Debate sobre la temporada de tenis 2012/2013: Tomás de Cos, especialista en tenis de AS.com y autor de Match Ball

Tomás de Cos
Logo AS.com

Tomás de Cos - especialista en tenis de AS.com y autor de Match Ball. Autor de vasta experiencia profesional en el panorama nacional, desarrolla desde hace años su labor en uno de los grandes diarios deportivos de España. Multitud de coberturas in situ argumentan el expediente de uno de los comunicadores españoles más reconocibles.

Parte del debate montado por Punto de Break, nos aporta sus impresiones sobre la temporada recién cerrada y traza diversas perspectivas de futuro de cara a una temporada 2013 que empieza a asomar en el horizonte. La evolución de los hombres que comandan la clasificación masculina, la eclosión cada vez más tardía de los jóvenes talentos o el hecho más destacado de la temporada pasada serán algunos de los campos a tratar con el especialista.

¿Cuál ha sido el acontecimiento más relevante de la temporada?

Creo que lo más destacado es el oro olímpico de Murray, que le dio la confianza para hacer de la quinta la definitiva y estrenar su palmarés de Grand Slam.

Desde 2003 no había cuatro ganadores distintos en los cuatro torneos del Grand Slam. ¿Es la tendencia que nos espera en el futuro?

En primer lugar creo que es algo digno de celebrar tras tantos años en los que Nadal y Federer se lo repartían todo. La final de Australia fue memorable, Nadal y Federer agigantaron sus leyendas en Roland Garros y Wimbledon con sus séptimos títulos y Murray dio el pasito que le faltaba en el US Open tras su hazaña en los Juegos Olímpicos.

Siempre desde la dificultad que conlleva comparar distintas épocas, ¿forman Federer, Nadal, Djokovic y Murray el mejor top 4 de la historia?

No soy partidario de hacer ese tipo de comparaciones. Además de los títulos, habría que analizar el legado que cada jugador ha dejado en la historia del tenis y sería prematuro hacerlo. Por los menos en los casos del serbio y el escocés, que pueden llevar el resto a una nueva dimensión, como Nadal hizo con la consistencia desde el fondo de la pista o Federer con el juego directo. Pero hablamos de cuatro tenistas de leyenda…

La temporada 2012 ha finalizado y no hay un tenista menor de 20 años entre los 235 primeros puestos del ránking ATP (el brasileño Clezar es el 235 con 19 años). ¿Por qué?

Llevamos años así. La edad media de entrada a la ATP es ahora más tardía, con las excepciones de algún fuera de serie. Pero ahora es más difícil ver fenómenos como el de Hewitt o Hingis en su día. Y diría que lo es por la propia evolución del tenis profesional, que cada vez tiene más exigencia física, táctica y psicológica, por lo que los tenistas alcanzan la madurez más tarde. Los tenistas son hoy mejores atletas y eso iguala mucho la competición y complica el aterrizaje a los nuevos talentos.

Con Djokovic, Federer y Murray en lo más alto, Nadal recuperándose de la lesión, Del Potro establecido finalmente entre los mejores y Ferrer en el mejor momento de su carrera, ¿qué deberíamos esperar de 2013?

La temporada 2013 se presenta apasionante. Es de esperar que Djokovic siga marcando el paso y espero mucho de Nadal y Murray, a los que veo disputando la corona del serbio a medio plazo. Federer seguirá en el grupo de cabeza mientras mantenga la ambición que le ha llevado a ganar diecisiete grandes. Ferrer es el tenista que más ha progresado en los últimos años, pero tendrá complicado firmar un año como este 2012. Más opciones le doy a Del Potro, único tenista en arrebatarle un grande al top4 en los últimos años y que parece haber olvidado las lesiones y haber recuperado su mejor nivel. Y por supuesto a Berdych, el otro gran valor seguro de la segunda línea, con argumentos para batir a cualquiera. No muchos pueden presumir de haber batido a todos y cada uno de los cuatro magníficos. Pero lo que más me gustaría es ver a los Raonic, Tomic, Dimitrov, Harrison y compañía seguir tomando posiciones en su asalto al poder establecido.

¿Hay algún jugador con opciones reales para ganar un Grand Slam en 2013 fuera de los cuatro primeros? 

Será difícil por la infinita regularidad y fiabilidad de éstos. Pero por supuesto que es posible. Del Potro, Berdych o Tsonga pueden hacerlo. Y por supuesto me encantaría que lo lograra Ferrer aunque lo veo muy complicado.

¿Es posible batir la marca de 302 semanas de Federer como número uno del mundo?

Antes o después alguien lo conseguirá. Así se escribe la historia del deporte. Pero eso no debe impedir poner en valor todo lo conseguido por Federer. Para conseguir esa cifra estratosférica dominó con mano de hierro a toda su generación (sólo hay que mirar los enfrentamientos directos con Roddick, Hewitt, Ferrero, Safin por nombrar a cuatro números uno) y extendió su liderazgo sobre las dos siguientes (tomadas de tres en tres años). En 2012 recuperó el número 1 frente a los dos mejores tenistas del 87 y por tanto seis años más jóvenes.

El tenis es un deporte donde los cambios o evoluciones llevan un tiempo, costoso y lento. ¿Cuál es el siguiente paso a dar y por qué? (Reducir a tres mangas en Grand Slam, establecer límite de tiempos en partidos, decidir el quinto set en Grand Slam con un tiebreak como en US Open, variar la superficie de la Copa de Maestros, aumentar los controles de sangre, como pedían Federer y Murray...).

No espero muchos cambios, sobre todo después de que el ojo de halcón y el ‘super tie break’ parezcan ya consolidados. El tenis está bien como está y goza de buena salud gracias al valor del propio espectáculo. No creo que fuera positivo reducir los partidos de grand slam a tres sets, ni establecer un tiempo límite por partido, ni variar la superficie del torneo de maestros. Si acaso parece razonable imponer el tie break en el quinto set en todos los grandes, pero eso evitaría que contáramos historias extraordinarias como la de Isner y Mahut en Wimbledon. Lo más urgente era reducir el calendario y ya se ha empezado a poner en marcha. 

Los principales que afronta el tenis son a mi juicio las apuestas y el dopaje, dos actividades con capacidad para desacreditar por completo un deporte. La primera se abre camino con paso veloz en medio de la crisis económica mundial y puede ser un atractivo compañero de viaje para algunos tenistas de los que viven lejos de los focos y encuentran poca recompensa a su esforzada vida. Y el segundo es capital. Las quejas de Federer y Murray por la escasez de controles da para preocuparse. Sobre todo con el aumento de carga física del tenis en los últimos años. Es difícil que haya sustancias que le hagan a uno más preciso o mejor técnicamente. Nada que objetar al viejo aserto. Pero sí las hay para mejorar artificialmente la resistencia o la potencia en un tenis en el que dominan los duros y largos intercambios desde el fondo de pista. Sobre todo si se reduce notablemente el calendario. Y también puede haberlos para mejorar la gestión de las emociones y el autocontrol mental. La ITF, la ATP y la WTA deben aplicarse para evitar una infección por dopaje. Otro caso Agassi podría dejar muy tocado al deporte de la raqueta. ¿Dónde está hoy la credibilidad del ciclismo (un deporte con mucha mayor base social y arraigo que el tenis)?

 

Anabel Medina Ángel García Ángel Rigueira Antonio Arenas Álvaro Rama
 Carla Suárez Carlos Moyà David Menayo Enrique Yunta  Fe López
Fernando Gómez Fernando Vergara Jacobo Díaz Javier Martínez Javier Méndez
Jesús Mínguez José Antonio Mielgo Juan López Laura Pous Manuel Poyán
Marcos Zugasti Nacho Calvo Neus Yerro Pablo Andújar Pedro Gutiérrez
Sebastián Torok Tati Rascón Tomás de Cos Virginia Ruano Xavi Segura

Publicidad

Apuesta del día

Apuesta del día: Liverpool - Real Madrid / Champions League

Liverpool - Real Madrid / Champions League

El Real Madrid quiere continuar su camino en la Liga de Campeones y lo hace en un escenario mítico como Anfield contra el Liverpool

Ver todas las apuestas del dia

Comentarios recientes