Qualifiers: Rodados y peligrosos

Los jugadores procedentes de la fase previa pueden convertirse en rivales trampa

Los jugadores procedentes de la fase previa pueden convertirse en rivales trampa en la primera ronda al haber jugado ya varios partidos en Melbourne.

Todo está a punto para el inicio del Open de Australia 2013. Con la fase previa finalizada, tenemos a los 128 jugadores colocados en el cuadro final. En ocasiones, el jugador procedente de la ‘qualy’ puede ser un rival muy peligroso. En primer lugar, cuenta con la ventaja de haber disputado un total de tres partidos estando ya perfectamente aclimatado a las duras condiciones que se dan en Melbourne Park.

Y si el rodaje puede ser en determinado tipo de situaciones un elemento clave para conseguir dar la sorpresa, también lo es la confianza de ganar varios encuentros de forma consecutiva, que se puede convertir en algo básico para que jugadores modestos sigan su buena racha y puedan avanzar en el cuadro. En las siguientes líneas analizamos a varios jugadores de la fase previa que pueden ocasionar serios problemas a jugadores con entrada directa en el cuadro final:

Daniel Brands: Quizá el tenista más en forma de todos los que disputaron la fase de clasificación. Semifinalista en Doha la pasada semana, el cañonero alemán superó un duro envite en primera ronda de la ‘qualy’ ante Frank Dancevic, para luego solventar sus otros dos encuentros con mucha comodidad. En primera ronda se las verá con Martin Klizan, vigesimoséptimo preclasificado y que no ha empezado el año con buenos resultados.

Steve Johnson: El californiano apunta al top-100 tras solo medio año jugando con asiduidad fuera de la universidad. Potencia tanto al servicio como en su golpe de derecha, hay destacar la utilización del golpe de ‘slice’, elemento muy característico en algunos jugadores procedentes de la NCAA. A pesar de tener 23 años, es solo un recién llegado al circuito. Nicolás Almagro tendrá un test durísimo ante el estadounidense en primera ronda.

Ricardas Berankis: Con los problemas físicos de antaño olvidados, el lituano se tiene que confirmar como uno de los jugadores con más proyecciones del universo ATP. Criado tenísticamente en Florida, le pega de derecha y de revés con la misma fuerza, con un tenis muy plano. Su falta de envergadura es quizá su mayor hándicap. Con Stakhovsky y Florian Mayer como posibles rivales en las dos primeras rondas, no es una utopía que repita el buen papel realizado en 2011.

Adrián Menéndez-Maceiras: El jugador marbellí jugará por primera vez el Open de Australia tras superar la previa sin ceder un solo set. Especialista en pistas rápidas, su mejor resultado de siempre es el triunfo que consiguió en el prestigioso challenger de Pozoblanco en el ya lejano 2007. Su oponente en primera ronda es Jeremy Chardy, otro jugador que se caracteriza por sus malos registros a inicios de temporada. No se puede descartar la sorpresa.

Ruben Bemelmans: El espigado jugador belga ha experimentado en los últimos tiempos una progresión lenta pero segura. A las puertas del top100, un buen resultado en Melbourne bien podría facilitarle conseguir uno de sus grandes objetivos en este inicio de curso. Zurdo con mucha clase y permitiéndonos el símil, su juego bien podría asemejarse al de Feliciano López. Hará su debut ante el francés Edouard Roger Vasselin.

Arnau Brugués-Davi: El jugador catalán no es el típico terrícola procedente de nuestro país. Prefiere las pistas rápidas a las canchas lentas, y así lo demuestran sus resultados en el circuito Challenger. Finalista de la última edición del torneo de Pozoblanco, en la ‘qualy’ ha sorprendido ganando a tres jugadores emergentes y con más proyección que él. Estuvo durante cuatro años en la Universidad de Tulsa y tiene el récord de victorias consecutivas en el circuito ITF Futures con un total de 44 consecutivas.

Daniel Muñoz de la Nava: Cerca de cumplir 31 años, el madrileño disputará por segunda ocasión un ‘major’ tras debutar la pasada temporada en Roland Garrós. Se siente más cómodo en tierra batida, pero su impoluta hoja de servicios en la fase previa nos hace ser optimista en cuanto a su rendimiento en el ‘plexicushion’ australiano. Ya venció a su rival en primera ronda, el estadounidense Sam Querrey, en la edición 2010 del Masters 1000 de Madrid.

Por @FriKarian para @PuntoDBreak

Comentarios recientes