Entrevista a Pancho Alvariño: " En tenis, y con mis jugadores, yo por Luis García del Moral pongo la mano en el fuego"

Uno de los mejores entrenadores del mundo habla para puntodebreak

Pancho Alvariño durante la entrevista
Pancho Alvariño durante la entrevista

Pancho Alvariño es un hombre calmado en la distancia corta, curioso, y con el que hablar es tranquilo, pausado, y desde luego, reflexivo, además de formativo. El tenis no es su oficio, es su vida, y se palpa. Su vestuario le delata, viene de entrenar, de su club, el Centro de Tenis Altur & Alvariño, TenisVal, donde raquetas como Marat Safin y Dinara Safina en su momento, o David Ferrer y Sara Errani en la actualidad, entrenan cuando el circuito les permite una larga estancia en la ciudad.


Resumen de la temporada

"Seguimos siendo la primera potencia a nivel mundial".

P.: ¿Qué resumen hace Pancho Alvariño de lo que ha sido la temporada, tanto en chicos como en chicas?

P.A.: Pues yo creo que, a nivel nacional, seguimos siendo una referencia, sobre todo en lo que es el tenis masculino. Yo creo que el año ha ido muy bien. Rafa Nadal en lo más alto, seguimos teniendo a David Ferrer también en lo más alto, con un año espectacular y luego, seguimos teniendo también muchos jugadores entre los mejores del mundo. Yo creo que a nivel internacional, en tenis masculino, seguimos siendo la primera potencia a nivel mundial por el número de jugadores entre los primeros y sobre todo en posiciones muy altas. Y en tenis femenino es un poquito lo de siempre. Si lo intentamos comparar con el tenis masculino no llegamos al mismo nivel, pero creo que ha llegado una generación de chicas jóvenes que quizás en el futuro se puedan meter un poco más arriba, como son Garbiñe Muguruza, como Lara Arruabarrena, como Tita Torró o como Sara Sorribes. De estas cuatro chicas, alguna de ellas ya está entre las cien primeras: Sara Sorribes, como campeona de Europa, categoría cadete sub16, pues quizás en el futuro nos vaya a dar muchas alegrías y sobre todo es lo que estamos esperando. O sea, yo pondría un sobresaliente, yo creo que a nivel internacional seguimos, para mí, siendo la primera potencia mundial. A mí me ha faltado quizás este fin de semana un poquito, el haber conseguido la Davis, pero bueno creo que estar en la final un año más y sobre todo sin Rafa Nadal, habla del potencial del tenis español. Cualquier otro país, sin el número uno no hubiera tenido posibilidad ni siquiera de acceder a la final. Y nosotros, sin nuestro número uno, lo hemos conseguido.

P.: En cuanto a la valoración a nivel internacional tanto en chicas -ahora que han vuelto las Williams-, como en chicos, donde parece que hay un top 4 que es inamovible...

P.A.: Pues sí, los primeros cuatro han seguido manteniendo su nivel. Creo que ahora mismo son inaccesibles. Quizás el quinto, que podría ser David Ferrer,... Están otros jugadores como Berdych, quizá Raonic, que está también llegando de los jóvenes... Pero yo creo que está claro que los cuatro primeros ahora mismo son casi inabordables en el tenis masculino. Creo que hay que esperar. Yo realmente estoy muy contento con la progresión de David, creo que tras el final de este año de David, quizá nos pueda dar muchas alegrías al principio del año que viene. Vamos a ver. Ahora al final de temporada lo he visto como más cerca, quizá de los cuatro primeros, creo que a nivel de motivación. Vamos a ver el año que viene si puede ser su año. Y luego, muchos jugadores jóvenes... Raonic yo creo que dentro de poco también va a estar entre los primeros. Los franceses, esperaba un poquito más de ellos, sobre todo de Tsonga. Era uno de los jugadores que veía que podía estar muy cerquita de esos cuatro primeros, realmente, pues ha terminado en el top ten, pero esperaba bastante más.

Y en tenis femenino es un poco lo de siempre. Serena Williams se ha vuelto a meter, Sharapova, después de mucho tiempo sin jugar, en poco tiempo ha conseguido también meterse en la élite... Azarenka, que se esperaba también mucho de ella, ha cumplido... Kvitova... y luego quizás pues un poquito las que se han ido para atrás como Ivanovic, que parecía también que era una de las jugadoras llamada a estar entre las mejores, y de hecho lo estuvo y al final se ha ido un poco más hacia atrás. Al final no ha habido grandes sorpresas en el concierto del tenis femenino internacional.

P: Has hablado del cómputo global y de los franceses, ¿no te llama la atención que no haya ningún americano en ese cómputo global del que decir nada, ni bueno ni malo, si acaso de John Isner, pero poco más?

P.A.: Bueno, yo creo que hace tiempo ya los americanos, sobre todo desde el año pasado, están muy preocupados porque han perdido muchos jugadores y ya desaparecieron del top ten por primera vez en mucho tiempo. Tienen a Isner, y desde luego están preocupados porque no consiguen, a pesar de todas las inversiones y de todos los medios que tienen en cuanto a entrenadores e instalaciones, tener ningún jugador muy arriba. Y lo más grave no es eso, sino que entre los jugadores más jóvenes que tienen tampoco hay ninguno. Hay dos o tres jugadores que no juegan mal, pero ninguno apunta a estar muy arriba.

Tenis femenino

P: Hablar con Pancho Alvariño y no hablar de la Fed Cup es prácticamente imposible, a pesar de que han pasado ya unos cuantos de años, del 83 al 92 con los Juegos Olímpicos de Barcelona, con una Copa Federación ganada,... España no tenía referencias antes de Conchita y Arantxa... después seguimos sin referencias ¿cómo se contextualiza que de repente aparezcan dos y juntas en el mismo tiempo, que sean contemporáneas?

"Un jugador como Nadal no lo produces, quizá un jugador como David sí que lo puedes producir"


P.A.: Yo creo que eso realmente fue una coincidencia. Tener jugadoras top ten no se produce. Un jugador como Nadal no lo produces, quizá un jugador como David sí que lo puedes producir, ¿no? Jugadores número uno ... no puedes decir "bueno, voy a sacar un número uno, un jugador que esté en el top ten". Arantxa y Conchita coincidieron en el tiempo, eran dos jugadoras muy buenas y con un talento espectacular, también distinto. Arantxa llegó arriba gracias al trabajo, Conchita llegó arriba casi más por el talento... Pero bueno, también ha pasado en otros países, como Bélgica con Henin y con Clijsters... Realmente ahora es muy difícil que eso vuelva a ocurrir, porque ahora mismo tenemos muy buenas jugadoras, pero realmente no tenemos dos jugadoras que estén en la élite, entre las top ten, que es un poco lo que en tenis femenino aquí en España andamos buscando desde hace mucho tiempo.

España ganó su primera Fed Cup en 1991. Foto:lavanguardia.com

P: Desde ese año 92 hay más éxitos, también a nivel de Copa Federación, pero, ¿qué ha pasado en el tenis femenino? Porque una cosa es encontrar un relevo en más o menos tiempo, un relevo un poquito mejor o peor, pero un relevo que supere la generación anterior. Sin embargo la diferencia entre aquello y la actualidad de los tres últimos lustros es que es enorme.

P.A.: Una buena jugadora te marca las diferencias, sobre todo a nivel de equipos. Creo que en aquella época Arantxa y Conchita lo marcaron. Un poco lo de la Davis ahora: Rafa Nadal ahora es un puntal, pero hemos ganado la Davis sin él. En Copa Federación tenemos muy buenas jugadoras entre las 100 primeras, pero no tenemos esa referencia, no tenemos ninguna jugadora que esté más arriba, que es lo que nos falta. Quizá también el tenis femenino necesita programas desde la Federación española, desde las federaciones territoriales,... Si ya cuando había dinero y cuando había recursos realmente no se pudo conseguir, ahora, que no hay dinero ni recursos, es mucho más difícil. Así como en el tenis masculino vamos a seguir produciendo siempre jugadores por lógica, porque tenemos muchos, porque los entrenadores también se han ido formando con esos jugadores y muchos han llegado arriba... esa experiencia siempre se transmite y siempre de alguna manera estamos empezando con los chicos... con las chicas es un poco lo que nos ha faltado. Sí que tenemos capacidad para meterlas entre las 50, las 60 o las 70, pero nos falta esa capacidad para que también llegue alguna chica con cualidades importantes y que pueda romper esa barrera y que al final otras puedan seguirlo.

P: Si el tenis femenino requiere de esa formación, el papel de la Federación de Tenis y por lo tanto del Consejo Superior de Deportes tiene que ser indispensable, ¿qué papel ejerce?

"siempre he echado en falta un programa específico de tenis femenino"

P.A.: Hasta ahora han sido los responsables de los proyectos y de tener el dinero, pero es lo que te digo: creo que el tenis femenino no ha tenido programas. Mucha gente dice "oye, muy bien, tenemos chicas entras las 50, entre las 100" . Yo hace tiempo que llevo diciendo que necesitaríamos un programa de tenis femenino porque si hubiéramos tenido ese programa, estoy convencido que producir una chica es mucho más fácil que producir un chico. El que una chica juegue bien, con condiciones... es mucho más fácil llevarla arriba que a un chico. El tenis femenino también en España está muy diseminado. Ha habido jugadoras de Barcelona, jugadoras de Valencia, jugadoras de otro sitio, pero nunca ha sido producto de un trabajo específico o de una programación, sino que han sido según qué centros, según qué entrenadores los que han producido estas jugadoras. Personalmente, que de alguna manera he estado más vinculado al tenis femenino, siempre he echado en falta un programa específico de tenis femenino, sobre todo bien coordinado desde arriba hasta abajo, con todas las instituciones.

El futuro del tenis en España

P: Ahora que van desapareciendo torneos, la situación no va a mejorar tampoco...

P.A.: Este año sobre todo en tenis femenino los torneos de 25.000 han desaparecido casi todos... Ha desaparecido Marbella, Barcelona está a punto también de desaparecer,... Va a ser más problemático incluso en el tenis masculino. Una de las bases del éxito del tenis masculino español está en los Futures. Prácticamente desde el 1 de enero hasta casi finales de diciembre, nuestros chicos tenían la posibilidad de jugar torneos Futures, y este año pasado ya han desaparecido algunos y ahora tenemos que esperar un poco a ver el calendario y que no desaparezcan. Si tenemos torneos en España no hace falta que los chicos salgan fuera. En el momento que tengan que salir fuera porque no haya torneos suficientes aquí normalmente eso va a limitar, porque muchos jugadores no van a poder salir al extranjero.

P: Sin embargo en Turquía hay una cantidad de Futures increíble para los pocos jugadores que produce el país, que apenas ha producido un jugador ATP en toda esta época. Pero tienen casi semana sí, semana no, un ITF.

P.A.: Claro, tienen prácticamente el sitio en el que todo el mundo puede irse a jugar. Yo no sé si esto obedece a una programación desde arriba, desde la Federación, que puede ser... Porque muchas veces de alguna manera la gente está copiando el modelo español -qué es lo que ha pasado en España para llegar a esta situación cuando no éramos una potencia mundial, teníamos jugadores, pero no para liderar el tenis mundial durante mucho tiempo- u obedece más también a intereses turísticos. Realmente muchos de estos torneos se están celebrando en centros turísticos que tienen mucho dinero y es una manera de potenciar y de captar el turismo. Pero yo creo que si ahora la federación turca sabe aprovechar esta situación veremos que seguramente en pocos años van a tener más jugadores en las clasificaciones masculinas y femeninas.

P: Si al final vienen aquí a España a copiarte el modelo o a exportar el modelo, se supone que el modelo es bueno y tú te cargas el modelo, ¿eso no es contradictorio?

P.A.: Pues, hombre, sí, sí.

P: ¿Sólo te lo cargas por la crisis económica? Porque si hay un parámetro mayor que manda ... pero ¿sólo te lo cargas por eso?

P.A.: Creo que sí. Hasta donde yo sé, con los clubes que he hablado, con los torneos que he hablado, es un problema económico. Creo que hay aportar soluciones, lo que no hay que dejar es que pasen, "oye, no tenemos los patrocinadores suficientes", lo dejamos pasar y ya está. Creo que habrían soluciones intermedias, pero hay que anticiparse. Yo he estado hablando con muchos clubes, por proximidad, ahora en Barcelona, que decían "a lo mejor si hablamos, que alguien nos sienta de la Federación, hacemos un torneo cada dos años, por proximidad, en vez de suspender los dos, pues yo lo hago un año y tú lo haces el siguiente, y de alguna manera pues a lo mejor podríamos seguir manteniendo muchos de los torneos". Es un poco la cuestión del torneo de Marbella. Creo que si se hubieran sentado todas las partes se podía haber llegado a una solución. Realmente hay muchos intereses particulares, y al final que combine todo eso es complicado, porque Barcelona lo ha comprado una empresa austriaca, que son los que llevan el torneo, que son lo que ponen el dinero y los que tienen los derechos. Creo que puede haber soluciones intermedias, que de alguna manera no nos carguemos algo que está funcionando bien aquí.

P: Que haya cantera es importante y venderles un producto a los niños, a las niñas y a los padres es tan importante. Con ese panorama tampoco le vendes un panorama especialmente alentador, no dramático, pero no positivo del todo.

P.A.: No, y para mí ésa es la mejor política de becas. Al final, cuando hay crisis, está claro que a nivel económico las federaciones están más empobrecidas, cada vez el Consejo da menos subvenciones a la española y la española da menos a las territoriales. Siempre he dicho que la mejor beca para los chavales son los torneos, porque los torneos están ayudando a muchos jugadores que tienen la posibilidad de jugar y de competir en su propio país, mientras que si tú al final das una beca económica, tú das una beca que llega a muy pocos jugadores. Entonces realmente la mejor inversión que puede hacer para mí una federación es invertir en torneos, porque llegas a muchos más jugadores y les das la posibilidad de que puedan competir sin salir al extranjero.

P: Luego ¿no ocurre que devoramos los medios de comunicación a demasiada velocidad todo lo que ocurre? Enseguida hay una nueva Conchita, hay una nueva Arantxa, un nuevo Rafa Nadal, ¿eso no es también contraproducente? ¿No es empezar a poner demasiadas pegas?

P.A.: Eso ha existido siempre de alguna manera.

P: Llamar a Carlos Boluda con 14 años todo lo que se le dijo... el nuevo Nadal, hace más cosas que Nadal a la misma edad, ha ganado determinados torneos a la misma edad que Nadal, Toni Nadal incluso diciendo que hace cosas mejor que el propio Rafa Nadal, ¿eso no es devorar demasiado rápido un producto que ya es de por sí complicado de generar?

P.A.: Yo en eso estoy totalmente de acuerdo contigo, pero ahí el entorno es donde tiene que intervenir un poco. Todos sabemos lo difícil que es llegar arriba y estar entre los mejores del mundo, sobre todo la gente que nos dedicamos a esto... Cuántos casos habremos visto de jugadores, o de chicos o de chicas con muy buenas cualidades, que decías "éste va a jugar bien" y luego no ha llegado a nada. Pero yo creo que ahí sí que es importante el trabajo del entorno. A Boluda se le metió mucha presión. Al final yo creo que ése no fue el motivo realmente: un jugador que es bueno sabe llevar la presión, incluso desde edades tempranas, si también el equipo lo protege y le pone los pies en el suelo.

"un jugador que es bueno sabe llevar la presión, incluso desde edades tempranas"

Nosotros, por ejemplo, en la academia tenemos muchos jugadores que juegan muy bien. Sara Sorribes, de 16 años, este año ha ganado tres torneos de 10.000 dólares, le han dado Wild Cards en Barcelona, en el torneo de Madrid, en torneos grandes, campeona de Europa, campeona de todas las categorías de España... Y todo el entorno, el mensaje que le decimos es: no has conseguido nada. Vale, todo esto está muy bien, te tiene que servir para seguir trabajando, seguir evolucionando, pero esto siempre digo que es como un Tour de Francia, como una Vuelta a España. Es importante ganar etapas, pero al final lo importante es llegar de amarillo el último día, y esto es una carrera a muy largo plazo. Tú puedes ganar muchas etapas y muy bien, eso te viene bien a nivel motivación, ves que vas por buen camino, pero esto es una carrera a muy largo plazo. Porque al final la prensa también entiendo…

Pancho Alvariño fue el capitán de España en la conquista de la primera Copa Federación.

P: ¿Falta protección y paciencia?

P.A: Sí, sí, yo creo que al final la prensa hace su trabajo, pero creo que es un poco más trabajo del entorno, y al final también hacer ver a todo el mundo, que esto es complicado. Y en eso muchas veces los entrenadores somos los principales culpables por intereses personales y egoístas, de vender al padre la historia... No siempre es la prensa, no siempre es los padres, etc.… Los entrenadores también tenemos mucha parte de culpa en el manejo de esas situaciones.

P: ¿Por qué dejaron de debutar las chicas tan jóvenes cuando hubo una época con Capriatti, con Martina…? Luego se puso la regla de Capriati, pero ya no se compite a edades tan tempranas.

P.A.: No, es imposible. En las chicas el proceso de maduración es mucho más rápido que el de chicos. Las chicas con 15, 16 años ya pueden competir a buen nivel pero, hoy en día, es tan físico, tan físico… que es imposible que una chica de 14, 15 años pueda estar preparada para competir con las jugadoras. Antes no estaban tan preparadas, ni el nivel medio era tan bueno. Si tú recuerdas la época de Steffi Graf, Arantxa (Sánchez Vicario), de Seles (Monica) las primeras rondas eran 0-0, 1-0, 1-1... os acordaréis que Graf, los partidos los medían por el tiempo de duración: ¡ha batido el record!, 28 minutos, 32… 34... Los partidos de Graf eran así…

P: Y en finales de Grand Slam que se resolvían…

P.A.: La final con Zvereva (Natasha) en Roland Garros fue 0-0 en 40 minutos creo que le pegó dos bolos y para casa. Hoy en día eso es imposible, porque el nivel medio ha subido mucho y luego con las reglas de la limitación de torneos es imposible. Para empezar, hasta los 13 no pueden jugar torneos WTA, a los 14 sólo pueden jugar cuatro o cinco torneos, a los 16 slo pueden jugar siete y ochos torneos… y entonces hasta que no cumplen los 18 años, de alguna manera, no pueden jugar todo lo que quieran, con lo que el proceso, lo que han hecho es frenarlo. Por un lado no está mal, pero luego también es curioso porque, por ejemplo, para los chicos no existe la norma. Luego hay una serie de incongruencias. Para las chicas es perjudicial, para los chicos no… el que las chicas lleguen antes, que está claro que maduran antes, con lo cual también están más preparadas ¿vale? En los chicos no existe esa norma, y pueden empezar cuando quieran.

El impacto de Rafa Nadal

P: Hace un par de años, un jugador del Alcoyano dijo que el Barcelona había sido muy malo para el fútbol, ¿es malo Rafa Nadal para el tenis español, por el vacío que puede crear y que de hecho está creando en la expectativa a cinco o seis años tras la retirada de Nadal?

"Rafa Nadal ha sido muy bueno para el tenis español"

P.A : Rafa Nadal ha sido muy bueno para el tenis español, muy bueno en todo, en general, quitando para mí, que los medios de comunicación han focalizado, han exagerado mucho la atención en Rafa Nadal y quizás eso también ha restado protagonismo a otros muy buenos jugadores que hemos tenido. Por lo demás el fenómeno Rafa Nadal ha sido muy bueno para el tenis, porque a nivel internacional, la gente que trabajamos y tenemos academias y demás, seguimos siendo un referente, con lo cuál hemos atraído a mucha gente. Rafa Nadal ha sido un fenómeno a nivel de escuelas de club. Mucha gente mayor se enganchó al tenis a raíz de Rafa Nadal con lo cual hubo un momento que los clubes de tenis también tenían lista de espera de todas las escuelas de fines de semana y tardes. Creo que ha traído mucho la atención del tenis internacional a España, con lo cual se ha hablado mucho de España, se ha hablado mucho del tenis español y Rafa ha contribuido a eso.

P: ¿Nadal es bueno, y el Nadalismo a lo mejor es malo?

P.A: Si queremos comparar, que esa sea la referencia, que todos los jugadores españoles van a ser Rafa Nadal, la hemos liado. Si esperamos que todos los años ganemos la Copa Davis y demás, pues no es ese el camino. Quizá en esto si hemos estado mal acostumbrados y la gente un poco fuera del tenis enseguida cree que ya esto es muy fácil y vamos a ganar todos los años la Copa Davis. En ese sentido no ha ayudado tanto y creo que ha restado protagonismo a ciertos jugadores, pero en líneas generales yo creo que ha sido muy provechoso para el tenis español.

P: Pero a Pancho Alvariño que le sugiere cuando determinadas voces sobre todo en los medios de comunicación dicen sin ningún tipo de rubor, abiertamente en redes sociales y en sus propios medios: ¡el día que se vaya Nadal se acabó!

P.A: Pues no, no creo, ¿se acabó qué? Quizá sí que se ha acabado para muchos medios a lo mejor el tenerlo siempre ahí, el hablar de Rafa Nadal, el vender más periódicos, el vender más información, pero al final el tenis seguirá. Lo que pasa es que seguramente perderemos un referente, es muy difícil producir otro Rafa Nadal. Seguramente vamos a tener muy buenos jugadores porque a lo largo de nuestra historia hemos tenido muy buenos jugadores, pero los muy buenos jugadores que hemos tenido no han sido unos números uno, no tan mediáticos como Rafa Nadal. Hemos tenido muy buenos jugadores, hemos tenido a Ferrero, hemos tenido a Moyá, hemos tenido a Corretja, Albert Costa, hemos tenido muchos jugadores y muy buenos y en la élite mundial. Sí que es cierto que Nadal nos ha malacostumbrado a que todas las semanas veíamos a Nadal ganando un torneo. Quizás cuando desaparezca Nadal, ¿qué tenemos?, pues muy bien, podríamos tener un David Ferrer que sería espectacular, un número cuatro o número cinco del mundo espectacular, pero a lo mejor le veríamos ganar algunos torneos, ganar unas semifinales... a otros jugadores, pues a Verdasco, a Feliciano, a Almagro, haciendo cuartos, semis, haciendo un buen torneo y demás, que está muy bien... Lo que pasa que cuando ya te has acostumbrado a ganarlo todo, a ganar todos los torneos, a ganar los Grand Slams, a ganar la Copa Davis, mantener ese listón, sabemos que va a ser imposible.

P: ¿Hay cultura deportiva a nivel de tenis para poderlo superar? En Estados Unidos estamos hablando que no hay un referente, que están fuera del Top Ten... y no decrece el interés por el tenis. En España hay más gente en el Top 20 que en Estados Unidos y todo el mundo ve como un peligro que el día que se vaya Nadal aquello caiga. ¿Existe cultura deportiva, subgénero tenis, como para poder soportar que no tengas un Rafa Nadal?

P.A: Yo lo que creo, es que seguramente no hay a nivel general. Entre la gente del tenis comentamos "cuando se acabe Rafa ¿qué pasará?" Habrá que estar preparados, más que nada para que no nos pase lo que ha pasado en Estados Unidos, lo que ha pasado en Australia, que también son países con gran tradición tenística, con Grand Slam, con mucho dinero invirtiendo en tenis y que no han producido. De ser países que dominaban las estadísticas a nivel de jugadores entre los primeros del mundo, prácticamente han desaparecido. Entonces, desaparecerá Nadal pero tenemos que estar preparados. Seguramente como hemos dicho antes, no vamos a seguir teniendo esos jugadores. Importante será que sigamos teniendo buenos jugadores, porque mientras sigamos produciendo jugadores a nivel exterior seguirán viniendo muchos jugadores a España, que para mí también es otra de las referencias importantes. Las academias internacionales seguimos siendo referencia, y siguen viniendo muchos jugadores extranjeros. España es el primer país en cuanto a captación de jugadores con futuro del extranjero porque seguimos produciendo jugadores y produciendo referentes. Ese nivel yo creo que sí que se puede perder, porque en el momento que Turquía, que Alemania, que Estados Unidos, empiecen otra vez a funcionar, que saquen jugadores y que sean referentes, quizás todo ese movimiento migratorio de tenistas que están viniendo, de jugadores potencialmente buenos, que están viniendo a España, se irán a otros sitios y entonces sí que realmente es cuando podamos empezar a tener problemas.

P: Has dicho que por ejemplo un jugador como Rafa Nadal es muy difícil de producir, yo también estoy de acuerdo, pero un jugador como Nico Almagro, como David Ferrer sí que se puede producir, ¿si no se produjera sería un mal trabajo por parte de la Federación?

P.A: Es que la Federación realmente tampoco ha producido a nadie. El tenis no está ni en la Federación ni en los clubes, el tenis está en las academias privadas y en entrenadores muy puntuales. Hace unos años, las federaciones sí que producían y los clubes, si que producían jugadores, pero desde que están las academias privadas, prácticamente ahora la mayoría de jugadores se producen en las academias. La Federación con las estructuras que tiene... la federación tiene el CAR de San Cugat que tiene cuatro chicos y dos o tres chicas, si realmente tenemos que producir jugadores con cuatro y dos o tres, vale, estamos acabados. Federaciones como la catalana, madrileña, valenciana que tradicionalmente han sido importantes dentro del panorama del tenis español, ahora mismo prácticamente no tienen escuelas de competición... Si miramos atrás para ver cuantos jugadores han producido tampoco han sacado tantos jugadores. Al final lo importante es la estructura de torneos, y que las academias de competición sigamos produciendo jugadores. Si seguimos produciendo jugadores van a venir más jugadores, no ya jugadores españoles, sino también jugadores extranjeros. Se han formado muchos, muchísimos jugadores extranjeros en España. Eso va bien también, para el tenis español porque los jugadores nuestros se benefician cuando vienen jugadores extranjeros de ese nivel y pueden entrenar juntos.

P.:¿Ves algún jugador para dentro de cinco años, del nivel de Nico Almagro o David Ferrer?

P.A: Yo creo que hay jugadores jóvenes que no juegan mal, que están ahí, llegar a esos niveles…. De momento, ahora mismo se dan las circunstancias. No te digo dentro de cinco o de siete u ocho años... Si los torneos siguen desapareciendo, si los chicos nuestros, los que no tienen muchos medios económicos van a tener que irse al extranjero a competir,... En tenis no sales para una semana. Si te vas al extranjero son dos o tres semanas. Dos o tres semanas fuera... con ese dinero aquí juegas un mes, mes y medio. Yo veo más importante que la estructura de torneos se mantenga. Si la estructura de torneos se mantiene, y los centros y las escuelas privadas seguimos trabajando y funcionando bien, más los entrenadores que hay y que cada uno saca un jugador de aquí y de allá, yo creo que a esos niveles sí. Rafa Nadal desde luego no, y jugadores….

P: ¿20 o 30 del mundo?

P.A: Eso seguro….

P: ¿No hay temor a un vacío como el del tenis sueco por ejemplo?

P.A: No, yo no lo creo.

El doping en el tenis y Luis García del Moral

P: Entramos en un asunto delicado, pero no sólo del tenis, el del doping. Obviamente existe porque hay positivos y hay unas normas que se transgreden ¿cómo se combate el doping? ¿por qué hay? Porque hay unos calendarios tan sumamente exigentes, que llevan a determinados deportistas de élite a llegar a situaciones extremas... porque hay tramposos y hay gente que no puede con la presión... ¿Es un hecho tangible que exista doping en el deporte?:

P.A: Eso está claro, por las referencias que tenemos y por las denuncias que salen sistemáticamente. Si me preguntas por el tenis en concreto, yo llevo más de treinta años de mi vida viajando por los circuitos cada semana y yo no tengo constancia directa. Está claro que al final hay, porque se sancionan jugadores, luego algo hay. No creo que en el tenis haya doping generalizado, y también diría, que al final mucha gente y muchos jugadores en los últimos meses crean confusión al decir que "creo que... he visto que es muy raro...", etc.… yo lo que sí creo es que si tú ves y tú crees y estás convencido denúncialo. Si no al final lo que crea es mucha duda sobre si hay o si no hay. Está claro que hay doping, en unos deportes por lo que yo entiendo hay más doping que en otros. Yo lo que sí que creo es que se tiene que combatir con reglas generales. Los tenistas que llevo, pasan muchos controles al cabo del año. Se habla, se dice, del caso Armstrong, de temas muy concretos o de gente muy profesional que controlan perfectamente cuándo hay que doparse, cómo hay que doparse y sobre todo evadir los controles... Yo lo que conozco en tenis, es que si a un jugador mío lo dopara o lo intentará dopar, creo que lo pillaban. El tema del doping para mí no es del jugador sólo: tiene que estar el jugador, tiene que estar queriendo doparse, tiene que haber un médico que sea tramposo, el entrenador lo tiene que saber, cómo no lo va a saber, ya tiene que haber tres personas, que es para fusilarlos... el preparador físico también lo tiene que saber, y mínimo hay cuatro personas, ya no te digo gente del entorno y demás. Como yo lo veo es muy complicado que hayan cuatro personas metidas y no se sepa. Evidentemente ha habido casos y a los jugadores se les ha pillado y se les ha suspendido.

P: Una de las polémicas es la del calendario, que se suaviza, aunque luego los jugadores se dedican a hacer exhibiciones en lugar de descansar. Es para recaudar, no para coger fuerzas. Quizá el hecho de que se exija al deportista once meses de continuo rendimiento lleva a determinados jugadores profesionales a infringir las normas, ¿puede que para tener un calendario adecuado, se tengan que de verdad sentar el consejo de jugadores , la ATP y hacer algo coherente?

P.A: Eso está claro, se lleva mucho tiempo diciendo, sería lo más lógico, todo el mundo estamos de acuerdo, no sólo para el tenis, sino para cualquier competición, que se hiciera un calendario lógico con arreglo a las exigencias físicas y mentales de cada deportista y de cada deporte.

P: ¿El calendario del tenis es lógico?

P.A: El calendario del tenis no es lógico, porque hay unas exigencias de torneos mínimos que tú tienes que jugar. Tampoco es ilógico, algo se podría solucionar, hacerlo más racional. Luego entramos en la historia de siempre, cuando se hace más racional, los jugadores se van a hacer exhibiciones. Al final hay determinados intereses de demasiados grupos, de determinadas organizaciones y cada uno tira para lo suyo. Ahí es realmente donde surgen los problemas. Sería una cuestión de sentarse entre todos y de hacer un calendario más racional. Creo que lo van haciendo cada vez más, lo van acortando un poco más. Lo que pasa es que también es complicado. Sobre todo Paris, Wimbledon y US Open están muy próximos, están muy cercanos. A los jugadores les lleva una serie de exigencias sobre todo físicas. El problema del tenis ahora es que es muy físico, se podría racionalizar mucho más. Pero al final los torneos no quieren renunciar a nada, si no tienen a los buenos jugadores, los inversores no ponen el dinero y desaparecen. Por otro lado están las asociaciones, la ATP, que también barre para casa, por otro lado tienes las Federaciones, que también organizan muchos de los eventos. Tienes los tenistas que también tienen sus intereses aun estando representados por la ATP, cada uno tiene sus intereses. Juntar todo eso es complicado, porque en muchos casos los objetivos son contrapuestos.

P: Intentando profundizar en el tema del doping, ¿existe alguna solución universal aplicada al mundo del deporte, en este caso al mundo del tenis? ¿Los controles tendrían que ser estrictos? ¿Las visitas sorpresas tienen que ser estrictas? ¿Cualquiera tendría que estar localizado como ocurre en otros deportes como el ciclismo, veinticuatro horas al día para que en cualquier momento con un margen de quince minutos se le pueda hacer algún tipo de control?

P.A: En tenis funciona así.

P: La lista de positivos…

P.A: Es muy poca comparado con otros deportes.

P. En la lista de positivos, viniéndote de mas lejos a más cerca, ves a Borg, Wilander, Jennifer Capriati, Yannick Noah, casi todos ganadores de Grand Slam y muchos de ellos números uno. Más cercanos Guillermo Cañas, Andre Agassi, que en su biografía del año 97 no tiene ningún tipo de problemas en contar todo lo que hace. Richard Gasquet, que luego acaba contando una historia un poco extraña y no se le acaba de sancionar. Esos casos, que no son muchos, pero tampoco son pocos, son muy llamativos.

"tú se ha demostrado que te has dopado, tú [sancionado] a perpetuidad"

P.A: Eso está claro, pero yo no los he visto, te lo digo de verdad. Siempre digo lo mismo, si yo lo viera, lo primero que haría sería denunciar al entrenador, al jugador o a quien fuera, y para mí en esto no hay término medio. Creo que una de las maneras de acabar [con el doping] es que no hubiera sanciones intermedias. Tú te has dopado, tú fuera para toda tu vida. No puedes practicar ese deporte ni ningún deporte a nivel internacional. A él, a los entrenadores, a los que sea. No hay una historia intermedia, nada de "tú, dos meses fuera". Los valores que debe de transmitir la gente del deporte son otros. Para mí no hay historia, tú te has dopado, tú se ha demostrado que te has dopado, tú [sancionado] a perpetuidad para practicar ningún deporte. Tú y tu entorno, tu entrenador, tu preparador físico... fuera. Esto a muchos deportistas los frenaría, a muchos médicos, a mucha gente. Al final todo el mundo se lava las manos. En tenis siguen habiendo [controles] y tienen que estar las 24 horas disponibles. Por los menos mis jugadores. Yo no sé si a los tops que se habla, se dice, que hay más permisividad, que se les avisa. Yo sé que a mis jugadores les llegan los vampiros a las 3 de la mañana donde estén, sabes que tienen que estar localizados las 24 horas del día y tienen que escribir donde van a a estar cada día de su vida. Joder, les llegan y les hacen el control, pero claro yo no sé, si tu me dices, "no es que a los de arriba, a estos tíos...", no lo sé, es algo que se me escapa. Wilander creo que fue por cocaína, Laura Pous fue por desconocimiento, se estaba tomando algo para perder peso, aunque mal hecho, y palo.

Pancho Alvariño conversa tranquilamente

P: Estos días están diciendo Federer y Murray que a ellos no sólo les testean poco sino que sienten que cada vez se les testea menos, lo que es extraño... Dicen que ven menos presión que antes, ¿es algo general o sólo ocurre con los Top? Por ejemplo Federer dice que le han testeado como seis o siete veces en todo el año...

P.A: Claro, yo tampoco soy un conocedor, yo no sé cuanto deberían... me imagino que la Agencia Mundial Antidopaje o la gente que se encargue, deberán decidir cual es el mínimo para determinar si alguien se dopa, que se le pueda pillar.

P: La ITF dice que hace, en 2011, sólo 131 test de sangre, y sólo 21 fuera de competición, varios de ellos a jugadores lesionados de larga duración. Da la impresión de que es poco para todo el circuito.

P.A: Si realmente es así, el tenis tampoco debería de ser una excepción. Si las normas son para todos los deportes y deportistas, que se apliquen. Imagino que ahora con el tema Armstrong se ha magnificado todo por un tema concreto, particular, que ya se deriva al caso del tenis. Si se tienen que hacer 50 análisis más, ó 200 ó 300, que se hagan. Que las autoridades competentes para ello, actúen. No veo por qué el tenis debería tener algún tipo de excepción. Lo que sé es que a mis jugadoras, en cualquier momento, te llaman o te vienen, o en cualquier competición te viene el análisis. A niveles más altos, pues no lo sé... Si Federer dice eso... Pregúntale a David (Ferrer), que ha pasado 200 pruebas antidopaje. Claro, estamos hablando de algo que a mi por lo menos se me escapa. A nivel demasiado planificado, esto me suena a mafia. Lo que se habla del tema Armstrong. El tenis que no sea una excepción, que se tomen todas las medidas y ya está. Vuelvo a decir: que no hayan excepciones. No debería de haber excepción, sea el número 1, el número 1000 ó el 500. Si uno es un tramposo, a perpetuidad. Tú has hecho trampas, ya no es decir "tiene que devolver el dinero". No, tú has hecho trampas. La gente del deporte entiendo que, dentro de unas normas, tenemos que transmitir esos valores. Si la gente que estamos en el deporte somos incapaces de hacer lo más mínimo, fuera. Sea un número 1 del mundo, un número 3 ó un 200.

P: Si a Pancho Alvariño le dices un nombre: Luis García del Moral, ¿qué piensa?

P.A: Yo no puedo decir nada malo de Luis, nada. Personalmente a Luis lo conozco hace mucho tiempo, muchísimo, desde que él era socio del Tenis Valencia y sus hermanos también lo eran, cuando yo empezaba a jugar al tenis. Conocí allí a Luis y a Jorge [su hermano], que fue el que empezó abriendo la clínica especialista en deportistas. Luego empecé a trabajar con la Federación Valenciana. Luis era, en Valencia, el único médico que se había especializado en deporte. Nosotros empezamos a trabajar hace mucho tiempo, y durante todo este tiempo que he seguido trabajando con Luis, hasta ahora, por él puedo poner la mano en el fuego en lo que a tenis se refiere o tenistas que de alguna manera yo he controlado y que son muchos y muy buenos jugadores. Por Luis pondría la mano en el fuego que, en tenis, al 99,9%...

P: Es más de lo que tiene ahora mismo, es decir, poner la mano en el fuego por Luis García del Moral no es algo que te puedas encontrar por la calle

"En tenis, y con los mios y hasta donde yo sé, y con la gente que yo conozco, yo por Luis pongo la mano en el fuego."

P.A: Claro. Yo siempre digo lo mismo, primero de la parte que yo lo conozco, segundo porque nosotros siempre hemos trabajado con él en análiticas, pruebas de esfuerzo, de lesiones, son las únicas cosas... Nosotros hemos trabajado con él porque era un referente aquí. Nosotros, nuestros chavales están aquí, los de la academia están aquí. Si un chaval se me lesiona, joder, no tengo que ir, venir, cogerlo llevarlo, si tiene ahí a Luis. A las pruebas de esfuerzo, nosotros siempre hemos venido con los chavales, siempre, desde que estamos en la Federación, en la regional con chicos más pequeños, más mayores, no sé, han venido cientos y cientos, 500 ó 600 habrán pasado por él. Siempre han venido acompañados, conmigo, con el entrenador de la academia. No hay el mínimo atisbo de que alguna vez haya dicho "oye, estos chavales...". Es más, te diría lo contrario, muchas veces, yo le decía: "Luis, coño, dale a estos chavales vitaminas, todo el mundo da vitaminas a los chavales". Él decía que la mejor vitamina es que coman de todo. "La madre que te parió Luis, eso no es, dales algo, lo que sea, vitamina C", y el tío me decía que comieran dieta mediterránea, cinco comidas al día, todavía tengo los papeles por allí. Eso lo comento a nivel anécdotico. Puedo hablar de Luis hasta ahí. Ahora, no me preguntes del ciclismo, lo que haya hecho en el ciclismo, lo que haya hecho en otras cosas porque no lo sé. En tenis, y con los mios y hasta donde yo sé, y con la gente que yo conozco, yo por Luis pongo la mano en el fuego.

El debate de las superficies

P.: Acelerar Roland Garros, ralentizar Wimbledon, ralentizar US Open, ya no hay torneos prácticamente de moqueta, de partidos de dos horas se pasa a partidos de cuatro horas... ¿Es beneficioso para el tenis, o es totalmente perjudicial?

P.A: Hombre yo creo que ese es uno de los problemas más grandes que tiene el calendario y el tenis: los cambios más o menos constantes de superficie. Hay digamos como tres cambios: principio de año que juegas en rápida, mitad de año que tienes la opción de jugar en tierra o seguir jugando en rápida, y luego por medio tienes ese especimen raro que es la hierba, que son tres semanas, pero que realmente, si lo analizamos, no tiene ninguna lógica, porque sólo son tres semanas al año, porque es Wimbledon y las dos semanas de antes, y se ha acabado. Entonces por tres semanas, debes tener un periodo de adaptación, que tienes que hacer y que no lo hace nadie, porque es imposible. En teoría tendrías que estar dos semanas antes jugando en hierba, entrenando en hierba, dos semanas, más tres de competición, más luego tendrías que estar otras dos semanas más para volver a adaptarte a la siguiente superficie donde fueras, a tierra o rápida. Lo más llamativo es la hierba, porque es Wimbledon, pero no tiene ningún sentido. La superficie de hierba, según donde vayas, es totalmente distinta. Vas a 's-Hertogenbosch y la hierba tiene dos dedos de alta, la bola no bota, a mitad de pista tiras una bola cortita y no la puedes coger, para sacar tienes que darle muy duro. Llegas a los torneos de Inglaterra, Birmingham, Eastbourne, todos estos torneos, y sí, es una hierba más rápida. Y luego vas a Wimbledon y la hierba es el doble de rápida. Incluso dentro de la hierba, la velocidad es totalmente distinta.

La mayor cantidad de lesiones se producen por los cambios de superficie. Cada vez más los jugadores casi no tienen periodo de adaptación y de hecho hemos visto como Nadal tras ganar Roland Garros se ha ido la semana siguiente a jugar en hierba. ¿Por qué? Cuando te preparas para el torneo de Wimbledon en hierba, tienes dos opciones. O al día siguiente de Roland Garros empiezas en hierba sin ningún periodo de adaptación, o me lanzo al ruedo y juego en hierba y descansas la semana de antes, que es lo que los jugadores normalmente quieren hacer. Antes de un Grand Slam, la semana de antes prefieren estar entrenando que estar compitiendo.

Y en cuanto a hacerlas más rápidas o más lentas, creo que últimamente se han generalizado bastante. Roland Garros, por ejemplo, es muy rápido. La pista de París es mucho más rápida que cualquier superficie en España. La bola que metas también hace mucho, ahí se juega con Dunlop, con lo que Roland Garros es rapidísimo. Y las superficies rápidas dentro de lo que cabe, están bastante equiparadas, ya no es como antes, que Australia antes era distinta. Un año era que resbalaba, el año siguiente no, el US Open igual. El 90% de las superficies son bastantes uniformes.

P: Pero la impresión general es que se están ralentizando, que en partidos de 3 sets se pasa de de 2 a 4 horas, y los de cinco sets son 4 horas, o más...

P.A : Las superficies rápidas se han ralentizado muchísimo. Pero yo creo que ahora es mejor. Ahora lo que estás potenciando de alguna manera son los jugadores todoterreno. Pierdes una parte del tenis, los especialistas, que han desaparecido. Antes se clasificaban los jugadores, jugadores de pista rápida y jugadores de tierra. Estaban muy catalogados, sobre todo en el tenis masculino. En el femenino, de alguna manera, la que ganaba en rápida ganaba en tierra. Graf te ganaba en rápida y en tierra, Seles te ganaba, Arantxa... En los chicos no ocurría así, ya que había jugadores de pista rápida y de pista lenta, y de alguna manera han desaparecido los jugadores especialistas.

P: Y que no haya jugadores de ese estilo, ¿es positivo?. Porque hay una raza que ha desaparecido: los jugadores de saque y volea. Es curioso ver Wimbledon en el año 2000-2001, en la zona de saque y junto a la red, con calvas en la segunda semana. Calvas que no ves ahora...

P.A: De alguna manera es más lógico para los jugadores. Ahora sí que puedes decir quién es el mejor jugador del mundo. En tierra, en rápida, todos tiene las mismas opciones. ¿Qué es lo que pasaba antes? En superficies rápidas habían muchos jugadores que no tenían ninguna opción. En España directamente no tenemos pistas indoor, ni muy rápidas, porque no es nuestro estilo. Los jugadores españoles no tenían la opción de entrenar, porque para entrenar eso, como no te fueras a la República Checa o a otros países no tenías posibilidad de hacerlo. Hoy en día, la ventaja es que todos los jugadores pueden entrenarse en las mismas condiciones que van a competir. Sí que se ha perdido un tipo de jugadores, pero tampoco eran muy lógicos. Antes habían jugadores de pista rápida que eran muy malos. Solamente sacaban y no sabían jugar al tenis. Era un poco una frustración cuando un jugador muy bueno iba allí y no podía competir con un tío que sacaba a 230 ó 240 en esa superficie porque no podía ni moverse. Tenías que ir al tiebreak cada vez y ver si fallaba un saque, con lo cual creo que al final no era justo. Yo creo que era incluso más aburrido. El tenis ha ganado en espectacularidad.

P: ¿Pero no crees que puede llegar a cansarle al aficionado un partido de cinco o seis horas como en el caso de la final de Australia?

"eso es un coñazo para la gente, estar sentado cinco horas"

P.A: Eso siempre se ha hablado. A mí me aburre. Yo vivo de esto y me aburre. Un partido de Copa Davis, yo no aguanto, me voy, o un partido a cinco sets, el Isner-Mahut... Nada, eso es un coñazo para la gente, estar sentado cinco horas. O la gente que van con los niños pequeños. Está claro que algo hay que hacer. Lo que pasa es que ya sabemos que en el tenis meter normas nuevas... Es muy tradicional, y de repente meten normas nuevas como las de este año que son rídiculas. Tanta gente pensando en mejorar y a lo que llegan es a esto. No lo entiende nadie.

P: En España toleramos ese tenis porque en este momento nos viene bien, pero hace 6 ó 7 años la gente no disfrutaba viendo a Lleyton Hewitt corriendo de un lado para otro...

P.A: El tema es la duración. Yo creo que el tenis ha mejorado el nivel de juego. El nivel medio ha subido una barbaridad, tanto el masculino como el femenino. Ves cualquier partido en cualquier sitio y el único problema es la duración, pero se puede controlar. En lugar de partidos a cinco sets se pueden volver a los tres, eso es mucho más fácil de regular. Nunca va a ser un partido de fútbol o de baloncesto, que empiezas a una hora y sabes a la hora que acabas.

P.: El estilo que le viene bien al jugador tipo español como Rafa Nadal, David Ferrer y alguno más, es a cinco sets. ¿A tres tendrían las mismas opciones, uno de estar en el top cuatro y peleando por el número uno, y el otro estando en el top cinco?

P.A.: ¿Por qué no?

P.: Se lo pregunto al entrenador, que sabe más que yo seguro…

"Carlos Moyá fue el primero que rompió el hielo para competir en pista rápida"

P.A.: Uno de los éxitos del tenis español ha sido la capacidad de los jugadores y entrenadores de adaptarse a todos los cambios que ha habido, a toda la evolución del tenis. Aquí, una de las cosas buenas es que los entrenadores que están trabajando en competición, y los jugadores, son mucho más abiertos, comparados con otro tipo de jugadores, a probar cosas y a estar en la última. Evidentemente nos adaptaríamos. Carlos Moyá fue el primero que rompió el hielo para competir en pista rápida. Fue el primero que se preparó, fue el primero que entrenó en esa superficie, el primero que consiguió resultados positivos… A partir de ahí todos siguieron el camino de Moyá, y muchos entrenadores lo mismo. ¿Qué pasa? Que realmente el tenis es muy físico. Por eso digo, ¿en qué creo que los entrenadores españoles se han adaptado? En decir, joder, como el tenis es físico, voy a tener que trabajarlo desde edades tempranas. Otra de las características importantes y diferenciales del tenis español con el resto. Porque aquí a los nanos de 12 o 13 años, con el físico los matamos, lo trabajamos duro. La gente que viene a la academia, da igual que sean americanos, australianos o lo que sea, la diferencia principal ya no es sólo de tenis, es de físico. Al final es una cuestión de adaptación. ¿Que son los partidos más rápidos? ¿Tenemos que sacar mejor? Te aseguro que nos pondríamos a sacar más y a sacar mejor. Tú tienes buenos jugadores, tienes una buena base, mientras sigas teniendo una buena base que puedas elegir, al final es una cuestión sólo de trabajar en esa línea. Decir, ¿cómo se está jugando?, ¿qué se requiere para jugar en esta superficie y en estas condiciones? Lo único es ponerte a trabajar en ese sentido y en eso, los entrenadores españoles y los jugadores son mucho más receptivos.


Igualdad de premios y televisión

P.: Otro de los grandes temas, la igualdad de premios entre chicos y chicas. La opinión que tiene Pancho Alvariño, ¿cuál es? ¿Deben cobrar lo mismo los chicos que las chicas? ¿Generan lo mismo los chicos que las chicas? ¿A ese nivel tiene que haber igualdad?

P.A.: Me he dedicado más al tema femenino, y creo que hay una desinformación increíble. Cuando hablamos de eso, es demasiado general, y habría que hacer algunos matices. Por ejemplo, cobran los mismos premios en los Grand Slams. Quitando esos cuatro torneos no cobran lo mismo porque los circuitos son distintos y demás. ¿El resto de torneos? Hay torneos grandes de chicas que sí reparten mucho dinero, y luego entraremos en otros temas, pero, ¿el final de la corrida cuál es? Un chico 100 gana el doble que una chica 100. Cuando hablamos de, “cobran lo mismo”, es mentira, no cobran lo mismo. Cobran lo mismo al final del año en ganancias los cinco primeros chicos y las cinco primeras chicas. Incluso ha habido años que las primeras chicas han ganado más que los cinco primeros chicos, en la época de Graf, por ejemplo. ¿Por qué? De cajón, porque ganaba todos los torneos ¿vale? Ganaba más dinero en aquella época, más que Agassi o McEnroe, o Sampras o quien estuviera, porque los chicos se repartían más las victorias. Los cuatro Grand Slam sí que reparten el mismo dinero. Y luego está la segunda parte: los Grand Slams, a muchas jugadoras que están de la 60-70 hacia atrás, es lo que les da vida y lo que les permite seguir jugando al tenis. Lo que ganan por entrar directas en los Grand Slams, con eso, prácticamente pueden vivir del tenis, pueden permitirse tener un entrenador. Si bajaran los premios, muchas chicas, no te digo entre las 100 primeras, pero si entre las 50-60-70, muchas no podrían permitirse el tener un entrenador, mientras que los chicos sí. Luego hay otra diferencia, y es que los chicos tienen un calendario muy estructurado, hay semanas que tienen tres torneos, dos torneos, tienen mucha capacidad de elegir. Tienen “challengers” con semanas de cinco, seis, siete u ocho torneos, que reparten mucho dinero y luego tienen cantidad de futures. Mientras que el calendario WTA si lo miras, hay muchas semanas que sólo hay un torneo. No tienen, han desaparecido los torneos, los equivalentes a los “challengers”. Y luego ya tienen que pasarse a los 25.000 o 10.000 que con eso vamos, no cubren ni gastos. Habría que matizar...

P.: Matice usted, queremos que matices y luego te pediremos que digas qué solución aplicarías.

"En cuanto a ganancias, "es que reparten lo mismo", no, mentira"

P.A.: En cuanto a ganancias, "es que reparten lo mismo", no, mentira. Un chico tiene muchas más opciones de vivir del tenis que una chica, muchísimas más. La prueba es que en cuanto a ganancias, los de arriba en el ranking van ganando más o menos lo mismo, pero a partir del 15-20, las chicas empiezan a hacerlo mucho menos. Y a partir del 70-80-100 ganan prácticamente el doble los chicos. Y luego que tienen muchas más opciones. Una chica que esté 70-80, muchas semanas al año sólo puede jugar una previa, y es posible que no juegue un cuadro final. Y una chica que está 130, hay muchas semanas al año, muchas, que no puede jugar. No puede jugar ninguna semana, no puede realizar su trabajo, porque no tiene ninguna opción para jugar al tenis, porque no hay torneos, no puede entrar en las previas de según qué torneos y no hay torneos challengers. ¿Genera lo mismo? Está claro que no. Está claro que el tenis masculino genera mucho más que el tenis femenino. A niveles altos, un Sharapova-Azarenka no te vende lo que un partido entre Nadal y Federer, pero yo creo que también vende.

P.: ¿Y si eso estuviera en tu mano? ¿Cuál sería la solución lógica para que al final del año las chicas no ganaran la mitad que los chicos teniendo los mismos gastos?

P.A.: No te digo la proporción, pero lo que sí que creo es que habría que llegar a una solución para que una chica pudiera vivir del tenis, que una chica que esté 70-80. No estamos hablando de una que esté 200-250 o 300, pudiera vivir de esto. Es como si juega en Tercera División o en Preferente, pues igual tienes que tener otro trabajo, y si te esfuerzas y si mejoras y llegas arriba, ya vivirás del fútbol y serás un campeón. Esto es un poco lo mismo. Entiendo también que no pueden llegar 1000 jugadoras a vivir del tenis. Pero sí creo que es un problema económico, como hemos hablado en reuniones con la WTA, que al final, no vende tanto el tenis femenino como para producir esa cantidad de torneos. Los chicos realmente se mantienen porque la gente que invierte de alguna manera lo sigue haciendo, con lo que verán rentabilidad. ¿Qué pasa con el tenis femenino?Que realmente a cierto nivel, no vende. Haces un torneo challenger de chicos y te va el 70 o el 80 o el 90 y la gente los conoce, los ha oído nombrar. Tú haces un torneo de chicas de 100.000$ o 125.000$ y seguramente las que van, vamos, ni San Pedro ha oído ninguna nunca de ellas. Entonces imagino que a nivel de patrocinadores ellos dirán "¿bueno? ¿y quién viene?" A lo mejor los patrocinadores están pensando que va a venir Sharapova, que va a venir Ivanovic , que va a venir Azarenka… y luego realmente no conocen a nadie. Es complicado, y lo ideal sería que tuvieran la posibilidad por lo menos. Que todo el mundo pudiera tener la opción de ganarse la vida, cada semana, por lo menos, en algún torneo. Es complicado porque es una cuestión de dinero, es una cuestión de organización, es una cuestión de rentabilidad y de ver si venden o no. De televisión… eso a mi se me escapa.

P.: El tema de la televisión no está muy bien y el año que viene va a estar peor, ya que Eurosport no sigue. Es una incógnita total para ver tenis femenino. No es fácil para la gente seguir el tenis femenino…

P.A.: Sí, si, es complicado, yo lo entiendo. El caso clarísimo lo tienes en España, en la Copa Davis, que tú pones un canon de un millón de euros, de 800.000 euros, y se matan. Copa Federación tú lo regalas y no la quiere nadie. Y si habéis estado en una Copa Federación en España o en algunas de las que se hicieron aquí, quitando la final, no va nadie. Ni regalando las entradas. Al final es un poco pobre la imagen. El tenis femenino no vende tanto. Eurosport hizo un buen esfuerzo y se ha podido ver mucho tenis femenino. Si Eurosport lo quita, apaga y vámonos. He estado en muchas reuniones de la WTA y sé que es complicado. El tenis femenino, pues no vende como el tenis masculino.

P.: Como aficionado es complicado seguir el tenis.

P.A.: ¿Complicado en qué sentido?

P.: La mitad de los torneos están dispersos, cada uno en un canal…la información es escasa… no es como la Champions League en fútbol, que la UEFA te obliga a hacer la rueda de prensa y la rueda de prensa acaba en todos los sitios. Aquí es muy difícil tener información de los tenistas. Yo a lo mejor puedo saber lo que está haciendo Nadal, pero no sé lo que está haciendo de Tommy Robredo, porque no tengo ni la más remota idea idea de dónde está…

P.A.: Sí, si, no llega. Al final es lo que tú dices de los jugadores, quitando Nadal y los otros grandes, el resto… no sabes nada de ellos. El sistema de ranking, aunque ahora está claro, antes era muy complicado entenderlo y no ayudaba. Tenías que ponerte a explicar el ranking, y era mejor decir “oye mira da igual, es un ranking y ya está” ¿no? Es más complicado, porque al final yo creo que no es más mediático, son más mediáticos ocho jugadores que son los que crean el espectáculo y que mueven un poco el tema, y poco más. Y gracias que, ahora, sobre todo estos años, ha tenido mucha repercusión en España con Nadal y con los cuatro mosqueteros que son cuatro tíos espectaculares, porque cuando desaparezca esto, desaparezca Nadal, sobre todo aquí en España, seguramente no se dará tampoco tanto tenis, porque, claro, te lo dan porque llega la final o está en semis.

P.: Por tanto, la falta de cultura deportiva en el subforo de tenis, cuando desaparezca esto se pondrá, todavía más en evidencia, será mucho peor. Para el tenis masculino será malo y para el tenis femenino por todo lo que estamos hablando será terrible.

P.A.: Eso está claro porque yo creo que todo esto va en función de la persona lo mediática que sea o no.

P.: Al fútbol le quitas el Madrid y el Barcelona y hay una estructura de base con mimbres de niños de 18 años para abajo que son capaces de soportarlo, pero, ¿el tenis es capaz de soportar una situación como esa? ¿un tsunami mediático como ese?

P.A.: Las estructuras de base sí. Si desaparece Nadal, puede que el tenis español deje de estar de moda, puede que deje de venir gente y se dejen de producir jugadores. A nivel de estructura, los clubs, de alguna manera son mucho más recreacionales, y lo que ha cambiado es que hace unos años los clubs trabajaban y producían jugadores, y ahora se trabaja en las escuelas, en los clubs y el 30% es socialización recreacional. Y ese es un problema, claro, que de alguna manera las federaciones no controlan. El tenis de competición no está en las federaciones, sino que está en manos de las academias privadas y de ciertos entrenadores. Entonces, ¿qué puede pasar? Puede pasar que si se va Nadal, dejen de venir jugadores, que las academias cerremos y entonces sí que estaríamos en un problema gordo y grande.

Pancho Alvariño habla sobre la ATP y la Fed Cup

P.: ¿No te da la sensación, precisamente que, porque la ATP, “ha fomentado” este top cuatro que hay ahora, está arrasando el tenis? Hace diez años, Thomas Johansson te ganaba un Open de Australia, y hoy en día eso es inviable. Martin Verkerk no lo vamos a ver otra vez, no vamos a ver un finalista de Grand Slam fuera del top cuatro. Ahora sabes prácticamente de dónde van a salir los dos finalistas del Grand Slam cada año hasta que se retiren.

P.A.: Menos en París…

P.: ¿No nos hemos cargado un poco esa espectacularidad que tenía el tenis antes, de pensar que podía ganar otro? Ahora ya casi no piensas realmente que pueda alguien dar esa sorpresa.

P.A.: Hombre, no sé, haría falta verlo, eso está claro, está claro que pierdes por otro lado, pero si tu le preguntas a la gente que va, “¿qué prefieres ver al Verkerk este o ver a un Nadal...?

P.: ¿Pero a la gente no le interesa un París con Janowicz como algo inesperado? Para el público en general, no para el español, ¿no era más interesante que fuera inesperado en ese momento?

P.A.: No lo sé, creo que a cierto nivel sí, a lo mejor a nivel general puedes decir, “oye pues ha llegado este tío” como novedad… pero en un momento dado, si le preguntamos a los organizadores igual te dirían “joder macho, ahora este tío viene aquí y nos está jorobando el cuadro”. La gente que paga que tiene su entrada, si le preguntas qué final quiere, te diría, “joder yo quiero ver aquí a Nadal y a Federer, a Nadal y a Djokovic”...

P.: Aunque París-Bercy ha permitido que Ferrer gane un masters 1000 y hemos descubierto una nueva estrella, un chico polaco que nadie conoce, ¿es un mal balance?

P.A.: Al final depende del prisma que lo mires. Muchas veces se ha vendido a nivel de prensa. La diferencia del tenis de chicos o de chicas, que para mí, y voy un poco en la línea que tú decías ahora, el tenis femenino me gustaba más, porque las ganadoras eran distintas. Pero decían que “no habían líderes”. Decían que el tenis femenino estaba en crisis porque no hay una número uno indiscutible. ¿Qué es más importante o divertido para mí? Yo no te digo entre cien que cualquiera pueda ganar, pero sí entre 10 ó 15. Es mucho más interesante que pueda haber una rotación, un poquito más amplia que no de tres o cuatro jugadoras. Jugadoras como Dinara (Safina), siempre se le ha criticado que no ganara un Grand Slam o que no…

P.: No ha sido una Williams…

P.A.: Claro, claro, igual no ha sido una número 1, ha sido la más regular en todo el año, y luego es eso. A mí me gusta más que hayan ocho o diez jugadoras. Que haya más posibles candidatas, no como en el tenis masculino, que están estos cuatro, aunque luego es espectacular cuando los ves. Luego lo de la Liga Española, decir Barça y Madrid, sería más entretenida para todos si hubieran ocho equipos cada año que dijeras, “pues oye, hay ocho candidatos”. De alguna manera en tenis se vendía lo contrario, es decir, que el tenis femenino estaba fatal porque no había una líder indiscutible. ¿Qué es mejor? ¿Qué es peor? No lo sé porque a mí me pasa esto, porque luego te dirían "yo quiero ver a estos cuatro y no me quites a estos cuatro de aquí". Lo que hablamos de la superficie. Mucha gente dice “yo añoro el tenis de antes”. No hay mucha gente que te dice lo del tenis más variado.


La final de Copa Davis

P: Vamos a terminar por lo más reciente, por la final de la Davis. Si a ti una jugadora, en una de la Copa Federación, no la pones a jugar un partido y la víspera de empezar la final, te pone a caer de un burro, ¿te hubiera preocupado?

P.A.: Tendríamos que saber realmente las palabras de cada uno y lo que realmente Alex, le dijo a Feli.

P: Feliciano, en una entrevista a un compañero del Diario As...

P.A.: Haría falta preguntarle a Álex: ¿realmente le garantizaste a Feliciano que iba a jugar? Porque a mí también me extraña con tanta antelación que, con la igualdad que hay, sabiendo que coger a un jugador u otro depende de matices, incluso de la semana de antes (que es lo que ha pasado), que Álex le garantizara jugar.

Si realmente es así, pues bueno, yo creo que Álex tiene que acarrear con las consecuencias, porque si tú te comprometes a que juegue y luego no juega, pues bueno, también hay muchas variables. Al final quien sabe todo lo que pasa es la gente que está allí.

Tú también le puedes decir a alguien: "oye vas a jugar seguro, 100%", que me extraña, o puedes decir, "en mi cabeza está que puedas jugar". Seguramente fue algo así, y cada uno lo interpreta de una forma, "ahora mismo lo que pienso yo es que vas a jugar" más que "vas a jugar seguro". A mi realmente me extraña.

P: En cualquier caso, y con la responsabilidad que tiene un capitán de la Copa Davis o de Copa Federación, que tú tomes una elección o otra, el hecho de que un jugador que no vaya a jugar te altere la dinámica de grupo, eso bueno no puede ser de ninguna manera...

"Tampoco creo que Feliciano le haya faltado"

P.A.: Creo que eso habría que haberlo dejado claro dentro, en ese momento. El jugador, cuando no juega, se siente mal, se cabrea. Tampoco creo que Feliciano le haya faltado, sino simplemente ha comentado algo que le había dicho Álex y que luego realmente no cumplió, y que él se sentía perjudicado en ese sentido porque como jugador sabes que quiere jugar.

No creo que sea un gran problema. Por lo que conozco y lo que sé, hay bastante unidad dentro del equipo. Sí que es un tema que hay que hablarlo, pero bueno, Feli le ha dado mucho al tenis español, Álex también le ha dado mucho al tenis español. Que en momentos puntuales pueda surgir algo de este tipo, vamos... yo no creo que sea algo para armar la ‘marimorena’. Sí que creo que se tenga que hablar, sí que creo que no es la situación ideal. Y más de un equipo que siempre ha funcionado bien. Aunque eso no quita para que se haya sentido perjudicado y se haya quedado callado.

P: Y Pancho "Corretja" (hacemos un mix entre nuestro entrevistado y el capitán de la Davis), ¿cómo lo hubiera arreglado disciplinariamente? ¿Qué solución disciplinaria hubiera tomado?

P.A.: Vamos a ver, yo primero tengo que saber lo que yo le hubiese dicho a Feli. Si yo a Feli le hubiera dicho: "Oye, pues mira, cuento contigo, pero vamos, no tengo claro si vas a jugar. Ahora mismo si hubiera que hacer el equipo, ahora mismo jugarías, pero yo no te garantizo el sitio". Si realmente luego viniera y dijera eso, lo primero sería matizarlo públicamente, decir: ‘Oye, yo no he dicho esto ¿vale? yo he dicho esto...", para que queden claras las posiciones, pero tampoco creo yo que le hubiera pegado mucho palo.

P: En ese momento...

P.A.: No, porque creo que no es un jugador problemático, nunca lo ha sido, no es alguien que, sistemáticamente, te esté creando mal rollo. Por eso te digo, es gente que nos ha dado mucho. Ante una cosa así, le pegaría un tirón de orejas, le sentaría y le diría: "Mira Feli, esto no es así, no es lo que toca..." Yo lo arreglaría a las buenas, siendo la primera vez, porque creo que es un jugador que ha dado mucho y que ha estado siempre, y siempre que se le ha necesitado ha estado ahí, y fue parte importante en la Davis de Argentina. No fue un tema tan grave como para que se creara una división grande dentro del equipo, ni que hubiera mal rollo, no creo que fuera ese, por ejemplo, el motivo de haber perdido, no lo creo.

P: Y qué ha sido más decepcionante, ¿qué Almagro perdiera los dos individuales o que se perdiera el dobles? ¿No estaba quizá el doble sobrevalorado? Cuando veías a los rivales, que no juegan en el circuito, pero que en Davis llevaban 11 de 12, ¿estaba sobrevalorado por aquello de que habían ganado la Copa de Maestros?

P.A.: Antes del Master, todos pensábamos que era una eliminatoria muy difícil. Todos sabíamos que iba a ser 3-2 nuestro, 3-2 de ellos, y si tú me preguntas para mi era casi más 3-2 para ellos, honestamente te lo tengo que decir. Después de ganar el Masters, joder ¡ya tenemos aquí dos doblistas, vamos a ganar el doble!. Creo que después del Master si que, un poco, quizás vimos más oportunidades de un punto que prácticamente lo dábamos, casi como perdido, no perdido pero si más perdido que ganado. Creo que pensamos "estos han ganado aquí, no sé qué, ya está, ahora ganamos el doble", y tenemos más opciones. Sabíamos que era complicado, David (Ferrer) ganó a Berdych, y era un partido de 50%. David venía muy bien pero Berdych jugaba en casa, en pista rápida, era un jugador complicado. También era un punto que, a priori, podías decir: lo puedes ganar o lo puedes perder. Incluso, si me apuras, Stepanek con David, en pista rápida, es un partido que también David tiene que jugar, que si David no juega, aquel se lo merienda. Luego siempre a posteriori es más fácil decir: "pues si hubiera puesto a Feliciano"... Los que están allí saben, y saben el día a día, y saben los pormenores, y al final, a una persona como Álex no le vamos a enseñar nada que no sepa ya. Lo que yo hacía cuando estaba de capitán de la Copa Federación es que un poquito lo hablas con todo el mundo. Tú tienes tu decisión, tú tienes la decisión final, pero tú, de alguna manera, puede que, con la gente que está todos los días, con los entrenadores que están acostumbrados a viajar y demás…tu puedes comentar y decir: "Oye, esto es lo que voy a hacer yo, ¿qué os parece?" Que te den sugerencias y tal… pero, al final, está claro que tú eres el que decides.

P: Pero… ¿no se estaba con una confianza absolutamente ciega? Reforzadísima por la Copa de Maestros con un doble, que había ganado la Copa de Maestros, pero que luego, cuando los miras individualmente, Marc López y Marcel Granollers no son top 15 ni top 20…

P.A.: Yo creo que se generaron falsas expectativas a nivel general, pero todo el mundo sabíamos, joder, Berdych y Stepanek son muy duros, y más jugando en casa y en pista rápida. Ahora mismo si juegan diez veces con Marcel y con Marc, yo creo que seguramente les ganarían siete u ocho veces. Porque está claro que han jugando muy bien, que han hecho el torneo de su vida… salvaron cinco bolas de partido a los Bryan, que si lo hubieran perdido, hubiéramos estado en la realidad, es decir, no hubieran clasificado y hubiéramos pensado que tenemos un buen doble que puede jugar. Pero yo creo que nadie del mundo hubiera apostado por ellos antes del Masters, vamos... ni de coña, dices Berdych y Stepanek con Marc y con Marcel, yo creo que muy poca gente hubiera apostado por ellos.

Ahora ganan el Masters y ya parecía el punto del doble ganado, pero eso era un torneo puntual. Llevan también un año muy bien, que seguramente si siguen jugando juntos seguirán creciendo, evolucionando y a lo mejor, en un año, dos años… si les sirve a nivel de motivación para seguir jugando juntos, pues seguramente, a lo mejor, dentro de un año, un año y pico… realmente será un momento de decir, cada vez que juguemos la Copa Davis: "Mira tenemos un punto seguro, el doble". Yo creo que fue un poquito falsas expectativas de un momento puntual y justo que la semana siguiente se jugara la final de la Davis.

P: ¿El hecho de que los top ATP no jueguen dobles altera un poco esa percepción sobre el doble? Quiero decir, porque en el momento que Federer, Nadal y demás se pusieran a jugar a dobles, posiblemente serían parejas top. Lo que pasa que como no juegan, este top está un poco desvirtuado ahora mismo…

P.A.: Normalmente, los doblistas suelen ser jugadores de segunda. Han sido jugadores que en el individual no han conseguido los objetivos que creían, y entonces al final se dedican al doble porque realmente consiguen los resultados que en el single no han conseguido…eso está claro, lo que pasa que yo creo que hoy en día, en el tenis actual, eso es impensable, imposible.

P: Como en los viejos tiempos, digamos, que compartían competición, pero ahora no puedes estar 6 horas en single y luego ir al doble.

P.A.: Claro, es imposible, yo creo que el tenis hoy en día es tan físico... Hasta ahora siempre se ha dicho que era más mental que físico, sobre todo la cabeza, la mente, era la parte más importante. En los últimos años, es mucho más físico que mental. Está claro que al final es una combinación, no puede ir una parte separada de la otra pero, de alguna manera, lo uno casi lleva a lo otro. El que físicamente es bueno, mentalmente es bueno. Hoy en día, el tenis es tan exigente a todos los niveles que es inviable, es imposible que los jugadores de single se dediquen al doble porque, hoy en día, el tiempo libre que tienen los buenos jugadores lo dedican más a prevención y a recuperar más que a entrenar.

Han sido cerca de dos horas intensas, y lejos de hacerse largas, han dado para una nueva cita dentro de unas semanas, en su Acedemia, con jugadores y jugadores haciendo la pretemporada. En el mundo del deporte, en el del tenis, la claridad es un bien escaso, y Pancho Alvariño, una fuente de ello.

Comentarios recientes