Milos Raonic, un calendario 2013 pensado para ser Top 10

Milos Raonic tiene ya definido el calendario del 2013, el año que debería suponer el ingreso en el Top 10

Milos Raonic ya tiene definido el calendario de 2013. El canadiense vuelve a poner especial interés en la gira norteamericana de pista rápida de febrero, donde en los últimos años ha sacado muchos puntos. Además, prescinde de torneos como el de Barcelona o Tokyo.

Milos Raonic sabe que 2013 debe de ser su gran año. Con 22 años (los cumplirá el 27 de diciembre), la que viene debe de ser la temporada de su confirmación. Aquella que le sirva para dar el gran salto de calidad que desde hace tiempo viene apuntado y le permita entrar por primera vez en su carrera al Top 10. Consciente de la difícil misión, el cañonero canadiense ha sacado a la luz su calendario para la próxima campaña con alguna que otra novedad encaminada a conseguir dicho logro.

Raonic ya tiene configurado su calendario para 2013.

Lo que más llama la atención es la reducción de torneos para el próximo año. Elimina varios ATP 250 de la pasada campaña, y se centra principalmente en Grand Slams y Masters 1000 donde se reparten la mayoría de puntos, además de la gira norteamericana de febrero, que tanto éxito le ha dado en las dos últimas campañas.

Como siempre, el comienzo de año será de lo más agitado para el pupilo de Galo Blanco. No podrá revalidar el título de Chennai -que ganó el año pasado sin perder ni una sola vez el saque- porque ha decidido emprender la aventura de jugar en Brisbane, donde encontrará jugadores de la talla de Andy Murray.

Tras Brisbane, la siguiente parada será el AAMI Classic, la exhibición que se celebra en Melbourne una semana antes del Open de Australia y que este año cuenta con un cartel de lujo encabezado por Janko Tipsarevic, Juan Mónaco o el japonés Kei Nishikori. Una buena piedra de toque para encarar el primer Grand Slam del año, el que le vio llegar a los octavos de final ( su mejor resultado en un "major") en 2011, en lo que fue su presentación al gran público.

Tras Australia, Estados Unidos le espera. Primero, el ATP 250 de San José, que ha ganado en los dos últimos años, y después Memphis, un evento 500, donde jamás ha ganado a pesar de haber llegado a las últimas dos finales. 550 puntos que tendrá que defender en dos citas que se presentan claves para mantener intactas las esperanzas de entrar entre los 10 mejores jugadores del mundo.

Marzo será el mes de Indian Wells y Miami. Dos Masters 1000 sobre pista rápida al aire libre en los que Raonic tiene mucho que ganar y poco que perder, pues apenas defiende dos terceras rondas en ambos eventos.

El eje central de su calendario vendrá con la llegada en primavera de la tierra batida. Disputará sobre la superficie más lenta del año los Masters 1000 de Monte Carlo, Madrid ( donde estuvo a punto de derrotar a Roger Federer) y Roma, pero a diferencia de este curso ya pasado no estará en Barcelona, a pesar de que en 2012 cuajó una sensacional actuación llegando a las semifinales y derrotando por el camino a Andy Murray.

A partir de ahí, la locura con Roland Garros primero y Wimbledon después. En la capital parisina, esta temporada llegó a la tercera ronda y estuvo a punto de eliminar a Juan Mónaco. En Londres, cayó en su segundo partido ante Sam Querrey. Ambos deben de ser los puntos de inflexión para Raonic. De sus resultados en los dos grandes, se podrán extraer las conclusiones sobre hacia donde va la carrera de Raonic.

Uno de las diferencias más resaltables respecto a 2012, es que el canadiense no disputará ningún torneo más hasta el Masters 1000 de su país, donde despierta una gran admiración. Canadá y Cincinnati será las citas previas al US Open.

Finalizará la temporada con el Masters 1000 de Shanghái y el de París-Bercy, dos eventos que se adaptan a sus condiciones y en los que rematará la temporada, sorprendiendo con su ausencia en Tokyo, donde este año fue finalista. En total, 16 torneos oficiales, que seguramente sean más (sobre ATP 500) y un sólo objetivo: entrar entre los ocho mejores del mundo, lo que le llevaría a disputar la ATP World Tour Finals, que como buen previsor también ha marcado en su calendario de 2013.

De la Copa Davis ni mención, aunque se hace difícil aventurar que no esté en la primera ronda que su país disputará contra España del 1 al 3 de febrero.

Comentarios recientes