Los WTA Challenger o WTA 125 a prueba

Entre silencios y poca perspectiva nace el nuevo circuito WTA125, siguiendo de lejos la estela del ATP Challenger Circuit

Central WTA 125 Taipei. Fuente: tennisforum.com
Central WTA 125 Taipei. Fuente: tennisforum.com

Este lunes se ha jugado el primer punto en un torneo WTA 125 o WTA Challenger; entre silencios han empezado a probarse los dos torneos piloto (Taipei y Pune, en China Taipei e India) de esta intentona que determinarán los cambios a realizar en el futuro y la idoneidad de este perfil de torneos. ¿Realmente el sistema de competición actual tiene sitio para el circuito WTA Challenger? ¿Se han planteado correctamente?

¿De dónde nace esta idea? Volviendo a los orígenes de todos estos planteamientos, encontramos -por enésima ocasión, como es bien lógico- a Stacey Allaster, actual CEO y Presidenta de la WTA. Hace ya varios años que se había venido planteando la opción de crear un circuito WTA Challenger, que siguiera la senda marcada muy éxitosamente por la ATP. En esa idea originaria, sin embargo, la WTA encontraba una gran dificultad añadida: la exitencia del circuito ITF. El rol que vienen a desempeñar estos torneos, lo ha venido ocupando históricamente el circuito ITF, con sus torneos ITF $100.000, $75.000 y $50.000 fundamentalmente (con '+H', de hospitality o no).

La WTA además ofrece un perfil de torneo que supondrá 160 puntos para la ganadora, por lo que la diferenia con la categoría máxima dentro de los ITF que sería $100.000+H es mínima; para diferenciarse optó por el dinero. De puntos se parecerán pero las jugadoras ingresaran mayores cantidades. Y esto se encuentra muy relacionado con la motivación de la WTA para embarcarse en esta suntuosa aventura. La WTA quiere expandirse por la región de Asia-Pacífico, quiere mostrar a sus tenistas locales, crear afición y todo ello precisa de circuitos menores. Sin esperar a que fuera una organización como la ITF, claramente dominada por federaciones nacionales como la francesa o la norteamericana, ha decidido emprender ella sóla el camino. Y lo hace además con una gran cantidad de empresas y particulares dispuestos a financiar la jugada, que es lo que realmente ha movido a que sin un proyecto claro y sensato se ponga en marcha todo esto.

Este primer WTA Challenger disputado en Taipei -valga aclarar que el término adoptado finalmente ha sido el de WTA125, con una explicación de 'mayor proyección comercial y publicitaria'-, es de lo más excéntrico y eso que recién acaba empezar a disputarse. Históricamente la ciudad de Taipei ha ansiado un torneo WTA, ha luchado por hacerse con la plaza de Guangzhou, de Osaka, de Bali e incluso del nuevo Shenzhen. Sin embargo, y pese a la cantidad de dinero que acompaña sus propuestas, nunca ha logrado convencer a la WTA, que finalmente le ha seleccionado para estrenar este nuevo circuito. En Taipei hay cobertura televisada de las dos pistas existentes desde el primer día de torneo, así como ojo de halcón también en ambas canchas. Ese ojo de halcón que no lo hay en casi ningún WTA International, lo habrá en la segunda pista de Taipei WTA125 en efecto. Allí han acudido figuras conocidas con tiempos mejores como Kimiko Date-Krumm o la treinteañera, retirada y de vuelta, Alexandra Stevenson; además de otros perfiles como Shuai Peng, WC china de última hora y que será la máxima favorita y única top50. En la previa para no otorgar 'byes' han tenido que conceder 10 invitaciones, ¡para rellenar un cuadro de 16 lugares, 10 WC! Las cabezas de serie han cerrado en el #118 del ranking, y la última tenista que entró directa al cuadro principal fue: Yi-Miao Zhou, #228. Estos datos, traducidos, quieren decir: escaso éxito de convocatoria, probablemente por las fechas pero también por la zona geográfica. Realmente hay torneos ITF por Europa, ahora mismo, con mucho mejor y más competitivo cuadro siendo apenas ITF 50.000.

No conviene sacar conclusiones precipitadas, tampoco según 'funcione' el torneo indio de dentro de unos días, que será un segundo intento mejorado. Estamos ante probaturas y pruebas piloto, y como tal habrán de valorarse, pero no obstante hay algo que la WTA debe aclarar y es exactamente qué busca con todo este programa. Sólo con un proyecto necesario, claro y anunciado conseguirán el efecto que verdaderamente pretenden. Se estrena un nuevo circuito propiedad de la WTA y en el ambiente más tenístico femenino apenas se ha enterado nadie. Si pretenden un circuito WTA Challenger, que lo llamen así, y si según ha dicho su presidenta la idea es que para 2014 haya entre 8 y 10 eventos, prácticamente todos en la región de Asia-Pacífico, ¿será un éxito real? Aún teniendo una buena idea, y un buen borrador, si después se ejecuta a la mitad puede ser un sonoro fracaso. Si es una buena idea, que se extienda y llegue a casi todas las semanas del curso como ocurre con el ATP Challenger, e incluso en más de una ocasión con dos o tres torneos simultáneos. No es necesario llegar a ese nivel y menos con tanta rapidez, pero tampoco es conveniente que por no pasarse se queden muy cortos, y esa es la sensación que se desprende desde la WTA.

Me temo que lo que hay de fondo, son 'tira y afloja' entre la ITF interesada en mantener sus tradicionales 100.000 y la WTA interesada en ser ella la encargada en sacar rendimiento a estos torneos de 2ª o 3ª división en regiones como Asia, Australia o en un futuro África. Realmente inversión e interés hay, y la idea es fantástica. La cobertura es estupenda y el fondo del plan tiene gran visión empresarial. Pero... muchos coincidirán conmigo en que la WTA cada lía enreda más su circuito. Y eso no le ayuda nada. Para los que no lo conocen, que son una inmensa mayoría, es difícil catalogar el nivel y la importancia de los torneos y eso va en perjuicio propio de la WTA. Creo que en este sentido, muy bien haría la WTA en negociar con sus compañeros de la ATP y 'copiarles', pues aunque parezca un aspecto nimio cuando el titular dice que 'Azarenka gana en Beijing', no es lo mismo que 'Azarenka conquista el WTA1000 de Beijing'. Hoy, vender es clave, y eso es precisamente lo que no está haciendo la WTA el último lustro, cada día con las gradas más vacías y el conocimiento general de las tenistas bajando a niveles del bádminton.

La ATP tiene hoy: ATP1000, ATP500 y ATP250, más los ATP Challenger cuya dotación variará según los casos y la cuantía de los premios. En la WTA hay hoy: WTA Premier Mandatory, WTA Premier5, WTA Premier 700, WTA Premier 600 y WTA International. Y ahora surgen los WTA125 (cuya denominación deriva de su cuantía en premios: $125.000). Si me permiten la expresión son ganas de liar a los pocos que se interesan por el circuito femenino, que es apasionante pero por momentos indescifrable. El mercado donde debe centrarse la WTA, además claro de en Asia, África y América del Sur, es en los ya fans del tenis masculino, a los que poco les separa del circuito femenino. Siendo tan auténticos y distintos, la WTA se equivoca.

Al margen de reflexiones comienzan, por tanto, los WTA 125. Lo hacen en Taipei y se desplazarán después a India -torneo que por cierto ha solicitado cancelarse a la WTA a última hora, no permitiéndoselo ésta que ya les obligaría igualmente a indemnizarles con todo el coste, por lo que finalmente sigue adelante-. Es una buena idea, mas no definida con exactitud, y con un horizonte muy confuso por delante. Aunque se tratan de meras pruebas, algo no está funcionando en la concepción de este necesario circuito 'WTA Challenger', mal llamado WTA125. Tanto su ubicación, como su volumen de premios, como su competición con los ITF 100.000, como sus fechas, como tantas cosas, están pervirtiéndolo de su esencia. Esperaremos a ver qué ocurre con ellos en el futuro y los pasos que seguirá dando la WTA, y así de lo contaremos. De momento, en Punto de Break les avisamos e informamos de lo que se mueve en el mundo del tenis, y esto hoy es el tema de conversación de moda en los pasillos de la Womens Tennis Asociation.

Y a usted, ¿qué la parecen?

LA APUESTA del día

Comentarios recientes