Open de Australia 2013: tenistas locales

Sam Stosur, Bernard Tomic, Lleyton Hewitt y Ashleigh Barty serán los grandes ídolos australianos en Melbourne. En el ya muy próximo Open de Australia 2013

En el ya muy próximo Open de Australia 2013, ocuparán un rol fundamental los ídolos y estrellas locales; una nación de tenis como Australia, potencia a lo largo de la historia de este deporte, que busca nuevos nombres que le permitan ilusinarse y confiar en las opciones de sus representantes para alzar el triunfo final o, al menos, luchar por ello desde la cercanía.

Una nación históricamente muy tenística, cuyo nombre aparece ligado a este deporte desde sus orígenes, donde el tenis sinónimo de la llegada del verano, ocupa un lugar central. Prueba de ello son todos los torneos australianos previos al Open de Australia, como Brisbane, Sydney, Hobart o la Copa Hopman que se disputa en Perth, todo ellos rebosantes, siempre con gran ambiente. Son líderes en organización de eventos internacionales, así como en retransmisión aunque, basta remitirse a los hechos, algo falla en su tenis de base (sobre el que la propia geografía hace estragos).

34 serán los australianos que tengan el honor de representar a los 22.620.600 que viven en el país aussie. Son 34, pero con pocas posibilidades de metas importantes en su mayoría. Hoy hacemos una pausa en sus cuatro grandes iconos, quienes acaparan más portadas y que durante las últimas semanas conllevan tras de sí media docena de periodistas vayan donde vayan. Iconos como Lleyton Hewitt (finalista del primer Grand Slam de la temporada en el 2005), estrellas como Samantha Stosur (la gran esperanza nacional para esta próxima edición y campeona del US Open 2011), polémicas promesas como Bernard Tomic (eterna relación de amor/odio con el público local) o ilusionantes figuras futuras como Ashleigh Barty (#175 de la WTA con apenas 16 años).

Dicho lo cual, habrá que prestar atención también a otros nombres como el joven James Duckworth, la nacionalizada Anastasia Rodionova, el alto Greg Jones, la peleona Bojana Bobusic, el guerrero Matthew Ebden, saliendo de una lesión Casey Dellacqua, el segundo mejor tenista australiano Marinko Matosevic, la otrora #4 de la WTA y cuartofinalista Jelena Dokic, otro joven prometedor Benjamin Mitchell, la bella y pequeña Isabella Holland, la WC Olivia Rogowska y la sentimental reaparición de Jarmila Gajdosova (dejó al tenis hace unos meses tras la muerte de su madre, y vuelve precisamente con el comienzo de la gira australiana).

Samantha Stosur

Samantha es la grna esperanza de los australianos. Primero fueron las declaraciones de que podía ganar el Open de Australia, después descubrió que apenas había entrenado durante la pretemporada pues se había sometido a una operación en el tobillo, y ahora se ha podido ver una forma un tanto 'escasa' en Brisbane donde se despidió en primera ronda cayendo ante la sueca Sofia Arvidsson. Ahora se desplaza a Sydney, y después llegará el momento de la verdad en Melbourne. Su tenis puede ganar a cualquiera y en el tenis femenino las barreras y las diferencias son menores, aún así nunca se le ha dado bien jugar en casa. ¿Será esta la ocasión? Sin duda, es la mejor tenista australiana con la que han contando en muchos años, y desde que Christine O'Neill ganara en 1978 han pasado muchos años sin una australiana levantando su propio trofeo.

Lleyton Hewitt

Es una figura en el país. Sus partidos siempre garantizan el lleno de la central. Sus opciones están muy limitadas, pero sigue jugando y disfrutando de la competición. Los viejos rockeron nunca mueren se dice, algo así se le puede decir a Lleyton. Ya brilló en Copa Davis, aunque parece que en los Grand Slam su gran momento ya pasó cuando se le escapó una final que empezó ganando a Marat Safin el año 2005. Dicho esto, seguro que será una de las referencias australianas y tanto él, como los organizadores como los espectadores, desean disfrutar del australiano cuanto puedan, y si son 4 partidos, pues mejor que 2. Dependerá mucho de la suerte que le depare el cuadro.

Bernard Tomic

El polémico tenista australiano tiene un talento exagerado. Merecido o no, su tenis tiene muchos quilates y está preparado para dar sorpresas, como ya hiciera el año pasado. Quizás se despida en primera ronda dando una imagen horrible, o quizás sea capaz de avanzar mostrar seguridad y dejar en el camino a algunos cabezas de serie. Tomic es indescifrable; su victoria en la Copa Hopman, medio en broma medio en serio pero ahí está, ante Novak Djokovic puede ilustrar esto mismo. Sus sonados patinazos pueden quedar perdonados por la grada australiana por la sed de nuevos grandes nombres aussies. Cualquier cosa puede ocurrir, incluida una sorpresa mayúscula que suponga el definitivo salto de Tomic a la élite mundial. No obstante, su cabeza y su actitud dista mucho de la necesaria para ser una leyenda, como él confía en llegar a ser.

Ashleigh Barty

Mucha presión bajo sus hombros. Sigue subiendo peldaños en su escalera, y su progresión es fantástica, no obstante, Adidas tiene muchos intereses puestos en la pequeña de apenas 16 primaveras que ya forma parte del top200. Sus opciones ante tenistas de élite, especialmente el top50, son muy limitadas, pero eso no quita para que sea uno de los grandes valores futuros australianos. Los próximos años, de seguir así, será ella quien llene la Rod Laver Arena, y por ver cómo evoluciona esa niña que a todo llega y descubrir su talento, los australianos no le pierden el ojo. Atención también a ella, y sobre todo a lo que pueda aprender de esta experiencia. Sabe que su nombre suena mucho y está consiguiendo llevarlo medianamente bien sin que le entorpezca la marcha, quizás estemos ante una futura top10.

También te puede interesar:

¿Demasiado pronto para alzar a Tomic?

Stosur bajo la mirada de toda Australia

LA APUESTA del día

Comentarios recientes