David Ferrer, Nico Almagro, Marc López y Marcel Granollers elegidos para la final de la Davis

Alex Corretja mantiene a los mismos jugadores que jugaron en semifinales para acudir a la final de Praga

Alex Corretja convoca a David Ferrer, Nico Almagro, Marcel Granollers y Marc López para disputar la final de la Copa Davis contra la República Checa que tendrá lugar del 16 al 18 de noviembre de 2012 en Praga.

España ya conoce a los cuatro hombres que le defenderán dentro de apenas 10 días en la final de la Copa Davis contra la República Checa. David Ferrer, Nico Almagro, Marcel Granollers y Marc López serán los encargados de llevar la batuta de un equipo que aspira a ganar su sexta Ensaladera en los últimos 12 años. El quinto hombre o reserva será Feliciano López.

España jugará con los mismos hombres que en semifinales la final de la Davis.

Como era previsible Alex Corretja no ha hecho variaciones respecto al equipo que ha venido jugando en los cuartos de final y las semifinales y que tan buen éxito le ha dado. David Ferrer se anticipaba como un fijo y así lo ha sido. El alicantino es el mejor situado en el ranking (descontando a Rafa Nadal) y acudirá a la cita de Praga como el número 1 español y con la moral por todo lo alto. Campeón en Valencia y París-Bercy, la superficie rápida cubierta parece que no le incomoda a pesar de no ser precisamente un sacador.

El de Jávea parece ser de esos jugadores nacidos para jugar la Copa Davis. Con un balance de 21 partidos ganados y sólo cuatro derrotas, acumula ya tres Ensaladeras, y una de ellas precisamente ante los checos.

Sus cara a cara con los jugadores checos invitan al optimismo. Con Tomas Berdych presenta un favorable 5-3, si bien es cierto que pista rápida cubierta se han visto en dos ocasiones con reparto de victorias para cada uno. Con Radek Stepanek, el balance aún es mejor pues de nueve enfrentamientos ha ganado seis y no pierde con él desde la tercera ronda de Wimbledon 2009. En el recuerdo, su inolvidable remontada en la final de hace tres años en Barcelona.

Por su parte, Nico Almagro acude a la que es su primera final. Este año se ha convertido en un fijo de Corretja, y en Praga debe de confirmar que no sólo sabe rendir al máximo en tierra batida y en casa. El problema para el murciano, además de la pista rápida, es que los precedentes con los que serán sus rivales no son buenos.

Con Tomas Berdych mantiene un balance de tres victorias por ocho derrotas, y en su último y único enfrentamiento sobre una superficie similar a la que se encontrarán en la República Checa, en Estocolmo, el checo fue claramente superior.

Con Stepanek las cosas parecen irle un poco mejor, aunque no para tirar cohetes. Ha jugado tres veces con él y ha perdido en dos ocasiones, si bien en el US Open de este año le consiguió ganar por primera vez.

Por su parte, Marcel Granollers y Marc López son la sexta pareja del mundo. Dos hombres acostumbrados a jugar el punto de dobles, ya que lo vienen haciendo todo el año, tanto en Davis como en el circuito. Nunca se han enfrentado con Berdych y Stepanek formando pareja los checos, pero sí por separado con cada uno de ellos. De hecho, en las semifinales del US Open, donde se retiraron por lesión de Marc, Stepanek era uno de los rivales junto al indio Leander Paes.

Granollers y López jugarán la final de la Davis. Foto:puntodebreak.com

Feliciano, suplente

Lo cargado del calendario y el hecho de que tres de los cuatro integrantes del equipo estén presentes en la ATP World Tour Finals de este año (Almagro lo está, pero de suplente) lleva a prestar atención a los dos hombres que Alex Corretja llevará a Praga y que no son otros que Feliciano López y Roberto Bautista. Aunque en principio, su papel no debe de ser más que testimonial para ayudar al resto del equipo en los entrenamientos, lo cierto es que sobre todo en el caso del toledano podría ser una baza importante en caso de que alguno de los titulares sufriera algún contratiempo. Su buen saque lo convierte en un especialista en este tipo de superficies rápidas cubiertas, y en dobles ya demostró junto a David Ferrer su buen hacer llegando a las semifinales de los Juegos Olímpicos, en los que llegaron a tener hasta cuatro bolas de partido para asegurarse la medalla de plata.

El mejor equipo posible

Con Rafa Nadal lesionado de la rodilla izquierda y sin jugar desde hace cuatro meses, Corretja ha tomado la decisión más normal y lógica. El resto de alternativas hubiera sido una sorpresa. Por ranking, Ferrer y Almagro eran fijos, y en el dobles si bien se podía haber planteado la opción de la entrada desde el inicio de Feliciano López o incluso de Fernando Verdasco (que este año ha ganado cuatro títulos formando pareja con David Marrero), esto no hubiera sido más que un castigo a los hombres que han llevado el peso de la Davis este año, y que se han merecido jugar la final.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes