La importancia del cortado en el tenis

En la actualidad no son muchos los tenistas de los primeros puestos del ranking que utilizan con asiduidad el cortado

Cada vez son menos los tenistas que utilizan el efecto cortado. La fuerza y la potencia están quitando progresivamente protagonismo a un estilo de juego que en algunas superficies como la hierba se convierte en clave.

Se tiende a decir que el tenis de hoy en día es cada vez más potente. Que cada vez se prima más la fuerza y potencia sobre la habilidad o la estrategia. Es por ello, que la mayoría de tenistas optan por utilizar golpes liftados -o incluso planos los más osados- en sus lanzamientos desde la línea de fondo.

Federer es uno de los tenistas que más utiliza el revés cortado.

Sin embargo, todavía hoy es posible utilizar con cierto éxito el efecto cortado, ese estilo de juego que tiene como característica hacer girar la pelota en sentido contrario al de su trayectoria. En unas ocasiones utilizado como herramienta defensiva perfecta contrarrestar un ataque al tiempo que permite recuperar la posición, en otras como golpe de aproximación a la red, o incluso como sustituto del revés liftado por falta de confianza en él, lo cierto es que en Punto de Break repasamos cuáles son los especialistas del cortado.

Roger Federer:

El suizo tiene el revés cortado una de sus grandes especialidades. Su resto a media pista cortito y sin apenas botar complica la existencia a la mayor parte de los tenistas. Es una trampa, de la que muchos rivales no encuentran la salida. No sólo en el resto, el helvético hace uso de este efecto. La mayor parte de los ataques que recibe desde el flanco del revés, son contrarrestados con un deslizante slice, muy díficil de levantar.

Rafa Nadal:

El balear apenas utilizaba este golpe en sus inicios. El juego liftado era el patrón de juego que solía desarrollar Nadal en los primeros pasos de su carrera. Sin embargo, con el paso del tiempo comprendió que había veces que el slice era igual de eficaz o más que un golpe con top spin. De hecho, parte de su éxito en Wimbledon vino cuando empezó a usar con gran maestría el revés cortado.

Alexandr Dolgopolov:

El ucraniano es uno de los grandes genios del efecto cortado. No sólo con el revés, sino incluso con la derecha. Y es que Dolgopolov es de los que piensa que no por pegar más fuerte se hace siempre un punto ganador más fácilmente. "Dolgo" tan pronto alterna con un golpe plano duro con un revés cortado sutil. Para él, el cortado no sólo es un golpe defensivo, sino también un elemento sorpresa. Sin duda alguna, el digno heredero de otro tenista con un juego igual de extravagante: el francés Fabrice Santoro.

Bernard Tomic:

Una lástima que este chico no se centre en el tenis, porque Tomic es junto a Dolgopolov uno de los grandes maestros del slice. Como el ucraniano no sólo reveses cortados tiene su repertorio. Han sido muchas las derechas cortadas que le han dado puntos directos al australiano. Cuando está inspirado es una delicia verlo en pista.

Michael Llodra:

El revés cortado del galo es una de sus mejores armas. No sólo para defenderse de las envestidas del rival, sino para acorralarlo. Si de Federer destacábamos su resto cortado a mitad pista, de Llodra podemos hacer igual, sólo que el francés lo utiliza profundo, lo que le permite subir a la red cuando observa un segundo servicio débil. En su golpe de aproximación para definir luego con su consumada habilidad en la media pista.

Conclusión

Evidentemente no sólo estos cinco hombres son capaces de utilizar el cortado con cierta soltura. Feliciano López, Tommy Haas, Grigor Dimitrov son algunos de los nombres que hacen de este efecto un habitual en su juego.

Lo que si que llama la atención es que entre los 20 primeros apenas haya tenistas que incorporen el cortado en su repertorio de forma menos o menos habitual. Además de los citados Federer, Nadal o Dolgopolov el resto apenas deja ver un golpe con slice. Especialmente destacable es que muy pocos son los jugadores del este de Europa (salvada la excepción de Dolgo) que utilicen el cortado. Tenistas checos, croatas, serbios, incluso rusos, prefieren decantarse por golpear con firmeza la pelota antes que bajar el ritmo del partido e incluir un golpe con slice.

Djokovic cada día usa más el slice.

Sin embargo, al igual que hemos comentado de Rafa Nadal, una de las principales evoluciones que está incorporando el juego de Novak Djokovic es la progresiva utilización del cortado en su juego, todo ello a pesar de tener uno de los mejores reveses planos a dos manos que existen en todo el circuito.

De hecho, si por algo se han caracterizado la mayor parte de números 1 de la historia es por saber manejar correctamente el recurso del efecto cortado. Y es que no siempre pegar más fuerte a la bola, es sinónimo de ganar más.

Comentarios recientes