Las favoritas arrollan en el Open de Australia

Serena, Masha, Vika, Aga y Angie dominan como quieren y se confirman como top5 sólidas, ¿la WTA se esta ATPeizando?

Las dos grandes favoritas en las casas de apuestas a ganar el Open de Australia femenino: Serena Williams y Victoria Azarenka, han debutado con éxito y ganando con solvencia y facilidad sus encuentros. Se suman a las otras dos grandes tenistas del momento: Maria Sharapova y Agnieszka Radwanska que igualmente libraron con astucia sus primeras batallas.

La tenista bielorrusa, número 1 del mundo, que llegaba en barco junto a su trofeo del Open de Australia del 2012, salía corriendo poco después del estrado. No le gusta conocer más allá de cada rival el día de antes. Por otro lado, conocidas han sido sus broncas a los periodistas que en ruedas de prensa le han preguntado sobre contra quién ‘hipotéticamente’ le tocaría en tal ronda futura. Firme defensora del día a día, huía del sorteo que le deparaba competir ante Serena en unas posibles semifinales. Como en Wimbledon, como en los JJOO, la suerte le volvía a ser esquiva. No lo fue en el US Open, y así ofrecieron ambas una final trepidante e igualada.

Comenzó arrasando, como sus compañeras, pero se le complicó el segundo set. Empezó abajo 3/0 y aunque con problemas para salir de las trampas tácticas de una veterana oponente como Niculescu, resolvió los problemas necesarios para cerrar un debut cómodo y de transición hacia cotas más altas.

Radwanska ya conisiguió cerrar el partido con otro rosco. Sharapova abrió la edición del torneo en la central con dos mangas inmaculadas en las que no se dejó ni un solo juego, y apenas una veintena de puntos. Hoy Serena, de forma muy solvente, comenzó el partido muy bien pero tras caerse al suelo y torcerse el tobillo, se ha pasado todos los cambios del partido solicitando ayuda del fisioterapeuta. No obstante, basándose en sus poderosos tiros ha cerrado el encuentro a su favor 6/0 6/0.

¿Recuerdan? Hace no tanto era común que las grandes favoritas arrasaran en las primeras rondas, pero los últimos años nos habíamos acostumbrado al efecto contrario. La idea de que cada vez las tenistas son más profesionales y se aumenta el nivel medio de exigencia sigue siendo completamente cierta, pero las Wozniacki, Safina, Jankovic y demás han quedado en el pasado. De esta forma, cada día hay un más consolidado y claro grupo dominante del tenis femenino que se reparte los grandes títulos y a cuyos puestos en el ranking no es fácil acceder.

Sofisticada selección de pocos nombres que ha dejado patente este comienzo de Open de Australia. Las dinámicas en la WTA han cambiado con 2012, y aunque lo más probable es que Serena salga de Melbourne como nueva líder del circuito, lo más destacable va a ser la distancia tomada en la clasificación por un top5 que forma el grupo de las no vulnerables. Comandadas por la reina de la intimidación y el poderío: Serena Williams, que es acompañada a los lados por dos tenistas de origen eslavo, Azarenka y Sharapova, peculiares, con distintas propuestas de tenis pero solventes y con capacidad de dominio; por último dos nuevos nombres, en una escala inferior pero que cada torneo que pasa más se consolidan, son de las todoterrenos que juegan cuanto pueden y donde pueden: Agnieszka Radwanska y Angelique Kerber. La primera polaca y la segunda de orígenes polacos, la primera apuesta por el toque y el tenis-ajedrez mientras que la segunda es un festival de derroche físico, mentalidad ganadora y potencia.

Este claro top5 se empieza a marchar en la WTA, y su comienzo en Melbourne así lo ratifica. Ver cómo se solventes se muestran de cara al futuro del torneo, será realmente interesante para descubrir si la WTA se está atepeizando. Todo ello sin olvidar que hablamos de una generación aún muy joven de tenistas, con la excepción de Serena, que pueden competir entre ellas regularme, crecer en nivel y generar mayor empatía con el público, falto los últimos años de candidatas claras que no acabaran decepcionándoles con debuts perdidos como había venido ocurriendo con Kvitova, Li, Stosur, Schiavone y demás campeonas de Grand Slam de los últimos años.

Señores... ¿se dan cuenta? la WTA se concentra, el top5 se aleja y la competitividad aumenta sobremanera entre ellas. La continuidad hace su aparición y la sumisión a las reinas del circuito cada vez es más patente.

Victoria, Maria, Serena, Agnieszka y Angelique, auguran una WTA diferente. ¿Lo crees así? ¿Esperas que esta pauta se siga repitiendo a lo largo del Open de Australia? Esperamos tus opiniones en la sección de comentarios.

Comentarios recientes