Fed Cup: España triunfa en Alicante

Tita Torró cierra el tercer punto de la eliminatoria y pone el broche de oro al debut de Conchita Martínez. Se luchará por el ascenso a la máxima categoría.

Silvia Soler celebra su victoria de ayer ante Tsurenko. Vía: fedcup.com
Silvia Soler celebra su victoria de ayer ante Tsurenko. Vía: fedcup.com

España ha ganado la eliminatoria que le enfrentaba a Ucrania en la primera ronda del Grupo Mundial II, por lo que en abril podrá luchar por ascender al Grupo Mundial I. Empezó Lourdes Domínguez ganando un partido épico, continuó Silvia Soler con una seria victoria y cerró la joven debutante Tita Torró a base de derechazos. Tres puntos ganados de tres puntos disputados, y Conchita Martínez que arranca su labor de capitana española de forma inmejorable.

Alicante ha sido una de las mejores sedes de Copa Federación que se recuerdan de los últimos años. El viernes corrió la noticia, se estaban aumentando las gradas supletorias porque la demanda de entradas así lo exigía. ‘¿Cómo?’ fue lo que nos preguntamos quienes seguimos normalmente la Copa Federación. Así de bien empezaba la competición. Y así empezaban a motivarse las nuestras.

Lourdes Domínguez cerrando un partido durísimo para ir abriendo boca (5/7 6/2 8/6), tras casi 3 horas de disputa ante la jovencísima Elina Svitolina. El público, espléndido sin molestar a las rivales pero sí apoyando constantemente al equipo español, empujó a la gallega que empezó a construir bien esta eliminatoria.

Después llegaría Silvia Soler, jugando en casa supo sostener su tenis ante una Lesia Tsurenko, número 1 ucraniana, algo mermada y que distaba mucho de la que brillaba hace apenas un mes en la gira australiana. El cambio de superficie no favorece a la tenista nacida en Vladimirec. Silvia sólida, madura y ante su gente no dio opciones (7/5 6/4).

A la noche del sábado, Conchita Martínez comunicaba a Tita Torró, debutante en el equipo, que sería ella y no Lourdes, cansada y algo tocada aunque disponible, quien saltaría a disputar el tercer punto de la eliminatoria contra Beygelzimer, sustituta de Tsurenko. Tita llevaba una semana entrenando a un nivel altísimo, ganando los sets que disputaba ante el resto de españolas, había hecho el esfuerzo de acudir a esta convocatoria sabiéndose como #3 del equipo para el individual. Incluso se tuvo que hablar con la organización del torneo WTA 125 de Cali para que el debut de Tita en Fed Cup no le impidiera perderse el torneo colombiano. Se consiguió y esta próxima madrugada, Tita volará dirección Cali, para competir. Allí jugará también dobles con Lara Arruabarrena, una dupla que veremos mucho los próximos años en Copa Federación.

Con nervios enfrentó el desafío y aunque el tenis mostrado hoy por Tita está muy lejos de su mejor nivel, fue todo lo que necesitó. Beygelzimer tampoco exigió en exceso. Una rival que traía recuerdos: ante la ucraniana Tita había ganado el título del ITF 25.000 de Civitavecchia en 2012. En aquél torneo empezó la nueva gran versión de Tita, incontestable en tierra batida y de ascenso constante en los rankings. Hoy supo ser más agresiva que la rival y con ello le bastó para conseguir el triunfo más importante de su recién estrenada carrera.

Tita, tía, que has cerrado la eliminatoria. Que ya está”, le decía Conchita tras dar la vuelta de honor junto con el resto de española, mientras se fundía en un abrazo con la joven tenista de Villena, discípula de Juan Carlos Ferrero, Antonio Martínez Cascales y, sobre todo, César Fábregas. Objetivo cumplido. Tres tenistas diferentes y tres victorias. Conchita se puede dar más que por satisfecha. “En tierra y en casa, sí somos favoritas”, decía la aragonesa sin esconderse antes de que arrancara la competición en el Club Atlético Montemar. Así se ha mostrado.

Un gran comienzo por parte de Conchita Martínez en el cargo. Ahora toca el momento de emplearse, de iniciar el trabajo bajo la mesa, ése que no se ve y que tantos esfuerzos, conversaciones y viajes requiere. En abril se luchará por subir al Grupo Mundial I. Y, cuidado, no equivocarse. España lucha por ascender a la máxima división de Copa Federación, pero donde sólo 8 equipos toman parte. Lo advierto por quien pueda malpensar que España en chicas juega en una segunda división a diferencia de lo que ocurre con los chicos de la Davis, cuyo cuadro es de 16 equipos. Por tanto, formar parte del Grupo Mundial I de la Fed Cup es un mérito arduo y mantenerse año a año en el mismo un objetivo ciertamente complejo.

Todo hace pensar que los potenciales rivales de España serían: Australia, Estados Unidos, Japón y Serbia. Países difíciles de enfrentar, pero evidentemente la meta -estar entre los ocho mejores países del mundo de la competición- requiere estos compromisos. En cuanto a los viajes que podrían preocupar a algunas tenistas españolas, contra Estados Unidos jugaríamos en casa (tras disputarse en el año 2000 una eliminatoria en Las Vegas, como visitantes) y contra Japón procedería realizar un sorteo (existe un precedente en 1994, pero el formato era diferente y se disputó en Frankfurt).

España se hace fuerte sobre tierra batida, apoyada en el coraje de sus jugadoras, impulsada como local, y cimentada sobre la idea de formar una piña. Un equipo contra lo que venga. Ante un panorama ciertamente desolador en lo que se refiere a torneos, becas, ayudas y reconocimiento, las tenistas españolas, mezcla de veteranía en dulce y juventud rompedora, harán equipo y unirán fuerzas. Tienen mucho por remar juntas, dentro y fuera de pista. De momento, mejor metáfora este fin de semana del ‘recambio generacional ilusionante’, que mencionaba Conchita, imposible. También ha estado por allí entrenando junto a las convocadas esta semana Sara Sorribes, otra gran figura de futuro que en 2013 debería empezar a despuntar.

Ahora Nuria Llagostera, la mejor doblista española y casi top10 mundial, parte para Doha, donde jugará con Jie Zheng, y después también disputará Dubai. Torneos prestigiosos para una tenista ambiciosa. Tita Torró desde Alicante marcha a toda prisa hacia Sudamérica, donde jugará Cali, Bogotá y Acapulco, todos ellos sobre arcilla, donde debería empezar a construir grandes metas. Silvia Soler descansará esta semana para después dirigirse al torneo en dura indoor de Memphis, después tocará Acapulco en tierra, para por último jugar sobre pista dura los torneos de Indian Wells y Miami. En lo que se refiere a la tenista que más sudó este fin de semana, la gallega Lourdes Domínguez, tomará aire esta semana y después se dirigirá a Bogotá, torneo sobre arcilla que ya ganó en dos ocasiones, y por último acudirá a Acapulco.

La era Conchita ha comenzado y ya se ha librado la primera batalla con resultado positivo. La verdadera prueba de fuego llegará en abril y para entonces, en principio, estarán disponibles todas las tenistas españolas. Una nueva época que no podía empezar de mejor forma.

Comentarios recientes