Bartoli vuelve a jugar Copa Federación

La tenista gala regresa a la competición por equipos tras nueve años de ostracismo

Marion Bartoli vuelve a ser convocada para jugar Copa Federación con Francia después de ocho años de ausencia. La primera raqueta gala, entrenada estrechamente por su padre Walter, ha venido protagonizando numerosos desencuentros con el ente federativo de su país con respecto a la competición por equipos.

A diferencia del caso español, la Federación Francesa de Tenis no permite la presencia de entrenadores privados durante las eliminatorias de Copa Federación. Nadie ajeno a la estructura institucional tiene licencia para gestionar los entrenamientos. En el caso de la competidora de Le Puy en Velay este requerimiento se traduce en que su progenitor -repetimos, inseparable entrenador- no tiene permiso para coordinar las sesiones de preparación junto a su hija en la centenaria competición. Y esto es algo que los Bartoli no toleraban. De esta manera, una de las grandes tenistas franceses del siglo XXI únicamente cuenta con dos partidos de Copa Federación tras más de una década de profesionalismo.

Desde que los Bartoli decidieron aparcar su compromiso para representar a Francia en el evento allá por 2004, practicamente cada serie que ha involucrado al combinado galo ha tenido la cuestión como realidad paralela. Dejando a un lado la idoneidad de la norma, la solución al problema era bien sencilla. Pero hasta ahora nadie quiso dar su brazo a torcer.

Un inmovilismo de posiciones que ha llevado a Marion a perderse, por ejemplo, dos citas olímpicas donde tenía presencia asegurada por materia de ranking (Pekín 2008, Londres 2012). Para competir en los Juegos Olímpicos los tenistas deben declarar su disponibilidad incondicional para ser convocados por sus capitanes para un cupo de eliminatorias de Copa Federación comprendidas en el ciclo olímpico.

Al requerir la presencia de su padre en los entrenamientos, Marion nunca mantuvo una disponibilidad 'incondicional', de modo que quedaba al margen de la participación olímpica. Algo especialmente doloroso para una antigua finalista de Wimbledon que el pasado verano debió ver desde la distancia unos Juegos celebrados en el All England Tennis Club de Londres.

Finalmente, son los Bartoli quienes ceden en este tira y afloja con la federación nacional. Así, Walter no estará presente en las sesiones preparatorias que enfrentarán a Francia ante Alemania en el Grupo Mundial II el próximo mes de febrero. Según palabras de la nueva capitana francesa, Amelie Mauresmo, los familiares podrán asistir a los entrenamientos a partir del jueves, pero únicamente en calidad de visitantes.

La directora de orquesta francesa, que estrenará capitanía en esta serie, parece haber encauzado una situación que se antojaba definitivamente enquistada con la actual punta de lanza del tenis galo. "Estoy encantada de poder contar con el mejor equipo que puede tener Francia, algo que no ha sucedido durante largo tiempo" declaraba en rueda de prensa tras confirmar el retorno de Marion.

La incorporación de la actual número 10 del mundo incrementa sustancialmente el potencial de un grupo que lleva años temblando en la competición. Incapaz de ganar una serie de Grupo Mundial desde el año 2007, Francia ha ido sobreviviendo en la élite a base de play-offs año tras año. Finalmente en 2011 se produjo lo inevitable: el descenso al Grupo Mundial II. En 2012, incluso, llegaron a disputar una eliminatoria por no quedar relegados a la tercera división de la competición.

Vuelve Marion a la competición por equipos. Una de las tenistas más intensas del circuito en una de las competiciones más vibrantes de la disciplina. La combinación no debería defraudar.

Comentarios recientes