Argentina elige la tierra batida del Parque Roca para recibir a Alemania

La elección de tierra batida complica mucho la presencia de su número 1 Juan Martín del Potro, ya que una semana antes acaba el Open de Australia

Argentina recibirá a Alemania sobre tierra batida. Foto:ambito.com
Argentina recibirá a Alemania sobre tierra batida. Foto:ambito.com

El Parque Roca de Buenos Aires será el encargado de acoger la primera eliminatoria de Copa Davis que disputará Argentina contra Alemania de 1 al 3 de febrero de 2013, según ha confirmado la Asociación Argentina de Tenis.

La Asociación Argentina de Tenis (AAT) ha dado a conocer la sede de la primera eliminatoria de Copa Davis de 2013. Será el Parque Roca de Buenos Aires y sobre tierra batida, el lugar elegido acoger a Alemania del 1 al 3 de febrero del próximo año.

El Parque Roca será la sede de la primera eliminatoria en la Copa Davis 2013.

Una elección más importante que nunca pues la temporada que viene la primera eliminatoria de la competición de la Ensaladera se disputará justamente una semana después de finalizar el Open de Australia, lo que implica un cambio de superficie sin apenas tiempo para adaptarse.

La designación del Parque Roca a simple le vista supone un respaldo a las opciones de David Nalbandian de estar presente en el equipo el año que viene, y un obstáculo grande para la presencia de Juan Martín del Potro en esta primera serie.

El tenista cordobés, que será padre el año que viene, ya confesó la semana pasada que la Copa Davis era su prioridad para 2013 y que estaba dispuesto a sacrificar el Open de Australia para preparar mejor la competición que sueña ganar desde que se hizo profesional.

Por contra, para Juan Martín del Potro la cosa está más complicada. El tenista argentino se ha mostrado reacio en los últimos tiempos a contestar preguntas sobre su presencia con el equipo argentino para la temporada que viene, y el hecho de ser la tierra batida la superficie elegida dificulta aún más su presencia pues de lograr llegar lejos en Melbourne apenas tendría tiempo para aclimatarse a la arcilla.

De no acudir el tandilense, actual número 7 del mundo, Juan Mónaco y Carlos Berlocq podrían ser las bazas del capitán Martín Jaite para acompañar a David Nalbandian en los encuentros individuales contra los alemanes. El primero, este año ya ha alcanzado el Top 10 y es un auténtico especialista en tierra batida. Berlocq ya jugó el dramático encuentro contra Thomas Berdych que acabó eliminando a Argentina de la Copa Davis.

El Parque Roca es un auténtico talismán para el equipo nacional argentino, puesto que de las diez series que ha disputado en este recinto desde 2006, en 9 ha salido victorioso. La única derrota que ha sufrido fue justamente en su última intervención el torneo, cuando cayó eliminado en las semifinales de este año contra la República Checa.

Argentina y Alemania se han visto las caras en ocho oportunidades, ganando seis los sudamericanos y dos los europeos. La más reciente este mismo año en la primera ronda y también sobre tierra batida con victoria contundente del equipo argentino encabezado por David Nalbandian.

Otra buena oportunidad en 2013

Argentina puede decir que tiene un cuadro duro pero relativamente beneficioso en 2013 a pesar de lo contradictoria que puede resultar la afirmación. Es cierto que tiene a una potencia del tenis como Alemania enfrente en la primera ronda, pero no menos cierto es que a favor tiene el factor local y la elección de pista. Además, el conjunto germano parece venir a menos en los últimos tiempos y es toda una incógnita el equipo que presentará. Carsten Arriens será el nuevo capitán de los alemanes la próxima temporada y aventurarse a saber si podrá contar con sus máximas figuras en noviembre es casi una utopía.

En cuartos, la lógica indica que Francia debería de ser el rival siempre y cuando cumpla los pronósticos y elimine a Israel. Complicado adversario, pero al igual que ocurre con los teútones con el factor cancha a favor. Perdieron hace dos en las semifinales con los galos de forma contundente (5-0), pero en Argentina y con el público volcado todo debe de ser distinto.

A partir de ahí, el camino es difuso. Suiza o la República Checa podrían ser los contrincantes en semifinales. Los checos fueron los verdugos en la pasada semifinal por lo que tocaría viajar a una superficie rápida y presumiblemente bajo techo. Si fueran los helvéticos, sería la primera vez que se vieran las caras desde el lejano 1952, cuando los argentinos barrieron a los suizos por 5-0 en Lausana.

En una hipotética final, la gran ventaja sería que Argentina siempre jugaría en casa contra rivales de la entidad de Serbia, España o Estados Unidos, lo cual en una competición como la Copa Davis siempre es de vital importancia.

Comentarios recientes