Silvia Soler: "España merece estar en Grupo Mundial"

La tenista ilicitana, firme baza en individuales, reflexiona sobre la eliminatoria, su presente y su futuro deportivo

Silvia Soler en el Club Atlético Montemar. Foto: producción propia
Silvia Soler en el Club Atlético Montemar. Foto: producción propia

Silvia Soler (Elche, 1987) logró abrir para España una brecha casi definitiva en la eliminatoria de Copa Federación que enfrentaba a las locales frente a Ucrania en la primera ronda del Grupo Mundial II disputado sobre la arcilla alicantina de Montemar. Colocando el 2-0 tras batir a Tsurenko, número 1 vistante, puso al rival contra la pared, a expensas de un último golpe que terminaría recibiendo el domingo.

La ilicitana le tiene cogida la medida a la competición. Es la única singlista presente en la últimas tres eliminatorias disputadas por España en la competicón. La única tenista española que ha jugado puntos 'vivos' de Copa Federación en las tres series más recientes. Uno de los grandes baluartes de la modalidad femenina a nivel nacional que volvió a cumplir con creces cuando una capitana le puso a los mandos de la embarcación. Atendiendo a Punto de Break una vez sellada la eliminatoria, hace balance de su papel en la competición, el futuro de España en el evento por países y un somero repaso a su estatus actual como tenista profesional.

Tercera serie consecutiva que disputas. Fija en singles últimamente. Te vas asentando como referencia en Copa Federación.

Sí. Cada vez que van pasando las eliminatorias me siento muy agradecida a las capitanas por haberme seleccionado y luego por pensar en mí para competir y disputar el individual.

Te sirve a nivel de confianza ser seleccionada de forma regular. Para el resto de la temporada me refiero.

Sin duda la confianza de la capitana ayuda a la hora de tener buenas sensaciones durante el año. Me aporta ese punto de motivación extra.

Has jugado buenos partidos en el torneo (tres sets con Kuznetsova, victoria sobre Hantuchova y Tsurenko).

A mí es una competición que me gusta. Me atrae el hecho de jugar representando a España, el hecho de que seamos un equipo y que cada una podamos aportar nuestro granito de arena. Disfruto mucho en la Copa Federación.

Jugar en y para un equipo pesa en la cabeza de forma especial.

Bueno, considero que es una experiencia diferente a lo que estamos acostumbradas a jugar durante todo el año. Lo cierto es que se salta a la pista con un poco más de nervios de lo normal pero ahí está luego el trabajo para poder llevarlo a motivación y que no se convierta en presión.

Hablando de España, ¿qué supuso para ti disputar unos Juegos Olímpicos?

Para mí fue un sueño hecho realidad. Creo que para cualquier deportista el hecho de poder disputarlos es especial y yo tuve la oportunidad de hacerlo el año pasado en Londres. Sin duda es una de las mejores experiencias de mi vida a nivel deportivo, por no decir la mejor.

Has logrado mantener el estatus a nivel internacional y ganas peso a nivel nacional. Eclosión más tardía, sientes estar madurando deportivamente a los 25 años.

Sí. Creo que no tuve la explosión como quizá tengan otras jugadoras pero en todo momento he confiado en el tenis y en todo el trabajo que he venido haciendo. Tengo la convicción de que nunca es tarde. Lo importante es llegar, más tarde o más temprano. Yo estoy ahí y ojalá dure muchos años al nivel que se necesita.

¿Qué parte le debes a Elitia? ¿Te está ayudando formar parte de ese grupo de competición?

Gran parte del hecho de esta madurez que estamos comentando y el hecho de consolidarme entre las cien primeras raquetas del circuito viene dado por el cambio que hice de desplazarme a Barcelona. Hace un par de años que estamos trabajando con el grupo Elitia y creo que ha sido todo positivo.

¿Sientes que eres mejor jugadora hoy que hace un año?

Sí. Considero que uno de mis puntos fuertes es la capacidad de trabajo. Confío en el trabajo muchísimo. Considero que no se lleva a ningún sitio sin trabajar y sin dar el máximo. Poco a poco voy avanzando, incrementando el nivel y siendo cada vez una deportista más completa.

¿Dónde percibes margen de mejora?

El revés lo puedo seguir mejorando. También me gustaría desarrollar un perfil más ofensivo y ser capaz de terminar un mayor número de jugadas en la red.

¿Cómo ves las opciones de ascenso de España (aun a falta de rival)?

En mi opinión, España se merece estar en el Grupo Mundial. Somo muchas las jugadoras que estamos ahí arriba y jóvenes que vienen pegando fuerte. Representamos a un país con el potencial suficiente para estar entre los ocho mejores equipos del mundo a nivel de selecciones. Hay que esperar a ver que dice el sorteo. Cuando conozcamos el rival, veremos qué opciones tenemos de ascender.

Jugar en tu tierra, ¿lo veías como un arma de doble filo?

Se podía convertir en un arma de doble filo, sí. Depende como una se lo tome a nivel personal. En función de cómo lo afrontes, se podía convertir en algo que pesa mucho sobre los hombros. He tenido la suerte de poderlo preparar bien. Al final se ha convertido en motivación, es un factor que me ha hecho disfrutar de un buen tenis. Salí muy contenta de la pista tras la victoria ante Tsurenko, por poder aportar mi granito de arena, por sumar otro punto y por poner ese 2-0 que creo era importante.

Aquí ha estado Torró, acompañando al grupo Sorribes. Puede que vayan ingresando en el grupo. ¿Cómo ves al ramillete de promesas?

Creo que es muy positivo que vayan saliendo tenistas nuevas, con ganas, que prometen mucho. De cara al equipo y para España es una gran noticias que haya jugadoras con capacidad para ir metiéndose ahí y aporten todo su tenis y todo su potencial.

¿Cómo valoras las primeras experiencias con Conchita?

La experiencia está siendo muy positiva. Si tengo que poner una nota sobre 10, le podría un 11 (risas). Nos hemos sentido muy cómodas todas con ella.

Objetivos de la temporada.

A nivel personal, me gustaría terminar entre las 50 primeras raquetas del circuito. Eso sería un buen resultado.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes