David Ferrer y Radek Stepanek abren la final de la Copa Davis

David Ferrer y Radek Stepanek abren la final donde destaca la sorprendente presencia de Lukas Rosol e Ivo Minar como integrantes del dobles checo, si bien la lógica i

David Ferrer y Radek Stepanek abrirán la final de la Copa Davis entre España y la República Checa según el sorteo celebrado en Praga. Tomas Berdych y Nico Almagro jugaran el segundo partido de los individuales del viernes, mientras que sorprende la presencia de Lukas Rosol e Ivo Minar como integrantes del dobles checo, si bien sus posibilidades reales de jugar son mínimas.

La final de la Copa Davis que se celebra este fin de semana en Praga ya conoce los emparejamientos de sus cinco encuentros. David Ferrer y Radek Stepanek abrirán la eliminatoria mientras que Tomas Berdych y Nico Almagro completarán el primer día de la serie. Lo más destacado es la ausencia de Feliciano López y la presencia para el partido de dobles de la pareja checa Lukas Rosol e Ivo Minar. A continuación, analizamos los cinco partidos de la final:

El sorteo de la final de la Davis ha querido que Ferrer empiece con Stepanek.

Primer partido: David Ferrer- Radek Stepanek

David Ferrer y Radek Stepanek abren la eliminatoria con lo que ello supone, en cuanto a nervios y tensión, a pesar de la experiencia de los dos en este tipo de eventos. La lógica induce a pensar que el español es favorito. Viene de ganar en Valencia y París-Bercy y no se clasificó para las semifinales de las Finales en Londres por un triple desempate en el que los sets en contra le jugaron una mala pasada.

Su adaptación en pista rápida cubierta está más que probada. E incluso, los cara a cara con el checo le favorecen. Le ha vencido en seis de las nueve ocasiones que se han medido, y la última derrota data del ya lejano 2009.

El problema es que su rival tampoco es de los que flojea en estas superficie. Rápido y ágil en la red, su juego agresivo va como anillo al dedo en este tipo de canchas.

Segundo partido: Tomas Berdych- Nico Almagro

Duelo con mucha rivalidad para dos tenistas que este año han estado con asiduidad en el Top 10. Posiblemente, este sea el punto en que más confían los checos. Berdych es la mejor baza tanto por ranking (número 6 del mundo), como por los precedentes, que ubican al checo con un 8-3 favorable a él, y con los últimos tres enfrentamientos ganados sin ni siquiera perder un set.

Esta temporada han disputado cinco partidos entre ellos, y en cuatro ha salido victorioso el checo. El último en las semifinales de Estocolmo, que se saldó con triunfo claro del centroeuropeo. Especialmente recordado fue el partido que ambos disputaron en los octavos de final de Australia, donde Berdych derrotó a Almagro en cuatro sets después de disputar tres tiebreaks. Un encuentro que trajo la negación del saludo final del checo al español por considerar que este le había tirado una bola al cuerpo en una conducta antideportiva.

Tercer partido: Lukas Rosol/ Ivo Minar- Marc López/Marcel Granollers

Posiblemente uno de los partidos más importantes de la serie. Los checos han sorprendido poniendo a Lukas Rosol e Ivo Minar en el dobles. Pero parece más una acción más de cara a la galería que la realidad de lo que vaya a ocurrir. Sólo el cansancio y unos partidos de individuales largos y duros pueden otorgar posibilidades a que esta pareja juegue.

Lo normal es que finalmente aparezcan Berdych y Stepanek gracias a que la Federación Internacional de Tenis (ITF) permite sustituir a los jugadores hasta una hora antes del inicio de los encuentros. Ellos dos son los grandes especialistas del equipo. Han jugado 12 partidos juntos y sólo han perdido un único encuentro, aunque curiosamente contra España, en la ya recordada final de 2009 en Barcelona. En aquella ocasión Feliciano López y Fernando Verdasco dieron el punto definitivo de la cuarta Ensaladera de España. Esta vez no están ellos, pero los españoles cuentan con la baza de Marcel Granollers y Marc López, que se presentan en Praga como campeones de las Finales de la ATP.

Los cuatro juntos nunca se han visto las caras , pero sí por separado. López y Granollers ya se enfrentaron en el pasado Masters a Stepanek y su compañero, el indio Leander Paes, y el resultado fue derrota. Lo mismo que sucedió en las semifinales del pasado US Open, si bien en aquella ocasión la derrota se produjo por lesión de Marc López.

Con Tomas Berdych, el bagaje en cambio es positivo. En la única ocasión en que se tropezaron (Masters 1000 de Canadá), el checo y el alemán Florian Mayer sucumbieron en dos cómodas mangas con la pareja catalana.

Cuarto Partido: Tomas Berdych- David Ferrer

El partido estelar. Quinto contra sexto del ranking ATP. Duelos de números 1 de sus países que se presume también fundamental y muy igualado. Los dos acuden al 100%. Berdych viene de ganar Estocolmo recientemente en una superficie parecida, y en esta parte final de temporada ha hecho semifinales en el US Open (dejando en el camino a Roger Federer) y en Shanghái.

Aunque si el checo acude bien, qué decir de David Ferrer. Instalado en el Top 5, este año ha sido uno de los grandes triunfadores de la temporada, ganando siete torneos (el que más) y anotándose su primer Masters 1000 en París-Bercy. Viene a por todas, convencido de que por primera vez puede ser él, el hombre que de el punto definitivo de la que sería la sexta Ensaladera para España.

Ambos se han enfrentado siete veces, siendo el balance favorable al español que le ha ganado cuatro veces y ha perdido en tres ocasiones. Sobre pista cubierta se han enfrentado tres veces (curiosamente las tres últimas), venciendo el español en dos y el checo en una.

Stepanek-Berdych son la pareja clave de la República Checa.

Quinto partido: Radek Stepanek- Nico Almagro

Si todavía la eliminatoria está en juego puede ser un drama. El ranking y la trayectoria de cada uno este año indica a pensar que el español tiene una ligera ventaja. Sin embargo, en los enfrentamientos personales la cosa cambia. El checo ha ganado dos de las tres veces que se han visto las caras, si bien en el pasado US Open, la victoria fue para Nico Almagro en cuatro sets. La única vez que se enfrentaron en pista cubierta (París-Bercy 2010) fue Stepanek el que se llevó el gato al agua.

La versatilidad y agilidad del checo se adaptan perfectamente a la rapidísima superficie del O2 Arena de Praga, pero también puede venirle bien a los golpes planos y potentes de Nico Almagro. Si se produce este último partido, lo que es seguro es que será uno de los duelos más emocionantes del año.

También te puede interesar:

Piques entre tenistas:Pelotazos, insultos, enganchones y escupitajos.

Puntos fuertes de la República Checa y España de cara a la final de la Copa Davis.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes