Carla Suárez: “La solución no es que los hombres ganen más, es que jueguen a tres sets en Grand Slam”

La tenista canaria llega como primera raqueta española y nuevos propósitos al Open de Australia

Carla Suárez compite en pista dura. Foto: zimbio.com
Carla Suárez compite en pista dura. Foto: zimbio.com

Carla Suárez (Las Palmas de Gran Canaria, 1988) afronta 2013 siendo la primera tenista nacional del ránking WTA. Tras firmar un negativo arranque de temporada en el que todavía no conoce la victoria, la española debuta hoy en Australia ante Sara Errani en un combate a corazón abierto, un desafío que retrata perfectamente a la canaria: años atrás, bajo el mismo sol justiciero de Melbourne, Carla tumbó a Venus Williams.

Acostumbrada a convivir entre alabanzas a un revés de museo y una determinación colosal para eliminar a grandes campeonas, la joya de la corona del tenis español asalta las antípodas con una barrera altísima que saltar si quiere seguir viva en el primer Grand Slam de la temporada.

Pregunta. ¿Te gustan los grandes retos?

Respuesta. Sí, claro.

P. ¿Por eso intentaste en 2012 ser más agresiva antes de la gira de tierra batida? Era el movimiento lógico para seguir creciendo.

R. Exacto.

P. ¿Y diste un paso atrás porque no te sentías cómoda?

R. Bueno, lo estuvimos trabajando en pretemporada y sigue siendo uno de los objetivos que estamos tratando actualmente. No me encontraba muy cómoda, no era fácil porque todos los cambios requieren un tiempo. A principios de 2012, en no gané en pista rápida más de uno o dos partidos. En tierra volví a jugar de la forma que más cómoda me siento, quizás de forma inconsciente. Yo necesitaba coger confianza, en arcilla no puedes poner en práctica ese juego de agresividad e intensidad que habíamos planeado en pretemporada y una vez que volví a pista rápida tras la gira de tierra lo intentamos inculcar. Pero son cosas que aún tengo pendientes.

P. ¿Qué te aporta ELITIA?

R. Yo he pasado de viajar sola a hacerlo en grupo. A nivel de entrenamientos también se ha notado porque el nivel de competitividad es un nivel real si lo comparamos con el que hay ahora en la WTA. Y sobre todo, la amistad de las compañeras. Pero tampoco voy a engañar a nadie: a nivel económico sale un poco mejor.

P. ¿Te rectifica mucho Budó en los entrenamientos?

R. Sí, es una persona muy exigente y lo agradezco, sinceramente.

P. ¿Eres autocrítica?

R. Soy autocrítica, pero me gusta tener alguien cerca que me conozca bien para corregirme en el momento, no una vez que haya pasado porque entonces no sirve de nada. Necesito que me digan qué he hecho mal o qué puedo cambiar cuando sucede.

P. ¿Utilizas el vídeo para ver tus partidos y corregir errores?

R. Hemos visto vídeos de algunos de mis partidos y nos ayuda, pero Xavi [Budó] me insiste en que debería ver muchos más de los que veo.

P. ¿Y para motivar? Como por ejemplo revisionar el partido de Australia contra Venus antes de jugar ante ella en Wimbledon ese mismo año.

R. En mi caso no tendría mucho sentido ver otra vez una victoria para motivarme...

P. ¿El tenista compite como entrena o como vive?

R. Compite como vive, pero está claro que si entrenas de una manera determinada es más fácil que en la competición te pueda salir así, viéndose reflejado el trabajo en la pista.

P. ¿Cuál es la diferencia entre llegar a la bola un segundo antes o uno después?

R. Si llegas un segundo antes, la rival tiene menos tiempo de recuperar y tú tienes más espacio para pensar la jugada que puedes hacer y dónde quieres tirar la pelota.


P. Eres la única jugadora española que ha alcanzado la segunda semana en el Abierto de los Estados Unidos en el siglo XXI.

R. Eso es solo una anécdota. Anabel [Medina] y María José [Martínez] se han quedado muy cerquita de lograrlo y todavía están a tiempo de poder conseguir resultados así. Además, hay otras españolas que vienen por detrás y estoy segura de que también lo conseguirán.

P. ¿Qué diferencias mentales existen entre el tenis masculino y el femenino? Al margen de las físicas que ya conocemos.

R. Es una pregunta difícil (risas). En la vida real los hombres saben relativizar muchísimas más cosas. Ellos manejan mejor las situaciones.

P. Tipsarevic dijo que no es justo que las mujeres ganen lo mismo que los hombres haciendo menos esfuerzo, refiriéndose a los torneos del Grand Slam y la diferencia de sets entre hombres y mujeres en eventos de esta categoría.

R. En parte tiene un poco de razón, pero la solución no es que ellos ganen más. Para nosotras tampoco es agradable jugar un torneo del Grand Slam y tener que estar esperando porque la organización te ha programado el partido en cuarto turno y los dos partidos de chicos que tienes antes se van al cuarto o quinto set. La solución es que los hombres jueguen al mejor de tres sets en Grand Slam y no nos bajen a nosotras el premio económico.

P. ¿Es eso posible?

R. Es difícil, pero ellos jugaban en el pasado las finales de Masters 1000 al mejor de cinco sets y ahora es al mejor de tres. Para el espectador es un cambio que no ayuda a mucho al espectáculo, pero llega un momento en el que físicamente los jugadores sufren demasiado. Es mucha exigencia.

P. Hablas del espectador. ¿No es el tenis un poco complicado de seguir para ellos?

R. Obviamente. El tenis es uno de los pocos deportes en el que no sabes la hora exacta a la que empiezas, salvo que juegues en el primer turno. De cara al público que lo sigue por televisión también es más complicado porque un partido que puede durar una hora se puede alargar hasta las tres y desestructura toda la jornada. Pero también creo que para el aficionado que lo ve en directo los cinco sets son más emocionantes.

P. El francés Simon también dijo que el tenis masculino es mucho más atractivo que el femenino.

R. Es cierto que los cinco o seis primeros tenistas del mundo hacen un tenis espectacular y, posiblemente, sea más espectacular que el que hacen las cinco o seis primeras chicas. Pero el aficionado al tenis valora también la WTA. Nosotras no tenemos la culpa de que las reglas sean así. Si él piensa que es más emocionante, será porque lo es.


P. ¿Puede una mujer disputar partidos al mejor de cinco sets?

R. Un partido sí, porque en los torneos del Grand Slam algunas jugadoras han disputados sets con resultado de 16-14 o similares, lo que equivale a uno o dos sets más de lo habitual. Pero no creo que estemos preparadas para jugar partidos a cinco sets durante 15 días. Físicamente sería muy duro.

P. ¿Se han calmado los ánimos con la Federación Española?

R. Es un tema delicado, está clarísimo. Nosotras llevamos un par de años intentando que se cumplan unos mínimos, algunas cosas básicas, y la Federación se está enfocando muchísimo en el tenis masculino. Es complicado para nosotras, pero intentaremos hacer lo posible para que la gente que venga después tenga unos niveles básicos.

P. Pero ahora hay un relevo eminente con Garbiñe, Lara, Tita... ¿Culpa de las academias?

R. Sí, pero de todas maneras, si nos ponemos a contar no pasamos de cinco chicas. Con el nivel de deporte que hay en España podría haber muchísimas más tenistas y se podría hacer un trabajo mucho más grande desde la Federación.

P. ¿Volverías al equipo de Copa Federación para intentar ascender al Grupo Mundial?

R. El grupo de chicas que estamos ahora, las ocho o diez primeras, teníamos la ilusión de hacer grandes resultados, pero este año también hemos tenido de jugar fuera de casa, de hacerlo contra Rusia. Cuando jugamos en casa, ganamos a Francia pero perdimos ante Serbia. Tampoco ayudaba mucho, aunque nosotras siempre poníamos esa ilusión al ser una competición por equipos tan especial. Es triste que haya pasado todo esto y que el equipo baje a segunda con jugadoras que podían haber estado disponibles y no estuvieron en según qué eliminatorias.

P. ¿Considerasteis positivo el cambio en la capitanía?

R. Nosotras veíamos bien el cambio de Mico [Margets] porque llevaba muchos años ahí, ni mucho menos lo estaba haciendo mal, pero veíamos positivo este cambio. Las chicas tuvimos varias reuniones, salió el nombre de Arantxa y todas teníamos muchísima ilusión. También íbamos a tener más repercusión, lógicamente. En Moscú, Silvia y yo pagamos los nervios del primer día, pero en la segunda jornada estuvimos ahí y la eliminatoria se nos escapó aunque estuvo cerca...

P. ¿Tienes miedo de volver a lesionarte?

R. No. Es cierto que me acompaña un fisioterapeuta durante algunas semanas al año, pero las lesiones que yo tuve fueron mala suerte, no fueron ni mucho menos por dejar de cuidarme. Y no, no tengo miedo de volver a lesionarme.

P. ¿Cuál es la fórmula para no perder la ambición y combatir la desidia?

R. La superación del día a día y el poder triunfar y optar a conseguir títulos. Sobre todo eso, la superación personal.

P. Eres muy tranquila, tanto dentro como fuera de la pista. ¿Te perjudica para competir en una cancha de tenis?

R. Fuera de la pista soy muy tranquila. Si le preguntas a alguien lo primero que te dice es eso. Aunque es cierto que dentro de la pista esa tranquilidad me permite afrontar según qué momentos un poco mejor, pero a nivel de carácter sería bueno que la gente no fuese tan tranquila. Cuando estoy nerviosa me paro, no soy todo lo contrario sino que incluso bajo aún más. Es una de las cosas que me gustaría mejorar y estoy en ello. Si realmente tuviese que decirle a alguien donde está el baremo... (piensa un instante) sería en el termino medio, ni una cosa ni la otra.



P. ¿Has roto alguna vez una raqueta?

R. He roto dos. Una en Tenerife, en un torneo ITF. Gané el primer set, perdí el segundo y la partí. Es una anécdota que se me ha quedado grabada porque la gente en la grada nunca me había visto así. Si alguien me ha visto jugar sabe que yo nunca reacciono de esa forma y en ese momento la grada se quedo en silencio total. El árbitro me miró, yo le devolví la mirada pensando que me daría un ‘warning’ pero no me lo cantó. Y la segunda, en el Masters Nacional jugando con María José en Valencia. Íbamos 1-1 y cuando juegas contra ella sabes que romperle el saque no es fácil. Sacaba María y estábamos disputando un juego que ‘deuce’, ‘ventaja’, ‘deuce’, ‘ventaja’ todo el tiempo. Y en una ventaja mía tenía una volea muy fácil, la tiré a la red y rompí la raqueta.

P. ¿Qué te recordó tu visita a Sevilla el pasado mes de septiembre para ver en los Internacionales de Andalucía a Estrella Cabeza? En un torneo ITF pequeño, sin recogepelotas, marcador, público...

R. Te ayuda mucho más a valorar lo que tienes, donde estás y lo que has logrado. Y sobre todo saber que tú has estado jugando estos torneos y que si bajas un poco el nivel la gente que viene por detrás tiene fuerza para pelear.

P. ¿Un sueño para el resto de tu carrera?

R. Ganar un Grand Slam.

P. ¿Cuál?

R. Me da igual (risas).

P. ¿Pero cuál es tu Grand Slam favorito?

R. Siempre he dicho que me gustaría ganar Roland Garros, pero mi Grand Slam favorito es Australia. No tiene nada que ver el triunfo ante Williams, ¿eh? Mucho antes de la victoria ante Venus había estado un par de veces y ya lo pensaba. Yo vengo de Canarias y en Australia el clima es muy parecido, mucho calor, pero también influye que la ciudad a la que vamos es muy tranquila y la organización nos cuida muy bien.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter