Tenistas disfrazados en Halloween

En el tenis, algunos jugadores aprovechan la fiesta de Halloween para disfrazarse como ha hecho Djokovic en París

La festividad de Halloween en la noche del 31 de octubre hace que sean muchos los tenistas que se disfracen para celebrar una fiesta de origen anglosajón, pero que cada vez tiene más adeptos por todo el mundo.

Cuenta una leyenda popular que la noche del 31 de octubre, los espíritus de los difuntos vagan libremente por la Tierra y acuden a las casas de sus familiares a comprobar si éstos han puesto una vela en la ventana de sus casas en recuerdo de ellos. De no ser así, sigue la historia, cada persona que resida en la casa será perturbada por la noche y sufrirá enormes pesadillas que le impedirán conciliar el sueño.

Este cuento de origen anglosajón se ha ido transformando con el paso del tiempo en una fiesta de mucho arraigo, especialmente en Estados Unidos, donde cada vez más, es la gente que se disfraza para celebrar la también llamada “noche de brujas”.

Duendes, fantasmas o demonios son algunos de los trajes más habituales que se repiten año tras año en esta señalada fecha del calendario, aunque son muchos los que deciden celebrarla imitando a otros personajes del deporte o del cine, principalmente. En el mundo del tenis, a pesar de ser un deporte caracterizado por la seriedad que marcan sus normas, la fiesta de Halloween también se celebra.

Varios son los jugadores que en los últimos años se han atrevido a salir disfrazados sin temor a hacer el ridículo. El caso más reciente ha sido el de Novak Djokovic. El serbio ha salido en su estreno en París-Bercy emulando al personaje de la Guerra de las Galaxias, Darth Vader. Algo parecido ya hizo el año pasado, en esta ocasión en Basilea, cuando el serbio, muy amigo de las imitaciones y la fiesta, mostró sus dotes como actor con una máscara recreando al mismísimo “Joker”, que sorprendió a todos los asistentes que acudieron a ver el duelo en el torneo suizo.

No sólo Djokovic es amigo de disfrazarse en Halloween. Otros ex números 1 del mundo también tienen por costumbre cambiar de personalidad para esta noche. Es el caso de Andre Agassi. El ganador de ocho Grand Slams, alguna vez ha decidido ponerse los collares de Mr. T para imitar a aquel célebre personaje que conducía la furgoneta del Equipo A.

Agassi disfrazado de Mr.T. Foto:lowdownblog.com

Precisamente, Agassi también ha sido imitado alguna que otra vez en esta fiesta. Quién no recuerda aquella peluca que llevaba el "kid" de las Vegas en 1990, y que tan buena copia de ella hizo otro ex número 1, como el ahora retirado Andy Roddick. El de Nebraska no tuvo reparos en imitar a un ídolo de su adolescencia como Agassi.

Roddick imitó la peluca de Agassi en 1990. Foto:peru21.pe

Quizás, el rey entre los jugadores de esta fiesta sea John McEnroe. El legendario tenista de principios de los 80 era un espectáculo en la pista y fuera de ella. Y parece que la fiesta de Halloween se la toma con la misma implicación que un partido en el US Open. Raro es el año, que McEnroe no sorprende al público con algún disfraz espectacular.

Dando miedo o vestido de guitarrista de todo un clásico de la música como Led Zeppelin, el caso es que "Big Mac" nunca suele pasar desapercibido la última noche de octubre.

McEnroe suele disfrazarse mucho en Halloween.

No sólo los hombres celebran con entusiasmo la llegada del mes de noviembre. Entre las mujeres también hay alguna tendencia a disfrazarse. El caso más llamativo suele ser el de Serena Williams. La doble campeona olímpica en Londres no ha tenido problemas, incluso, en vestirse imitando al gran Roger Federer. La postura elegante de la americana realmente merece la pena ser valorada.

Serena disfrazada de Federer.

Y es que para la menor de las Williams, parece que la fiesta no sólo consiste en disfrazarse, sino que en ocasiones, también en bailar. Una gran aficionada a la música no puede evitar acabar moviendo el cuerpo al ritmo de Macarena. Y es que en Halloween, todo vale.

Comentarios recientes