Copa Davis 2013: cinco 'tradiciones' a romper

Observamos una serie de tendencias de Copa Davis que se exponen a ser quebradas durante el próximo fin de semana

Trofeo de Copa Davis. Foto: daviscup.com
Trofeo de Copa Davis. Foto: daviscup.com

La primera ronda de Copa Davis 2013, a disputarse del 1 al 3 de febrero, enfrentará a los dieciséis equipos que conforman el Grupo Mundial. Tres días de competición frenética repartida en eliminatorias que salpican medio mundo. Una competición histórica que guarda registros inmaculados. ¿Podrán ser rotos algunos de ellos dentro de unos días?

Equipos que se hacen fuertes en territorio patrio, al calor de su gente. Combinados que convierten en la apertura de competición un terreno inexpugnable, impidiendo que nadie les condene a series de permanencia cuando el torneo apenas se despereza. Cuadros con dependencia exagerada de un tenista dado, cuya ausencia suele marcar el devenir del grupo en la competición,… Son múltiples los prismas con que podemos contemplar esta primera eliminatoria de Grupo Mundial de Copa Davis buscando puntos de interés adicional. Cuando apenas restan 48 horas para el comienzo de la edición de 2013, en Punto de Break hacemos repaso de cinco ‘tradiciones’ que se expondrán a ruptura el próximo fin de semana. Sobre el papel, unas con más probabilidad de ser rotas que otras.

Campeón caído: Ningún vigente coronado cede en primera ronda desde 2005. Es decir, en las últimas siete ediciones el dueño de la Ensaladera salvó sin error el primer obstáculo. Ha mantenido vivo el sueño de revalidar cetro al menos hasta la ronda de cuartos de final. A diferencia de décadas pasadas donde el portador del título tenía un lugar reservado en la final, en los tiempos modernos el campeón debe bregar desde el primer momento, exponiendo su integridad al fragor de la batalla con la misma exigencia que el resto. España tiene el ‘honor’ de ser el último ganador vigente caído al primer golpe de la edición posterior. Tras alzar la Copa Davis de 2004 en Sevilla, tropezaría en Eslovaquia en los albores del curso 2005. En esta edición de 2013 la responsabilidad de proteger el cetro le corresponde a la República Checa. Los hombres de Navratil visitan la ciudad helvética de Ginebra con la ausencia del héroe de 2012: Radek Stepanek. La última derrota en la competición para los centroeuropeos coincidió con la última ausencia del talento de Karvina. También en una primera ronda. Avisados quedan.

Francia y las primeras rondas como local: Si hubiera que buscar un enclave seguro para las rondas de apertura de Copa Davis deberíamos establecer un campamento base sobre suelo galo. En la competición por equipos, se trata de un territorio inexpugnable a las primeras de cambio. Para encontrar la última grieta en su coraza debemos retrotraernos más de treinta años en el tiempo. Desde 1981, temporada en que se introduce el formato de Grupo Mundial en Copa Davis, no pierde Francia una primera ronda en casa. En total, trece series disputados entre los límites nacionales que se saldaron sin excepción con triunfo galo. Una seguidilla de triunfos que incluye un incontestable triunfo ante su rival de 2013 en la edición de 1991 (5-0 sobre Israel). Uno de los equipos con mayor fondo de armario en la competición, Francia acude a la primera rueda de 2013 con uno de los equipos más sólidos del fin de semana. Dos tenistas entre las diez primeras raquetas del mundo y dos consumados doblistas. ¿Podrá Israel, sin talentos individuales inmersos en top100, tomar el Kindarena de Rouen? Se antoja, cuando menos, improbable.

Argentina y el cerrojo en primera ronda: Argentina es el único equipo de Grupo Mundial que no ha perdido una primera fase en todo el siglo XXI. De este modo, se ha privado de encarar un solo play-off de permanencia en toda la centuria. Quizá sea el gran equipo que jamás ganó una Davis pero al mismo tiempo es el que menos sufre por perder la categoría en los últimos tiempos. Desde el año 2000 son trece eliminatorias inaugurales selladas con victorias. De ellas, nueve tuvieron lugar en territorio argentino y ninguna llegó viva al quinto y definitivo punto. Ningún otro equipo puede compararse con semejante hilera de triunfos para abrir participación en la competición. En la edición de 2013 los chicos de Martin Jaite tienen en Parque Roca una de las series de estreno más áridas de los últimos años. Con la ausencia de Juan Martín del Potro y la incógnita física de David Nalbandian -reservado al doble, mas con chances de entrar el domingo-, la prestación de Mónaco se antoja más importante que nunca. Lesionado en una mano en enero y caído prematuramente en Melbourne, Juan debe dar un paso al frente. Es una repetición de la serie inaugural de 2012 jugada en terreno germano y ganada con cierta holgura por los sudamericanos. Lucharán por repetir gesta e incrementar un año más una tendencia admirable.

Permanencia de Italia: El séptimo equipo con más finales disputadas en la competición está lejos de ser con regularidad uno de los dieciséis más solventes en los últimos tiempos. Dicho de otro modo, un histórico de Copa Davis que sufre sobremanera para formar parte siquiera del Grupo Mundial temporada tras temporada. En 2012, por primera vez en todo el siglo XXI, la escuadra azzurra lograba formar parte de la ‘primera división’ de la competición tenística por equipos. Hasta entonces, un tortuoso caminar por eliminatorias zonales deambulando entre el segundo y tercer estrato del torneo. Un país donde el peso deportivo de la disciplina corresponde en la actualidad a su vertiente femenina encara el fin de semana con un objetivo claro: garantizar la permanencia en Grupo Mundial ganando una primera ronda por primera vez desde 1998. Quince años han pasado desde que los italianos pudieron respirar tranquilos desde una serie de apertura. Aquel año alcanzaron la final. Siendo las aspiraciones inferiores esta vez, la meta pudiera al alcance de la mano en una serie muy abierta. Liderados por un Andreas Seppi en plena madurez deportiva buscarán derrocar a Croacia bajo el Palavela de Turín.

Suiza y la victoria sin Federer: No poder contar con los servicios del tenista con más cetros nobles de la historia se antoja una sensible baja para cualquier equipo. Si hablamos de un país cuyos activos competitivos carecen de abundancia, la situación toma un cariz más crítico. Suiza buscará el triunfo en primera ronda sin Federer. Y la dependencia helvética respecto a su número uno –tradicionalmente un salvavidas en play-off más que en fase regular- no puede ser más pronunciada. Sí, Suiza recibió un 0-5 -en casa- con Roger en la apertura del pasado año. Saben lo que es perder con él. También saben lo que es ganar con él. Pero lo que no sabe Suiza es ganar una primera ronda sin Federer. Los últimos tres triunfos helvéticos en rondas inaugurales (2001, 2003, 2004) cuenta con al menos dos puntos de Roger. Las últimas cinco veces que el de Basilea no acudió al primer partido del Grupo Mundial, los helvéticos se inclinaron. De forma más gráfica: Suiza no gana una primera ronda de Grupo Mundial sin Roger desde antes de que éste fuera profesional. Y ésa es la carga que llevará en cuadro helvético cuando reciba a República Checa, vigente campeona, dentro de unas horas. ¿Podrá lograrlo? Dada la baja de Stepanek, si Wawrinka muestra destellos de lo exhibido en Melbourne podrían al menos imaginarlo.

¿Cuál de estos registros encontrarán un cambio de tendencia durante el fin de semana? ¿No se romperá ninguno? Déjanos tus impresiones en la sección de comentarios.

También te puede interesar:

Copa Davis 2013: Cinco nombres a seguir en primera ronda

Copa Davis 2013: Canadá vs España en cinco puntos

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter