El presente y futuro del tenis femenino latinoamericano

Una de las voces más autorizadas, Sebastián Capristo, nos analiza en exclusiva la crisis que sufre y el dudoso y esperanzador futuro que afronta

Mónica Puig, #1 de las tenistas latinas, golpea una bola de revés en Melbourne
Mónica Puig, #1 de las tenistas latinas, golpea una bola de revés en Melbourne

Hoy, en Punto de Break, hablamos del tenis femenino latinoamericano, y lo hacemos además con uno de los periodistas que más y mejor lo conoce, si no el que más, como es el argentino Sebastián Capristo; ¿qué le pasa al tenis femenino en América del Sur?, ¿y a sus torneos?, ¿por qué terminarán el año sin ninguna tenista entre las 100 mejores del mundo tras 36 años ininterrumpidos con al menos una representante en dicho grupo?, ¿cuál es el futuro de tenistas prometedoras como Monica Puig o Paula Ormaechea? son, entre otras, algunas de las dudas que nos resuelve la siguiente entrevista. Interesante y enriquecedora. No se lo pierdan.

Pedro Gutiérrez: Entre un 0 (suspenso) a un 10 (sobresaliente), ¿qué nota darías actualmente al tenis femenino latinoamericano? y ¿por qué?

Sebastián Capristo: Me resulta difícil establecer un a nota fija para un recambio que se encuentra en plena etapa de gestación. Los indicadores del presente no son alentadores a primera vista. Pero no significa que la producción de jugadoras regionales se haya detenido. Por supuesto, una evaluación situacional tiene un elemento sustancial de subjetividad. Siempre se parte de promesas y tras semejante lapso sin una ostensible presencia de nombres, arriesgar un diagnóstico es todo menos ciencia exacta. Dicho esto, si tuviera que elegir un adjetivo entre suspenso y sobresaliente, sería latente. Si hablamos de materia prima dentro del continente, que de por sí es mucho mayor al lado de otros contextos, no creo haya mejor descripción. Al menos por el momento.

PG: Hablemos de tenistas, el top5 en el ranking actual es: Mónica Puig (PUR) #127, Paula Ormaechea (ARG) #136, Mariana Duque-Marino (COL) #140, Teliana Pereira (BRA) #175 y Verónica Cepede Royg (PAR) #183. Cinco tenistas dentro de las 200 mejores del mundo, que son las llamadas como 'profesionales' del tenis en tanto acuden a los Grand Slam y toman parte en previas de torneos WTA. En conclusión podríamos decir, generalizando mucho qué duda cabe, que sólo un 2,5% de las tenistas profesionales del mundo son latinoamericanas. ¿Es una buena cifra? ¿Por qué actualmente no hay ninguna tenista del mencionado continente entre las 100 mejores tenistas del mundo?

SC: Sin dudas no es una buena cifra, y visibiliza el estado de abandono que la cuestión tenis femenino ha venido sufriendo durante años. Numerosos factores coincidieron para que así sucediera. En el caso de la región, incluso en sus mejores tiempos, la representación no era comparable al lado de otras potencias, aunque se mantenía una cantidad decente de jugadoras en ese nivel. De principios y mediados de los 2000 en adelante, con los retiros de Fabiola Zuluaga, Paola Suárez o Milagros Sequera, entre otras, con mayor o menos éxito en el Tour, se generó una especie de bajón del que solo pudo escapar Gisela Dulko y hasta principios de esta temporada.

Demasiadas ausencias por lesiones, promesas que se quedaron en el camino, poca disponibilidad de sponsors y viajes, ausencia de torneos intermedios excepto futures-women´s circuit de 10.000 dólares y la inexistencia de políticas de incentivo por parte de federaciones y gobiernos locales para esa rama del tenis confluyeron en un cóctel explosivo que fue cercenando cada vez más los alcances de que esto pudiera revertirse. Y desde este lado del mundo, tampoco se vieron intenciones para querer promover el deporte en las chicas a través de giras challenger como la ex Ericsson en los hombres y cuya impronta en la ATP hizo tan bien y fue parte importante de la llamada legión argentina, por citar un caso. Eso fue inexistente en mujeres. Recién este año se reconfirma una serie de cuatro en Sudamérica. La crisis económica argentina de 2002 tuvo, por ejemplo, un efecto devastador en la generación de estos eventos ITF 25.000. En ese sentido, sin competencia estable, devaluación, ni apoyos, ni demasiados referentes que pudieran sobrevivir a esa enorme desfavorabilidad, los números fueron reflejando un progresivo efecto anulador, del que hoy todavía se lucha por salir, como se dice, a todo pulmón.

PG: ¿Qué ha ocurrido con Gisela Dulko? ¿Se sabe algo de su bajón de confianza, juego y ranking? ¿Cuál es su futuro? ¿sólo dobles?

SC: Las veces que se pudo escucharla no hizo especificaciones concretas sobre su futuro próximo. El descenso en el ranking, post lesiones como la que tuvo en ese partido ante Marion Bartoli en Roland Garros 2011 y el intento que no pudo ser por llegar a la medalla olímpica con Paola Suárez, quizá influyeron en que el singles quedara relegado. Pero al día de la fecha, saber cuál será su decisión tendrá que esperar hasta que ella decida comunicarlo de manera oficial.

PG: Mónica Puig, la #1 del continente, con apenas 19 años recién cumplidos y un gran final de temporada (campeona en los torneos indoor ITF 50.000 de Joue-le-Tours e ITF 100.000 de Poitiers). Pinta a un gran futuro y a recuperar la ilusión de la hinchada latinoamericana, ¿cuál considerarías que es su techo? Si nos pudieras contar un poco de su historia y de su juego, ¿realmente estamos ante una nueva gran campeona?

SC: La aparición de Puig es interesante. Por ser boricua y tener la escuela norteamericana cerca, quizás muchos la piensen sólo como una 'hardcorurter' -jugadora de pistas duras-. Y la clave de sus recientes éxitos lo refuta. Por un lado, esta reciente ex junior posee gran constancia para competir en distintas superficies, condiciones y rivales con ruedo -experiencia-. Sin ir más lejos, junto a Ormaechea, es la única sub 20 latina en derrotar a Top 100s en el 2012. Por el otro, cuenta con experiencia en Estados Unidos, un circuito que se juega casi excluyentemente en 'hard' -pistas duras-. Esa base quedó demostrada por sus triunfos en Francia, y en canchas ultra rápidas como lo son en 'indoor' -bajo techo-. Su juego es bastante parejo, pero ofensivo y de golpes bien pesados que buscan la iniciativa y sigue sumando alternativas. Sería injusto definirla como una especialista en cemento, porque sus buenas performances -actuaciones- en polvo de ladrillo -fue finalista de Roland Garros junior- sugieren versatilidad. Como fuere, esa mixtura de influencias avisa.

PG: Y ¿Paula Ormaechea?, es la gran esperanza del futuro tenis femenino argentino. La nacida en Sunchales empezó el año de manera increíble, pasando la previa del Open de Australia y metiéndose en segunda ronda, además de pasar también la previa del WTA de Bogotá y alcanzar los cuartos de final. He leído que su objetivo es ser top30 ¿es posible en un futuro? ¿Cómo nace esta tenista en Argentina? ¿qué le lleva a dar el salto del común top250 en el que se encuentran otras argentinas a acercarse al top100?

SC: Paula inaugura un nuevo espectro de posibilidades y llega justo para cuando se necesitaba una nueva número uno nacional. De Sunchales a Buenos Aires, sus inicios como jugadora hablan volúmenes de su autodeterminación. Vivió sola de muy joven en un lugar que no era el suyo y cuando decidió, también en solitario, el próximo paso antes de dar ese primer salto, eligió hacerlo con su entrenador Federico Paskvan, igual de joven y nuevo como ella para ese mundo. Son pequeñas muestras de su autonomía como persona y atleta. Y sientan un patrón alentador para el resto de las que pueden llegar a sumársele.

Tuve el privilegio de entrevistarla y me queda claro que nada es imposible para su mente ganadora. Vive para el tenis y trata de aprovechar toda chance que tiene para demostrarlo. Llegará donde su ímpetu la lleve, puede ser Top 30 como mucho más. Para alguien cuyo techo esta todavía bien lejos hay un universo de oportunidades esperándola. Y no tengo dudas que cuando sea el momento de aprovecharlas no faltará a la cita, sea cual sea el resultado final. Que elija siempre ir contra las mejores rivales posibles y no estancarse en el circuito ITF, lo grafica.

PG: Por último en lo que se refiere a nombres propios, alguna mención sobre Mariana, Teliana y Verónica, ¿son únicamente terrícolas? ¿Cuál es su proyección?

SC: Las tres son proyectos viables de Top 100. De hecho Duque lo fue brevemente y este año, a pesar de la lesión que sufrió en los Juegos Olímpicos, está intentando expandir su rango geográfico de competencia y ha conseguido muy positivas incursiones tanto en Estado Unidos como Europa. Deberá encontrar la constancia cuando retorne a los WTA y evitar la mala racha de primeras ruedas -rondas- que tuvo en su momento. Toda una tarea.

Cepede es la carta de presentación del nuevo tenis paraguayo en general, no sólo femenino. Su participación en Grand Slams y sobre todo la invitación a Londres 2012 expresan el grado de confianza que la federación de su país –también su gobierno- está depositando en su desarrollo. Tanto particular como el de juveniles de la talla de Camila Giangreco y Montserrat González. No es común, y menos en Sudamérica, ver más esperanzas en mujeres que en hombres. Paraguay es una estupenda excepción.

Teliana Pereira, en cambio, sin tener hoy apoyo de la CBT -ante su insistencia por seguir haciendo base de entrenamiento en su ciudad, Curitiba, según me contó- quizá no dispone de lo que sí Verónica. No hay jugadora brasileña en la última década con similar caudal tenístico demostrado, incluso si fue en ITFs. Teliana fue de hecho Top 205 en 2008, pero una serie de lesiones en su rodilla derecha-meniscos y cartílago- y posteriores operaciones pararon el progreso que venia demostrando. Si logra permanecer en forma, libre de esas lesiones, tiene mucho por dar. Es una jugadora bien agresiva, de impactos y velocidad aparte a comparación de otras sudamericanas. Ojalá cuente pronto con la ayuda que necesita y merece.

PG: ¿Se cuida el tenis femenino en Latinoamérica? Es evidente que existen unos difíciles costes para disputar el circuito profesional, y allá apenas hay torneos en todo el continente a lo largo del curso, ¿existe caldo de cultivo para que nazca una nueva estrella top10 en América del Sur?

SC: Cuidarlo debe ser una tarea integral. No sólo de las federaciones. Afortunadamente, hay un fuerte trabajo de hormiga por parte de los entrenadores, en su mayoría hombres, como Paskvan, Alfredo de Brix, coach de Cepede, y Ariel Ruiz, quien trabaja con la peruana Bianca Botto, por mencionar algunos, que están formando a chicas buscando responder a las exigencias del tenis actual. En otras palabras, no limitarse al “palo y palo” del estilo europeo sino también ir incorporando metodologías donde lo físico y mental se complementen. Al menos así lo percibo yo. En Argentina, por otro lado, es destacable la creación del departamento de tenis femenino. No digo que éste deba ser el modelo obligatorio para el resto de las asociaciones de tenis, pero en tanto y en cuanto se promuevan puentes, será mejor.

COSAT, la Confederación Sudamericana de Tenis, como organismo unificador podría estar mas presente en la diagramación que es ese semillero ITF. Existe una divergencia, que jugadoras y demás trabajadores del tenis ya han expresado, en cuanto al calendario anual poco organizado. Si se pudiese acordar uno donde se armaran giras secuenciales y ordenadas de forma de brindarles a las mujeres semanas estables de competencia, la perspectiva sería otra. Y esta es una problemática que quienes seguimos tenis de mujeres observamos y mencionamos de hace larga data, no solo en el 2012. El gran tema aquí es unificar. Es poco probable, al menos en estas instancias, que un país genere jugadoras de calidad sin la influencia de otro en todos estos aspectos. El esfuerzo debe ser tanto mancomunado como dialogado.

PG: Apenas tres torneos WTA, dos de ellos en México, y el restante en Bogotá, hacen 'parada' en vuestro continente. ¿Qué opinión te merecen esos torneos? ¿En el futuro aparecerá otro en Argentina, Chile o Brasil, donde sí hay torneos ATP? ¿Estamos ante una gira terrícola maltratada por las direcciones de ATP y WTA? ¿Existe allí esa sensación?

SC: Bogotá es ya una parada tradicional. También Acapulco. Brasil dispondrá de una después de once años con Florianópolis, y Monterrey completa el llamado 'Latin American Swing'. Sin dudas es crucial que haya competencias -competiciones- de este calibre. Representan una ocasión única de rozarse con ese nivel y sin viajar tanto. Un WTA en Argentina, creo, implica algunos interrogantes, no exhaustivos a este país en sí: ¿Cuál sería la intención? Es decir, el objetivo podría tener dos aristas: o lo hacemos para traer a estrellas por fines gananciales, o aprovechamos la circunstancia para foguear a las jugadoras nacionales con ese nivel, hoy lejano. Exponencialmente ambas parecen opciones factibles. Pero es muy probable que la primera sea más realista que la segunda. A priori, si se logra ubicar a jugadoras dentro del Top 100, fantástico. Hoy por hoy, por una cuestión incluso de trascendencia, el tenis femenino no goza de la misma convocatoria que el masculino. Llevará su tiempo empezar a equiparar esa distancia.

PG: Continuando con esta idea de torneos WTA, ¿qué opinas de la candidatura de Ciudad de México para albergar el WTA Championships?

SC: Volvemos al punto anterior. En términos financieros, atraer a súper estrellas es tentador para una audiencia deseosa de conocerlas de primera mano. El tema, específicamente con México, también pasa por otro lado. Ellos disponen de su camada junior más importante -Zacarías, Sánchez, Gorches, Zarazúa- y sin embargo carecen de la competencia femenina en profesionales que otrora sí tenían. E incluso hasta ITF's 50.000. Si un Master en México tiene que ver con fines promocionales, además de económicos, eventualmente, el público mexicano querrá que una de esas protagonistas del Tour sea una compatriota. Pero para lograrlo hace falta invertir sostenidamente en esos eventos que no disponen de las luces y el marketing que se toman por sentados en los grandes. El camino será largo, mas no imposible.

Las preguntas serían ¿De qué forma promovemos tenis femenino en Latinoamérica? ¿Alcanza con cuatro WTA y un hipotético Master? ¿Cómo ayudan a promocionarlo? ¿Qué falta por pulir en las escalas intermedias para que las juniors de esta zona del mundo, una vez que salen al mundo ITF, arriben exitosamente a la WTA? El tenis es una genial empresa si los números cierran. Como presenciar un partido entre Serena y Sharapova. Pero, más allá de toda iniciativa privada por traer el Championships, ¿qué más se puede hacer para fomentar el auge del deporte hacia adentro?

PG: Conoces bien el mundo junior y de base, ¿prevés algún gran nombre femenino que hará presencia en el 2013, aunque sea aún en el circuito junior? ¿Existen razones para esperar un futuro mejor, con varias top100, del tenis latino?

SC: No recuerdo un contexto tan diverso tanto en generaciones como en países con algún tipo de proyecto a largo plazo en tenis femenino latinoamericano como el actual. A tal punto, que casi todos las naciones cuentan con al menos uno. Nombres abundan. Hoy mismo el ranking muestra juniors promisorias como Montserrat González, Laura Pigossi, Victoria Bosio y Marcela Zacarías, entre otras. Incluso algunas más jóvenes: la ecuatoriana Doménica González, la brasileña Beatriz Haddad Maia, son algunas sub 16 que ya cuentan con ranking WTA. La argentina Nadia Podoroska será la primera nacida en 1997 del planeta en entrar al Top 600 la próxima semana y apunta a una carrera prometedora. Aunque es menester de su progreso no apurar a esa precocidad con resultados rápidos.

En conclusión, los matices de talentos van in crescendo. De todas formas, por experiencias propias y pasadas, la prueba de fuego seguirá siendo ese difícil arte de la evolución al profesionalismo. Las limitaciones en infraestructura, a años luz de comparaciones con las potencias, persisten. Lo que cambió es la circunstancia histórica. Hacer correr la rueda del progreso a través de toda Latinoamérica, amén de los reveses, será el desafío.

* Sebastián Capristo, periodista argentino experto en tenis base. Ha colaborado para las publicaciones BA Tennis, El Tenis Que No Vemos, RevistaGRIP.com.ar, Tenis Mañana y Tenistas Argentinas, entre otras. Pueden seguirlo en twitter @LeTenisse.

* Como referencia recomendada a esta entrevista, existe un interesante artículo "Un paréntesis anunciado" del mismo protagonista de nuestro diálogo en la revista Tenis Mañana nº33, páginas 52 a 55, de agosto de 2012, que se encuentra disponible ticando sobre el título del mismo.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes