Los jugadores que más partidos disputaron en una temporada

Guillermo Vilas disputó en 1972 un total de 146 partidos en temporadas que estaban mucho más cargadas de encuentros que en la actualidad

En la actualidad, hay muchas críticas por la sobrecarga que sufre el calendario. Sin embargo, hubieron años donde los tenistas llegaron a jugar muchos más partidos que los que juegan ahora. Guillermo Vilas llegó a disputar 146 encuentros en 1972.

En los últimos tiempos son muchos los tenistas que vienen quejándose de la dureza del calendario. Una temporada muy larga, llena de encuentros y con muchas semanas de competición que abarca prácticamente desde el 1 de enero (antes en el caso de los jugadores que acuden a Abu Dhabi) hasta mediados de noviembre. Algo que les impide entrenar y poder disputar la mayoría de torneos al 100%, especialmente en el tramo final de campaña.

David Ferrer ha disputado este año 91 partidos oficiales. Foto:cadenaser.com

Así, por ejemplo, vemos como David Ferrer ha sido el jugador que más encuentros ha disputado llegando a los 91 partidos (76 victorias, 15 derrotas). Novak Djokovic con 86 (75-11) duelos disputados y Roger Federer con 83 (71-12) le siguen en esta peculiar lista. Incluso, ocho hombres aparecen por encima de los 80 encuentros.

Sin embargo, si se comprueba con épocas pasadas vemos que en realidad estos jugadores son privilegiados pues hubo muchos años donde las temporadas eran de 11 y hasta 12 meses sin apenas descanso, sobrepasando la barrera de los 100 partidos en muchas ocasiones, y encima con disputa de muchos más partidos a cinco sets ( ahora sólo se disputan los encuentros de Grand Slam y Copa Davis).

Sin ir más lejos, vemos como en 2009, Novak Djokovic jugó la friolera de 97 partidos y en 2008 Rafa Nadal 99, quedándose a sólo uno del centenar. Y evidentemente, partidos todos ellos de máxima trascendencia.

Cifras ridículas comparadas con las que consiguió Guillermo Vilas, el hombre que más partidos ha jugado en un año dentro del circuito ATP. El argentino fue capaz de disputar 146 encuentros a lo largo de 1972, de los cuales 131 saldó con victoria. A Willy parecía encantarle la idea de disputar muchos partidos pues en 1977 llegó a 144 (130-14) y fueron varias las veces que acabó por encima de los 100 encuentros, disputando incluso más de 30 torneos por año.

Jimmy Connors también le seducía la idea de jugar partidos y partidos. En 1976, jugó 98 que le reportaron acabar como número 1 del mundo. Además, ostenta el récord de ser el tenista con más partidos jugados en toda la historia con 1479, muy por delante del segundo, Ivan Lendl con 1310.

Y es que Lendl fue otro a los que jugar partidos no parecía importarle demasiado. El norteamericano de origen checo sobrepasó los 100 partidos muchas veces. En 1980 completó 137 partidos para acabar con un bagaje espectacular (129 victorias- 8 derrotas) sin llegar a parar un mes completo, y en 1982 sólo cedió nueve veces en 115 encuentros.

Un auténtico especialista de la tierra batida como Thomas Muster también superó el centenar de partidos. Fue en su extraordinario año de 1995. La “bestia austriaca” ganó 86 de los 104 partidos que jugó lo que le valió para llevarse Roland Garros y otros 11 títulos más.

También Pete Sampras fue capaz de llegar a 101 encuentros dos años antes. El norteamericano y ex número 1 del mundo, disputó la mayor parte de ellos en su país, pero no por ello el desgaste fue menor.

En esta lista no podía faltar John McEnroe. El norteamericano jugó en 1979 103 partidos individuales y por si fuera poco lo remató con 85 encuentros de dobles. Es decir entre las dos modalidades llegó a sumar 188 partidos en un año, cifras a las que hoy en día evidentemente nadie querría llegar.

John McEnroe disputó en 1979 más de 185 partidos entre individuales y dobles.

Si nos vamos más en el tiempo Ilie Nastase disputó en 1973 123 partidos. El rumano sobrepaso varias veces el centenar de partidos. Claro que no tantas como Rod Laver. El que es uno de los mejores jugadores de todos los tiempos compitió en 149 partidos en 1962, lo que le permitió llevarse 19 de los 34 torneos en los que tomo parte.

Evidentemente, era otra época y algunos incluso como Andrés Gimeno llegaban a los 150 partidos, si bien la velocidad de juego y el desgaste físico eran mucho menores que ahora, donde el aspecto físico es esencial para estar en los primeros puestos del ranking.

También te puede interesar:

Federer reduce su calendario para 2013.

Comentarios recientes