Christophe Rochus habla del dopaje en el tenis

El ex tenista belga, hermano de Olivier Rochus, habló sin tapujos en Twizz Radio 

 

Christophe Rochus / Atp.com
Christophe Rochus / Atp.com

Christophe Rochus ha podido abrir la caja de los truenos. El dopaje es un tema tabú en muchas disciplinas deportivas, incluida el tenis, pero con la caída de Lance Armstrong, el mundo del deporte ha sufrido un duro golpe y bien podría haberse destapado el tarro de las esencias. El ex tenista, que fue profesional desde 1996 a 2009, no se mordió la lengua en una entrevista realizada por Twizz Radio a colación del comienzo del Open de Australia.

En la entrevista realizada, Christophe Rochus hace referencia a antiguas declaraciones en las que ya advertía sobre el dopaje en el circuito ATP: “En la época en la que yo era top-100, me llegó una carta de los dirigentes de la ATP amenazándome. Esta es la última vez que mencionas esto. No tienes ninguna prueba, no tienes nada”. El tenista belga, sostiene además que todos los jugadores que mencionó dieron posteriormente positivo y que todos eran argentinos.

Pero no solo habló de jugadores de una determinada nación, sino que también mencionó nombres. Uno de ellos es el del sueco Robin Soderling, ex no.4 del mundo y doble finalista de Roland Garrós, que está fuera de las canchas desde julio de 2011 por una mononucleosis. Curiosamente ganó en su país el último torneo que disputó, ganando con claridad en la final a David Ferrer, uno de los mejores jugadores de tierra batida del mundo. Rochus aún se muestra incrédulo con lo sucedido con el sueco: “Recordemos a Robin Soderling, ganó el torneo de Bastad hace año y medio y desde entonces ya no juega al tenis. Supuestamente está gravemente enfermo y estoy seguro de que en ese momento él era invencible. Alcanzó el nivel más alto de su carrera y al día siguiente dice que no puede jugar al tenis. Me parece increíble”.

Al ser preguntado sobre si el dopaje en el tenis es una realidad, Rochus responde que es una realidad absoluta. Y que lo lleva diciendo diez años: “Ahora, con el caso Armstrong, uno se da cuenta de que aunque alguien nunca haya dado positivo, es posible que se haya dopado. Los controles antidopaje no son rigurosos, en mi opinión, y no prueban nada en especial. En cuanto a Rafael Nadal, son solo rumores, todo el mundo se plantea la pregunta: ¿cómo puede estar tan fuerte en Roland Garrós y un mes después presuntamente no pueda jugar? Esto es lo que hace que suene sospechoso, pero no tenemos ninguna prueba”.

En cuanto a su rendimiento y el de su hermano Olivier Rochus -ganador de 2 títulos ATP y ex top-25- sentenció que nunca han ingerido sustancias dopantes: “Mi hermano y yo siempre hemos estado limpios. Podríamos haber tomado hormonas de crecimiento, pero nunca lo hicimos. No vale la pena. Tal vez mi hermano hubiese sido diez centímetros más alto y habría sido top-ten. Todo el mundo debe tomar decisiones. ¿Estamos desesperados por ser el mejor del mundo a estamos dispuestos a ser solo buenos atletas? Es algo personal”.

El ex no.38 del mundo aboga por legalizar el dopaje para acabar con la hipocresía: "En lugar de toda esta hipocresía creo que es mejor legalizar el dopaje. Cuando digo esto, no quiero decir que la gente se dope, porque es peligroso. Pero sí habría que hablar con los médicos, Y ver si realmente los productos que se consumen son nocivos para la salud o no lo son. A partir de ahí, que cada uno tome la decisión de doparse o no hacerlo”.

El hermano mayor de Olivier, oriundo de Namur, establece por último que el dopaje no va a finalizar, simplemente porque el deporte es un espectáculo y siempre queremos más: “Si después de diez etapas del Tour de Francia, los ciclistas solo pudiesen pedalear a 25 km/h porque no pueden más, el espectáculo habrá terminado, de la misma forma que si un tenista tras una semifinal que ha durado más de cinco horas dijera que no está preparado físicamente para jugar la final. Nunca se va a detener el dopaje, hay demasiado dinero en juego. Aunque yo como espectador, vería a estos atletas. Para mí Armstrong es un gran deportista, dopado o no dopado, al igual que otros, los esfuerzos, los hicieron”, declaró el belga. Esta opinión sobre el ciclista estadounidense difiere bastante con la del también tenista Michael Llodra que declaró que sentía “vergüenza” porque el tenista tejano “hizo soñar a muchos niños”.

Estaremos atentos, por tanto a las distintas reacciones de los tenistas sobre estas declaraciones de Rochus y trataremos en esta web el seguimiento que se merece a un tema tan interesante y escabroso a partes iguales.

Por @FriKarian para @PuntoDBreak

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter