Las notas de la temporada 2012 en la ATP

La temporada 2012 nos deja en el circuito ATP actuaciones de suspenso y otras que de sobresaliente

Las notas de 2012 en el circuito ATP han sido muy distintas según del tenista del que se hable. Hubo jugadores que brillaron durante casi toda la temporada, y otros que apenas destacaron, o si lo hicieron, fue por cuestiones negativas.

Acabada la temporada es momento de evaluar la actuación de los tenistas. Al igual que ocurre en el colegio con profesores y alumnos, en Punto de Break también ponemos nuestras notas, pero en este caso a los jugadores:

Djokovic tuvo la mejor nota en 2012.

10- Novak Djokovic: el serbio volvió a acabar como número 1 del mundo por segundo año consecutivo. No fue el abrumador tenista dominante de 2011, pero estuvo en tres de las cuatro finales de Grand Slam, llevándose el Open de Australia. Ganó tres Masters 1000 y las Finales de la ATP, pero sobre todo, demostró que una regularidad que ninguno de sus rivales pudo igualar.

9- Roger Federer: pocos apostaban a que el suizo volvería a ser número 1 del mundo en 2012. Y lo hizo, y además a lo grande, pues ganó en Wimbledon su 17º título de Grand Slam. Volvió a jugar de forma excelente en algunos tramos de la temporada, e incluso, se permitió el lujo de alcanzar la tan ansiada medalla olímpica individual (de plata) en Londres. Quizás, esa final perdida con Andy Murray le privó de nuestra matrícula de honor.

8- Andy Murray: el escocés pegó el gran salto de calidad que tanto se esperaba de él en 2012. Tras caer en cuatro finales de grandes antes, en el US Open demostró que por fin estaba capacitado para obtener un "major". Le costó lo suyo (cinco sets), pero al fin ya puede presumir de haber roto el maleficio que acompañaba al tenis británico desde que Fred Perry ganará Wimbledon en 1936. Además, redondeó el año con la medalla de oro en en los Juegos. Le faltó, eso sí, un poco de regularidad, pues regaló varias primeras rondas en torneos importantes. Una losa importante para un tenista que aspira a ser número 1.

7- David Ferrer: el español fue el jugador que más partidos ganó (76) y el que más títulos consiguió (7). Sobre tierra, hierba, pista rápida al aire libre o en cubierta, Ferrer demostró que a los 30 años aún se puede seguir progresando. Obtuvo su primer Masters 1000 en París-Bercy y se metió en dos de las cuatro semfinales de los Grand Slam. Remató el año con una espléndida final de Copa Davis que, sin embargo, no pudo conseguir a pesar de ganar sus dos puntos individuales.

6- Juan Martín del Potro: el argentino completó un gran año, especialmente en su último tramo, donde ganó Viena, Basilea e hizo semifinales de la ATP World Tour Finals de Londres. Además, venció en un par de ocasiones a Roger Federer, su verdugo en el primer tramo de la temporada. Tuvo serios problemas en la Copa Davis, donde fue abucheado en las semifinales contra República Checa en Buenos Aires por no estar en el partido decisivo contra Tomas Berdych, pero a cambio dio a su país una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos. Por momentos, dio la sensación de parecerse al tenista que ganó el US Open en 2009.

5- Rafa Nadal: hasta que perdió contra Lukas Rosol en la segunda ronda de Wimbledon estaba completando un año fantástico. Finalista en Australia, había sido capaz de volver a dominar con mano de hierro la tierra batida logrando el triunfo en Monte Carlo, Barcelona, Roma y Roland Garros, donde logró su séptimo título superando la mítica marca de Björn Borg. Su ausencia en la segunda parte de la temporada le baja hasta el suficiente.

4- Jo-Wilfried Tsonga: El francés acudió por tercera vez a la Copa Masters, que reúne a los ocho mejores tenistas del mundo. Un gran logro unido a los dos títulos que consiguió en 2012. Su problema es que rindió a un nivel muy bajo cuando se midió a los diez primeros del mundo. Acumuló 15 derrotas por sólo una victoria cuando algún tenista del Top 10 estaba al otro lado de la red. Un gran lastre.

3- Fernando Verdasco: brilló en el dobles donde ganó cuatro títulos junto a David Marrero. En individuales la cosa cambió de forma drástica. Se metió en los Juegos Olímpicos, uno de su grandes objetivos, pero acabó sin conquistar ningun torneo y con una irregularidad patente. Su calidad le permite dar mucho más de sí y acabar en una posición más alta en el ranking que en 2012, donde finalizó 24º.

2- Nicolay Davydenko: tal vez porque ya esté pensando más en su hija y en una eventual retirada, el caso es que Davydenko se fue del curso sin ganar a un sólo Top 10 y sin lograr un título, algo que no sucedía desde 2002. Su puesto 44 no refleja su verdadero nivel cuando está inspirado. Una pena para un tenista que fue maestro en 2009 y un verdadero quebradero de cabeza en su día para los mejores.

1- David Nalbandian: el argentino completó un año desastroso. Las lesiones le apartaron de la parte final de la temporada, y la verdad, es que cuando estuvo en pista tampoco brilló demasiado. En el Open de Australia protagonizó un lamentable espectáculo con un juez de silla porque éste no le concedió la opción de revisar una jugada con el ojo de halcón. En la final de Queen´s, las cosas fueron a mayores y le dio una patada -involuntaria- a un juez de línea que acabó con su expulsión del torneo. Lo único bueno, fue que confirmó que jugaría en 2013, una buena noticia para un circuito que sigue necesitando hombres del talento del argentino.

David Nalbandian pegó a un juez de línea en Queen´s.

0- Bernard Tomic: el joven australiano de 20 años tuvo una temporada aciaga. Malos resultados que le apartaron de los 50 primeros del mundo y muy mala actitud que le llevó a ser acusado de falta de esfuerzo fueron las constantes de 2012. Tan pronto se peleaba con su padre, como escapaba de la policía en su país. Mucho tiene que cambiar el próximo año para volver a ser el adolescente que llegó en 2011 a los cuartos de final de Wimbledon deslumbrando al mundo con un juego atrevido e imaginativo.

Comentarios recientes