Sarra Errani ha sido vinculada con el doctor Luis García del Moral, sancionado a dopaje por el caso Armstrong. El nuevo Código de la AMA que se pondrá en marcha en 2015 señala la posibilidad de que puedan haber sanciones para aquellos deportistas que se asocien con médicos que han sido sancionados. Por ello, Howman explica como será el nuevo sistema: ”El proceso sería (en un caso como Errani), a ella le sería enviada una nota de la ITF diciendo el Dr. Del Moral es un mal tipo, ha sido sancionado con X, no se puede asociar con él. Si se descubre que ella lo hace (después de la notificación), entonces ella estaría sujeta a una prohibición, que podría ser de hasta dos años. Todavía está en la etapa de propuesta y hay mucho trabajo por hacer, y un montón de gente está un poco nerviosa al respecto".

La AMA habla sobre el dopaje en el tenis.

Howman también se refiere a un tema espinoso, como los rumores que saltan cada vez que un jugador permanece lesionado acerca de que podría ser un supuesto caso de dopaje tapado como ocurrió en el pasado: “Se podría tener dudas en el pasado, pero no ahora. Yo no creo que haya ningún encubrimiento ahora. Si se trata de un caso positivo, entra en nuestro sistema, si se trata de un caso positivo que no entra en nuestro sistema y de algún modo hay un trato que dice usted solamente se retira un por un tiempo, entonces nosotros nunca sabríamos de ello"

Respecto a la utilización del nuevo “autobús de sangre” que permite analizar la sangre de aquellos deportistas que se encuentran en lugares remotos y alejados de un laboratorio central como puede ocurrir con países como Kenia, Howman también es partidario de su utilización en el tenis: “Estamos trabajando en este momento, con ese concepto en mente, con la ITF, ya que estamos tomando esto muy en serio. Vamos a ver qué se puede hacer”.

Pocos casos de dopaje respecto a otros deportes

Estas declaraciones conviene tenerlas presentes en un contexto donde es el tenis uno de los deportes que menos casos positivos presenta. Apenas, existen casos positivos, y sí los hay, casi siempre existe una coartada que lo pueda justificar. Pensar que una estrella pueda dar un resultado positivo se hace impensable, a diferencia por ejemplo del ciclismo u otras disciplinas deportivas.

De hecho, según apunta Sports Illustrated, la incidencia del doping en el tenis es menor que la que puede haber entre los jugadores que juegan en silla de ruedas. Y sin todavía pasaporte biológico, con escasos controles fuera de competición y con una insuficiente financiación, las dudas aumentan.

Es por ello, que como aboga, el conocido periodista norteamericano Jon Wertheim en la citada Sports Illustrated, quizás vaya siendo hora de que en ausencia de que sean los propios organismos rectores del tenis quienes se ocupen de dar una mayor transparencia al tema, sean los mismos jugadores.

Pues de lo contrario, cada lesión de larga duración, cada partido de más de cinco horas o cada recuperación milagrosa se convertirá en un episodio de duda y en una nuevo ataque a la presunción de inocencia de los tenistas.

Comentarios recientes