Los mejores enfados de 2012

El mal carácter de los tenistas suele aparcer en mitad de un partido cuando las cosas no van todo lo bien que se quiere

Mantener la concentración no siempre es sencillo. En un deporte individual, el autocontrol se antoja decisivo para lograr las metas. Hacemos un repaso a las pérdidas de papeles más destacadas de la temporada 2012.

Los ha habido de todos los tipos. Palabras malsonantes en pista, jugadores clamando al cielo por su mal proceder, competidores cuestionando decisiones arbitrales, gradas ruidosas que sacan de quicio el temperamento de algún tenista, material deportivo que paga las consecuencias del enfado pasajero… En definitiva, cortocircuitos emocionales que añaden un poco de picante a la disciplina y muestra la naturaleza humana que se esconde detrás de esas máquinas deportivas que son los competidores de élite. Punto de Break te ofrece hoy la posibilidad de contemplar una selección de los episodios iracundos del curso recién cerrado.

Baghdatis rompió cuatro raquetas en Australia.

Baghdatis destroza cuatro raquetas en Melbourne – A pesar de resultar finalista en 2006 quizá la actuación más recordada del chipriota en Melbourne vaya a ser la de este año. Aunque no por resultado deportivo. De hecho, la segunda ronda firmada en 2012 es su peor resultado de siempre en Australia. En mitad del fragor de la batalla ante Stanislas Wawrinka, Baghdatis destrozó cuatro raquetas de forma consecutiva. Dos de ellas incluso sin ser sacadas de la funda. Un acto que le supuso una multa de 800$. El público de la Margaret Court Arena contemplaba atónito la escena. Divertida cara del juez de silla que da poco crédito a lo que ve. Terminaría cediendo en cuatro parciales.

Djokovic rompe el banquillo en Roland Garros - Día húmedo en París. Condiciones propicias para que Nadal lograra su tercera victoria consecutiva sobre el serbio y continuase recuperando terreno en la rivalidad. Novak no está contento con el vuelo de la pelota. Ha cedido el primer set y ve cómo se le va complicando uno de los grandes objetivos del año: ganar Roland Garros. Mediado el segundo set, tras haber recuperado una temprana rotura, vuelve a entregar el servicio. Entonces pierde los nervios y paga su frustración con el banquillo. Un temperamento domado meses atrás saltó por los aíres periódicamente en 2012.

Choque de hombros entre Sharapova y Azarenka en Stuttgart – El choque por los grandes títulos de la primera mitad de temporada tuvo un ejemplo palpable en Stuttgart. En el partido por el título del Premier alemán, primera gran cita de arcilla, Victoria y Maria marcan territorio. Enfrascadas en una rivalidad creciente, la rusa gana el primer set. Camino de los banquillos, ninguna cede. Sharapova alcanza ante la red, Azarenka no detiene su paso y sus hombros chocan. María pierde ligeramente el desequilibrio, pasando a centímetros de la silla del juez árbitro. Con un movimiento de cabeza, realiza un claro gesto de desaprobación por la actitud de la bielorrusa.

Bolazo de Almagro a Berdych en Melbourne – Sin entrar en una intencionalidad que únicamente conoce el autor, Nico le manda una potente pelota al cuerpo a Tomas y el checo cae al cemento. El murciano inmediatamente pide disculpas por su acto. Berdych no es que no las acepte, directamente ni le mira y se dirige a la línea de fondo con gesto torcido tras levantarse del suelo. El checo gana el partido y no estrecha la mano del español en la red. En entrevista a pie de pista afirma que el murciano tenía la pista abierta –para colocar un pasante- pero decidió apuntarle a la cara. Dirigiéndose a un público cuyos abucheos apenas le dejan expresarse ante micrófono dice, “es vuestra opinión”.

Patada de Nalbandian en Queen´s – Partido por el título ante el croata Marin Cilic. Tras ganar una ajustada primera manga en tiebreak, ha entregado su servicio mediado el segundo parcial y pierde los nervios tras un punto perdido. Preso de esa frustración momentánea decide descargar su ira contra una valla publicidad. El problema es que esa barrera promocional rodea la posición de un juez de línea. La patada desmonta la valla e impacta con violencia en la pierna del asistente, provocándole una sangrante brecha a la altura de la espinilla. Nalbandian es sancionado por conducta antideportiva y eliminado del torneo.

Lanzamiento de botellas en la final de Roma – Jornada lluviosa en la capital italiana. Tras el experimento de Madrid, Nadal y Djokovic vuelven a disputarse una gran corona de arcilla. La última gran cita previa a Roland Garros quiere contemplar si tras la final de Montecarlo, Rafa puede recuperar el pulso ante el serbio en su superficie fetiche. El choque se va aplazando. A media tarde el cielo está cubierto, no llueve y las condiciones, aparentemente, son aceptables para jugar. El público puebla las gradas. Esa misma tarde se disputar un Lazio vs. Inter en la ciudad y hay miedo por mezclar tanta aglomeración de aficionados. En cierta medida influye en la decisión de aplazar el encuentro al lunes. La gente no acepta que la decisión no se rija por criterios únicamente tenísticos y lanza un sinfín de botellas a la central del Masters de Roma.

Roddick desafía el proceder de un juez árbitro – Pisando suelo californiano, Roddick empieza al partido cediendo su servicio ante Berdych. El checo está rompiendo la bola. Tras un primer servicio, Andy reclama revisión al juez de silla. “La bola era completamente buena” responde. El tejano, claramente contrariado, replica de forma desafiante. “No te estoy pidiendo tu opinión, te estoy pidiendo una revisión”. El árbitro le explica que no le ha visto solicitar la consulta a tiempo y ahora demasiado tarde para hacerlo. “O sea que tengo que hacerte entender lo que quiero. Así (señala hacia el cielo) es como lo he hecho durante los últimos cinco años”, insiste el jugador. “No vi tu dedo” cierra el silla. El saque de Berdych era bueno.

Kirilenko golpea el suelo con la raqueta, ¿tratando de despistar a Sharapova? – De nuevo en california, dos puntales del tenis ruso se baten el cobre. Kirilenko tiene la victoria a dos juegos de distancia. Ha ganado el primer set a Sharapova y lucha por mantener la igualdad en el décimo juego del segundo. Con 30-15 a su favor, pierde pista ante la intensidad de su rival en la devolución. A duras penas pone en juego un revés cortado muy bombeado. Sharapova entra en pista para rematar de derechas el punto. Justo antes de impacte, Kirilenko golpea repetidamente el cemento con su raqueta. La juez de silla para el punto y señala ‘hindrance’ a la moscovita. “Puedes golpear una vez la pista, tú lo has hecho hasta en cuatro ocasiones. No voy a permitir eso. Eso es deliberado” le indica. “No es justo, ¿sabes cuál es el resultado ahora mismo?” replica Kirilenko con un pobre argumento.

Wozniacki pierde los nervios en Miami – Shatapova dispone de bola de partido. Pone en pista un segundo servicio que un juez de línea canta como malo. Hubiera sido una doble falta, pero el juez de silla inmediatamente corrige la decision y ordena repetir el punto. María vuelve a disponer de primer servicio. Wozniacki, que no tiene revisiones para comprobar esa rectificación, pierde los estribos. La realización televisiva muestra que la correction del silla era correcta. Sharapova cierra el encuentro con su primer saque. Caroline, claramente disgustada, decide no estrechar la mano de Kader Nouni al final del encuentro.

Paes cuestiona la dependencia tecnológica de Pascal Maria – En la semifinal del Abierto de Australia, Max Mirnyi pone en pista un primer servicio. Leander Paes no devuelve el servicio y considera que el tiro ha tocado la cinta. Así se lo hace saber al juez de silla francés. Éste responde que el dispositivo colocando en la cinta no ha sonado, por tanto la bola no ha impactado en ella. El tenista indio reprende al galo por considerar que la tecnología no debe suplir la actividad del árbitro, sino ayudarle en su labor. “¡No dependas de la máquina. La máquina está para asistirte!”

Nadal molesto por gestos de Rosol al resto – El último partido del balear en la temporada. Tras ceder el segundo parcial ante el checo y ver igualado el partido, Nadal cede el servicio al inicio del tercer set. Contrariado por supuestas acciones realizadas por Lukas justo antes de que él golpee la pelota al servir. Las imágenes muestran a Rosol saltando al resto, realizando swings de corto recorrido tanto de derecha como de revés esperando el saque de Nadal. “Si tú piensas que esto es justo, házmelo saber” dice Rafa. El silla le da una breve indicación al checo tras recibir la reprimenda del balear.

Federer manda callar a la Suzanne Lenglen– Roger ha cedido el primer set ante Del Potro en la central de París. La segunda manga se encuentra en el filo de la navaja. Décimo punto del tiebreak. Roger manda un revés cortado paralelo buscando la derecha de Juan Martín. Aterriza en la esquina. Parte del público la canta fuera. Del Potro responde con una potente derecha cruzada. Roger falla el siguiente golpe. Frustrado por el momento, enfrentándose a dos bolas de set, el helvético estalla contra la grada: “¡Calláos!”.

Murray, incapaz de contener su lengua en US Open – Tal vez uno de los jugadores verbalmente más incorregibles en pista, el escocés no faltó a su cita con el diccionario en la victoria más grande de su carrera. Con dos mangas de renta, empezaron los problemas en el tercer set. Una doble falta bastó para que el campeón olímpico arrancase su recital de improperios. “Tómate tu tiempo, gilipollas” se dedicó a sí mismo tras este error al servicio. Posteriormente, conforme la exigencia física del duelo llegaba a límites poco permisivos cargaría contra su estado físico: “Mis jodidas piernas parecen de gelatina”. No tiene nada que ver pero curiosamente, se trata de uno de los tipos más perspicaces tras el micrófono.

Si quieres recordar algún otro episodio, no dudes en incluirlo en la sección de comentarios.

Comentarios recientes