Mischa Zverev y sus múltiples y extrañas retiradas

Mischa Zverev, 25 retiradas, ha protagonizado un acto polémico al abandonar el individual y jugar horas después el dobles

Mischa Zverev ha sido el último jugador en protagonizar un hecho cuanto menos sorprendente. El alemán abandonó en la segunda ronda del Challenger de Dallas contra el estadounidense Alex Kuznetsov cuando iba 0-3 abajo en la tercera manga. Al cabo de unas horas disputó un partido del cuadro de dobles. ¿ Debería sancionarse este tipo de actitudes?

Comentábamos en la primera semana del curso tenístico que habían sido muchos los jugadores que se habían retirado en los torneos previos al Open de Australia. Por unos motivos u otros, hasta más de una decena de tenistas se habían mostrado indispuestos a saltar o a continuar sobre una pista de tenis a pocos días del comienzo del Grand Slam, y sin embargo, luego habían sido capaces de competir en Melbourne Park en plenas condiciones, y en algunos casos, hasta con cierto éxito.

Mischa Zverev se ha retirado 25 veces de un partido.

Esta semana durante el Challenger de Dallas hemos vuelto a vivir otro caso cuanto menos intrigante. El alemán Mischa Zverev competía en la segunda ronda del evento texano contra el estadounidense Alex Kuznetsov cuando con empate a un set y 0-3 en contra, decidió retirarse alegando problemas en la parte izquierda de la cadera.

Hasta ahí todo normal, sino fuera porque al cabo de unas horas el germano reapareció en la pista para jugar su partido del cuadro de dobles, en el que curiosamente estaba inscrito formando pareja con el que había sido su rival, Kuznetsov. Ambos, no sólo jugaron, sino que además ganaron a la pareja local formada por Sekou Bangoura y Nicolas Meister.

Sin duda, una actitud cuanto menos sospechosa la adoptada por el alemán, que, o bien, le dolía mucho la zona afectada y se le pasó al cabo de muy poco tiempo el dolor, o bien no actuó con el compromiso necesario que se le presupone a un tenista profesional. Evidentemente, saber los motivos verdaderos es siempre complicado porque uno no es capaz de meterse en el cuerpo de otro, pero sí que existen una serie de datos que realmente dan para pensar.

Zverev se ha retirado desde 2010 diez veces y a lo largo de su carrera un total de 25 ocasiones, incluyendo, por supuesto, Challengers y Futures. Al tenista teutón le ha dado igual el torneo y el rival. En Grand Slams ha dicho adiós al partido sin poder completarlo dos veces (incluso en una tercera ronda de Wimbledon), algo que aumenta a cuatro en el caso de los Masters 1000. Hasta, en unas semifinales de un ATP 250 como el de Moscú no pudo comparecer el germano.

Lo curioso de ello, es que en la mayoría de casos, estaba totalmente recuperado para participar días después en los siguientes torneos, o incluso, hasta para el mismo cuadro de dobles del propio evento.

Nacido un 22 de agosto de 1987 en Moscú, aunque nacionalizado alemán, Zverev respira tenis por los cuatro costados. Su padre Alexander fue un ex tenista profesional que llegó a defender los colores del equipo soviético de Copa Davis, y su hermano, también llamado Alexander, es un júnior que parece tener trazos de llegar a hacer una carrera prometedora.

A sus 25 años, Zverev ya ha pisado una final ATP como la que consiguió en Metz 2010, y ha sido capaz de derrotar a tenistas de la talla de Juan Mónaco, Juan Carlos Ferrero o David Ferrer entre otros. Sin embargo, todas estas retiradas suponen una larga sombra en su carrera. Primero, porque como decimos se duda de su profesionalidad. Estamos hablando de un tenista que sólo ha sumado 10 victorias de 87 posibles en el circuito ATP tras perder el primer set y que parece que cuando las cosas se complican opta por el camino más fácil, el de dejarse ir, sino retirarse.

Zverev llegó a la final de Metz 2010.

Y segundo, porque pone a organizadores y la propia ATP en un auténtico compromiso. ¿Qué se debe hacer ante casos como el de Zverev? ¿se debe crear una reglamentación que prohíba a un tenista participar en un partido horas o días después de retirarse de otro encuentro alegando velar por la salud del deportista? ¿ se le elimina directamente del cuadro de dobles?

Difícil respuesta, sin duda, la que plantea actitudes como la de Zverev. Aunque quizás, lo más preocupante, es la situación en la que se deja al público que acude a verlo, que puede considerar tanta retirada una falta de respeto, más cuando pagan una entrada para verle a él.

También te puede interesar:

Las retiradas en el tenis: el maestro Tipsarevic.

¿Deberían de sancionarse a los jugadores que se retiran?

Comentarios recientes