Garbiñe Muguruza, primera victoria en Grand Slam

Garbiñe Muguruza ha ganado su primer partido de Grand Slam tras superar dos bolas de encuentro contra la eslovaca Magdalena Rybarikova, y ahora le espera Serena Willi

La tenista española Garbiñe Muguruza ha conseguido vencer en un épico duelo contra la eslovaca Magdalena Rybarikova su primer partido de Grand Slam. Ahora le espera, la gran favorita, la norteamericana Serena Williams.

Garbiñe Muguruza es una de las grandes promesas del tenis español. A sus 19 años sigue dando pasos en una evolución constante que le debe de llevar a ser en los próximos años un referente del circuito femenino de la WTA. Conocedora por el gran público desde el torneo de Miami, cuando aprovechó una Wild Card para deshacerse, entre otras, de Vera Zvonareva y Flavia Penneta, en el pasado US Open hizo su debut en un cuadro principal de un grande dando algunas muestras de su enorme talento al hacerle un set a la siempre peligrosa Sara Errani.

Garbiñe Muguruza ha ganado su primer partido de Grand Slam.

Número 112 del mundo, la temporada 2013 debe ser considerada como la del trampolín que le haga consolidar todo aquello que parece prometer. De momento, parece que ha empezado con buen pie. Tras lograr en Hobart su primer título WTA en dobles junto a Tita Torró, en el Open de Australia ha vencido su primer partido en un Grand Slam, lo que empiezan a ser palabras mayores.

Lo ha hecho tras vencer a la eslovaca Magdalena Rybarikova en un encuentro realmente épico a tres sets que ha acabado con un 14-12 a favor de la española en la tercera manga. Partido lleno de emociones y tensión, donde al final Muguruza ha sido templar los nervios y ha sido incluso capaz de superar dos bolas de encuentro adversas.

Un bonito premio que ahora tendrá su recompensa con su próxima rival, la todopoderosa Serena Williams, que con susto incluido tras una caída ha barrido de la pista a Edina Gallovits por un doble 6-0. Un encuentro nada fácil para Garbiñe, donde a la calidad de la contrincante, se le suma las tres horas y 20 minutos que ha tenido que estar en pista para doblegar a la eslovaca.

Sin embargo, más allá del partido, quizás sea oportunidad de aprender y disfrutar de la experiencia. Con casi total seguridad, Garbiñe será ubicada en alguna de las pistas centrales de Melbourne Park, lo que le brindará la oportunidad de conocer uno de los grandes escenarios del tenis mundial desde pie de cancha. Ganar a la menor de las Williams se antoja, hoy en día, misión casi imposible, especialmente si la norteamericana está por la labor, como parece.

Es por ello, que tras conseguir vencer el primer encuentro de Grand Slam no queda otra que saltar sin complejos, hacerlo lo mejor posible y quien sabe si complicarle la vida, aunque solo sea un poco. Si lo hace Garbiñe estará ya satisfecha. Y si no lo consigue, siempre se podrá ir con el recuerdo de que en Australia 2013, consiguió la que es la primera victoria de su carrera en un cuadro final de un grande, la conseguida de forma agónica contra Madgalena Rybarikova.

Comentarios recientes