Open de Australia 2013: unas instalaciones de lujo

A menos de tres semanas para que comience el primer Grand Slam del año repasamos las extraordinarias instalaciones que presenta el Open de Australia

El Open de Australia cuenta con unas magníficas instalaciones que le permiten acoger de forma confortable el primer grande del curso. Dos pistas con techo retráctil, que serán tres en 2015, son la joya de la corona de uno de los mejores complejos tenísticos del planeta.

Con una población de casi cuatro millones de habitantes, Melbourne presume de ser la segunda ciudad más importante del país por detrás de Sidney y una de las más cosmopolitas del mundo por la gran cantidad de comunidades existentes. Llamada, de hecho, la segunda Atenas por ser la segunda ciudad con más habitantes de origen griego, una de sus mayores señas de identidad son, sin duda alguna, sus enormes zonas verdes que rodean todo el núcleo urbano.

Melbourne Park es la sede del Grand Slam primero del año.

En una de ellas, junto al río Yarra, se encuentra instalado Melbourne Park, un macrocomplejo deportivo que tiene el honor de acoger desde 1988 el Open de Australia, el primer Grand Slam del año. Creado para dar respuesta a la alta demanda de entradas que protagonizó el torneo en los principios de la década de los 80 y que dejó pequeño al vetusto Kooyong Park, está dotado de más de 29 pistas de tenis (siete de ellas cubiertas, y que se suelen utilizar para entrenar), haciendo que sea una de las instalaciones más imponentes de todo el mundo, pues en ella se encuentran varias de las mejores canchas de todo el circuito:

Rod Laver Arena: la pista central, la más grande de toda la instalación, y también la más bonita. Rinde homenaje por su denominación al legendario jugador australiano que ganara el Grand Slam en 1962 y 1969. Dispone de una capacidad de 14.820 espectadores, y de un techo retráctil que cubre la pista en apenas 10 minutos permitiendo combatir tanto el fuerte calor que azota en enero a Melbourne como la lluvia que en ocasiones se da en la ciudad de las cuatro estaciones en un día.

El Paseo de los Campeones da acceso al Rod Laver Arena.

Se trata de una de las canchas con más solera del mundo a pesar de su relativa corta edad, lo que incluso se pone de manifiesto en el tour turístico que sobre ella pueden hacer los visitantes que lo deseen. En él es posible observar los vestuarios o la sala de prensa de la central, así como caminar por el Paseo de los Campeones que rinde tributo a los ganadores de cada edición y que lleva a la propia pista, donde también es posible jugar durante hora.

Hisense Arena: es la segunda cancha más grande de todo el complejo. Fue inaugurada en el año 2001 y hasta el 2008 llamada Vodafone Arena por razones de patrocinio. Al igual que la Rod Laver Arena, también cuenta con un techo retráctil y con un aforo que para nada desmerece, pues hasta 11.500 personas pueden darse cita sobre ella. Sede de múltiples disciplinas deportivas, una de sus notas más características es la presencia de la conversión que en ocasiones suele sufrir para convertirse en un velódromo ciclista.

La Hisense Arena es la segunda pista más grande del Open de Australia.

Margaret Court Arena: se trata de la tercera pista en importancia del torneo australiano. La más grande de todas las exteriores -sin incluir la Rod Laver ni la Hisense-, hay proyectada sobre ella una remodelación para 2015 que le permitirá gozar al igual que las dos anteriores de un techo retráctil y de una mayor capacidad (pasará de 6.000 a 7.500 plazas).

La Margaret Court Arena tendrá techo retráctil en 2015.

Remodelación futura

Con récord de asistencia en 2012, 686.006 asistentes a lo largo de todo el torneo y 80.649 en el sexto día de competición, la salud del Open de Australia parece ser muy buena, más teniendo en cuenta de que hay proyectada la citada remodelación del complejo, que no sólo afectará a la Margaret Court Arena. Se espera crear 21 nuevas pistas (8 de ellas cubiertas), instalaciones de calentamiento para los tenistas, o nuevas zonas de aparcamientos que permitirán ampliar en 1.000 las plazas ya existentes. Todo ello, a través de una inversión de 366 millones de dólares que asegurará el mantenimiento del primer grande del año en Melbourne Park hasta el lejano 2036.

También te puede interesar:

Open de Australia 2013: el desafío del calor.

Open de Australia 2013: favoritos.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes