Tenistas españoles, especialistas en ganar a cinco sets

Las cuatro victorias a cinco sets en la primera jornada del Open de Australia confirman el buen papel de los españoles en partidos largos, como demuestra que sólo tre

Los tenistas españoles son verdaderos especialistas en partidos a cinco sets. De los 13 jugadores ubicados en el Top 100, sólo tres de ellos presentan balances negativos a cinco mangas. En Melbourne, han vuelto a poner de manifiesto sus buenas prestaciones cuando el encuentro se alarga.

La primera jornada del Open de Australia nos trae algunas reflexiones que conviene analizar con algo más de detalle que una simple mirada a los marcadores de la jornada. Una de ellas es el buen papel desempañado por tenistas españoles en partidos que se fueron a la quinta manga. Nico Almagro (ante Steve Johnson, Fernando Verdasco (David Goffin), Daniel Gimeno-Traver (Lukasz Kubot) o Roberto Bautista (Fabio Fognini) consiguieron solventar sus partidos en el parcial decisivo.

Nico ha vencido a Johnson en primera ronda. Foto:Enrique Sierra.

A priori, ello no debería ser más que una simple anécdota, pero si analizamos con detenimiento los resultados históricos a cinco sets de los tenistas españoles ubicados en el Top 100 comprobamos como no sólo es una simple casualidad lo sucedido en Melbourne Park, sino que estamos ante verdaderos especialistas en resolver partidos largos y duros que agotan todas mangas posibles. Y es que, de hecho, de los 13 tenistas españoles inmersos en la élite de los 100 mejores, sólo tres presentan balances desfavorables en resolver encuentros en distancias largas.

Nico Almagro, uno de los vencedores de la jornada en cinco sets, tiene un favorable 13-9 en partidos con quinto parcial. El año pasado, sin ir más lejos ganó en Australia a Grigor Dimitrov, y aunque cedió los dos encuentros de la final de Copa Davis en cinco mangas, suele ser un tenista más que fiable en duelos maratonianos.

Lo mismo se puede decir de los dos ibéricos situados en el Top 10. David Ferrer presenta un más que brillante 17-9 en este tipo de partidos. De gran consistencia física, el año pasado venció a Janko Tipsarevic en un quinto set con tiebreak incluido que todavía se recuerda. Algo parecido le ocurre a Rafa Nadal. El balear es uno de los mejores tenistas del circuito en encuentros que se tienen que resolver en el último momento. Su espectacular balance 15-5 así lo confirma, aunque paradojas de la vida, el curso pasado sufrió dos de los traspiés más importantes de su carrera (la final de Australia ante Novak Djokovic y la derrota en Wimbledon contra Lukas Rosol) en la quinta manga.

Fernando Verdasco, otro de los que este primer día de competición en Australia ha tenido que sudar la gota gorda para pasar de ronda ante el prometedor David Goffin, es otro de los que no suele fallar en encuentros largos. Presenta un más que digno 16-11 y si bien, al igual que Nadal, el año pasado no estuvo fino en la distancia( perdió con Bernard Tomic en Melbourne y Xavier Malisse en Wimbledon), lo cierto es que sus prestaciones son más que positivas cuando los partidos se tienen que decidir en el último suspiro.

Quizás dos de los más grandes especialistas españoles sean Marcel Granollers y Feliciano López. Curiosamente, los dos jugadores con más marcado carácter agresivo sobre la pista. El catalán contabiliza un positivo 6-2, cifra lejana, eso sí, de la del toledano, que computa un 16-8. El servicio de López parece no resentirse lo más mínimo en partidos largos, más bien todo lo contrario, se convierte en su gran arma.

Españoles del Top 100 a cinco sets

Rafa Nadal 15-5

David Ferrer 17-9

Nico Almagro 13-9

Fernando Verdasco 16-11

Marcel Granollers 6-2

Feliciano López 16-8

Pablo Andújar 1-5

Albert Ramos 1-2

Roberto Bautista Agut 1-0

Daniel Gimeno-Traver 2-2

Guillermo García-López 6-2

Rubén Ramírez Hidalgo 0-3

Albert Montañes 6-2

Y que decir de Guillermo García-López o Albert Montañés. Ambos presentan un favorable 6-2, y en el caso del albaceteño resulta inolvidable no acordarse de aquella mítica remontada en el pasado US Open contra Juan Mónaco en la primera ronda del torneo norteamericano.

Pablo Andújar y Rubén Ramírez Hidalgo y Albert Ramos son los únicos jugadores españoles a los que no parece serle buena señal el hecho de que los encuentros se alarguen más de la cuenta. El conquense es el que peores datos arroja con un lastre de 1-5, mientras que el veterano tenista alicantino acumula un 0-3. Ramos, con su derrota de hoy ante Marcos Baghdatis dispone de un 1-2 en su contra.

Daniel Gimeno-Traver (que ha vencido en cinco sets en esta primera jornada al siempre complicado Lukasz Kubot) lleva un equilibrado 2-2, mientras que Roberto Baustista Agut sólo ha disputado un partido de estas características, el que le ha enfrentado con victoria al italiano Fabio Fognini.

Gimeno-Traver ha vencido en cinco sets a Kubot.Foto:Enrique Sierra.

La causa de estos buenos números

Son muchos los que se preguntan si es simple casualidad o no, que esto sea así. Y la verdad es que no parece serlo. Los tenistas españoles suelen ser jugadores de fondo de pista y están acostumbrados a competir en superficies lentas como la tierra batida. El hecho, además de jugar con efectos liftados por norma general, les obliga a trabajar mucho el aspecto físico, algo imprescindible si quieren tener opciones a hacer cosas importantes.

En cambio, en otros países se opta por un estilo más directo con golpes planos y potentes que hace que los puntos se resuelvan antes. Esto les supone un contratiempo cada vez que se ven las caras con "terrícolas", puesto que a la mínima que los encuentros se alargan más de la cuenta, su desventaja es notoria debido a su falta de costumbre en "sufrir" en la pista.

Por ello, todas estas buenas estadísticas de los tenistas españoles, lejos de sorprender, sólo confirman el gran trabajo físico que suelen realizar, y que a la larga acaba por dar sus frutos.

Comentarios recientes