Brisbane: perfecto test para Australia

El torneo australiano, que se disputa en Queensland desde 2009, presenta de nuevo un plantel de lujo.

 

Vista frontal del Pat Rafter Arena de Brisbane. Foto: brisbaneinternational.com.
Vista frontal del Pat Rafter Arena de Brisbane. Foto: brisbaneinternational.com.

El torneo australiano, que se disputa en Queensland desde 2009, presenta de nuevo un plantel de lujo.

Brisbane volvió al circuito hace ya cuatro temporadas para sustituir a un torneo de Adelaida que no solía presentar una buena participación. Los aussies querían hacer un evento a la altura de las expectativas, que sirviese como test de gran nivel preparatorio al Open de Australia, que se disputa apenas dos semanas después, y de paso hacerle competencia a la ciudad de Sydney, cuyo torneo había contado con los mejores jugadores del mundo durante años.

Y ambición no les faltó. Con una pista central que se encuentra a la altura de las mejores del mundo -Pat Rafter Arena que cuenta con capacidad para 5.500 espectadores- y con la particularidad de que los encuentros se disputen en pista cubierta para así proteger a los jugadores del tórrido calor del verano austral, desde su vuelta al circuito ATP sus canchas han visto proclamarse ganadores a Radek Stepanek, Andy Roddick, Robin Soderling y Andy Murray. Todos ellos han estado en algún momento entre los diez mejores del mundo, y salvo el checo, todos lo jugaron cuando estaban en un punto álgido de sus carreras.

El máximo favorito a la victoria vuelve a ser Murray, el defensor del título será uno de los jugadores a batir en el Open de Australia, y su triunfo en la pasada edición vino acompañado de un gran torneo en Melbourne, donde llegó hasta semifinales, ronda en la que le frenó Novak Djokovic en uno de los mejores partidos de la temporada. Milos Raonic es, en principio, el mayor escollo que se podía encontrar el escocés, y solo se cruzarían en una hipotética final. El joven canadiense se encuentra a las puertas del top-ten, y con un buen inicio de curso bien podría conseguir su objetivo pronto. Campeón en Chennai en 2012, su idilio con la grada australiana comenzó un año antes en Melbourne, en su debut en el Grand Slam ‘aussie’, alcanzó la segunda semana de torneo desde la fase previa, conviertiéndose después en la gran revelación del año.

En la terna de candidatos al triunfo también se encuentran jugadores como Gilles Simon, ganador en Sydney hace un par temporadas y que no suele jugar torneos en la primera semana del año, Alexander Dolgopolov, que ofreció un tenis brillante en la pasada edición del evento, llegando a la final, y Kei Nishikori, que en 2009 ya avisó de que tenía tenis para brillar en Australia ganando a Berdych y jugando los cuartos en Brisbane, ronda que repetiría el pasado año pero en el Open de Australia, su mejor resultado en un ‘major’ hasta la fecha.

Jugadores clásicos del torneo como el antiguo campeón Stepanek, el finés Jarkko Nieminen, o el chipriota Marcos Baghdatis suelen rendir muy bien en las primeras semanas y pueden sorprender a más de un jugador importante. También Tommy Robredo -único español que jugará aquí y que además lo hace con ranking protegido- estará presente en Queensland para preparar el Open de Australia. Por último, el público local querrá ver los suyos brillar, el no.1 de su país, Marinko Matosevic es el único jugador con entrada directa en el torneo. Sin embargo otros tres ‘aussies’ disputarán el evento con una invitación. Lleyton Hewitt, que ganó su primer título en Adelaida cuando era un adolescente, Matthew Ebden y James Duckworth serán de la partida sin tener que pasar la fase de calificación. El polémico Bernard Tomic, por su parte, no jugará en Brisbane al preferir disputar en Perth la Copa Hopman.

¿Quién ganará la primera batalla previa al Open de Australia? Deja tu opinión en la sección de comentarios.

Por @FriKarian para @PuntoDBreak

También te puede interesar:

Chennai: sobreviviendo a la dura competencia

Doha: la temporada comienza en el Golfo Pérsico

LA APUESTA del día

Comentarios recientes