Del Potro, tras los pasos de Vilas y Clerc

Juan Martín del Potro quiere lograr el tercer título del año y colocarse como el tercer argentino junto a Jaite con más títulos

Del Potro aspira a su tercer título del año. Foto:mundolavoz.com.ar
Del Potro aspira a su tercer título del año. Foto:mundolavoz.com.ar

El argentino Juan Martín del Potro busca coronarse campeón en la final de Viena, sería su tercer torneo este año y empataría en la lista con el capitán de Copa Davis, Martín Jaite, como el tercer tenista argentino con más títulos ATP, 12, sólo superados por Guillermo Vilas y José Luis Clerc.

Quizás no tenga el carisma de David Nalbandian, ni tampoco logre nunca los éxitos de finales de los 70 y 80 del gran Guillermo Vilas, hasta puede ser que nunca supere los 25 títulos de José Luis Clerc, pero lo que está claro es que cuando Juan Martín del Potro se retire del tenis, Argentina le echará mucho de menos.

Del Potro está en la finlal de Viena. Foto: taringa.net

Afortunadamente ese momento aún queda lejos. Con sólo 24 años, parece mucho el camino a cubrir. Esta semana, el argentino ha vuelto a la competición. Lo ha hecho tras un mes parado por unas dolencias en la muñeca izquierda, que le están martirizando desde el Masters 1000 de Cincinnati y que le impidieron disputar el cuarto punto de la fatídica semifinal contra la República Checa. Viena, donde logró ser finalista el año pasado, ha sido el lugar elegido para ese retorno.

Esta temporada de momento ya se ha asegurado repetir la misma actuación. Es cierto que el cuadro no ha sido el más duro. Gracias a ser el primer cabeza de serie, empezó ya en octavos con Daniel Brands, ante el que puso a tono su servicio tras el tiempo de inactividad. Lo hizo con 30 aces, su récord en un partido a tres sets y empatado con su mejor registro, en la segunda ronda de Wimbledon 2011. El australiano Marinko Matosevic, en cuartos, y el luxemburgués Gilles Müller en semifinales tampoco resultaron obstáculo para acceder a una nueva final, la cuarta del curso, y que puede suponer el tercer título del año.

Quizás, el camino más duro lo ha tenido que recorrer en la rueda de prensa de cada partido. Una y otra vez las preguntas sobre la Copa Davis, esa "maldita competición" que a buen seguro "Delpo" quisiera borrar del mapa. La tensa relación con Martín Jaite, su trato con el resto de jugadores del equipo o los rumores que salen desde su país sobre su posible ausencia contra Alemania en la primera eliminatoria de la Ensaladera de 2013, las eternas incógnitas de siempre sobre si da prefencia a su carrera individual en detrimento del equipo nacional, son muchas las cuestiones... y quizás, demasiado, el desgaste para un jugador que ya ha confesado que de momento no quiere saber "nada" de la Davis.

Y posiblemente, Juan Martín también tenga algo razón en intentar priorizar en algún momento de su vida deportiva su trayectoría individual a la Davis. Muchos han sido los ratos que le han ocupado y los esfuerzos que le han merecido la competición por equipos y poca la recompensa. Ya nadie parece acordarse, que él fue quién llevó a Argentina a la final el año pasado ganando sus dos partidos en Serbia, lo mismo que en 2008 cuando llevó el peso de la semifinal ante Rusia. O que aunque no se ganó, se batió el cobre durante más de cuatro horas en cada partido ante Nadal y Ferrer en Sevilla en partidos a cara de perro.

Como tantos otros han hecho (por no decir casi todos) en algún momento de sus vidas, parece también lícito que "Delpo"pueda optar a aparcar la Ensaladera por un tiempo, por dar el impulso definitivo a una carrera que lleva sufriendo en los últimos tres años más baches de los deseados. Al fin y al cabo los éxitos individuales también son alegrías para el pueblo. Y en eso muy poquitos argentinos han contribuido tanto como él.

Vilas parece lejano. Cuatro Grand Slams y 62 títulos pueden resultar inalcanzables para el que fuera número 2 del mundo. Pero no nos engañemos, Del Potro a sus 24 años, ya sabe lo que es ganar un "grande" en Nueva York, cuando sólo contaba con 20 años, y cuatro más tarde ya aspira a ser el tercer tenista con más títulos de toda Argentina. Ha ganado 11 títulos en su carrera, que pueden ser 12, y este año, sin duda, ha conseguido ganarse todas las portadas de los principales diarios, deportivos y no deportivos, con su medalla de bronce en Londres ante Djokovic y su inolvidable semifinal contra Roger Federer en esa misma hierba del All England Club.

Del Potro fue bronce en Londres 2012. Foto: elcivico.com

Y potencial parece tener para llegar a empresas más importantes. Tal vez algún día, vuelva a su mejor versión, aquella que le permitió llevarse cuatro torneos de una tacada en 2008, acumular 23 partidos invicto, o llegar en 2009 a la final del Masters, poco después de levantar la Copa en Nueva York. Esa que le valió para tutear a todo el Top 4 actual, llevándose por delante a Federer, Nadal o quién osase ponerse por el camino. Y que sirvió para que cientos de argentinos se lanzaran a las calles para celebrar su triunfo.

Entonces, si consigue Grand Slams de forma continuda, ser el primer argentino en llegar al número 1 del mundo, o ganar la Copa Davis para su país después de muchos intentos, entonces, quizás, se le consiga reconocer como una leyenda no sólo de Argentina, sino del tenis, y logre olvidar aquellos silbidos que nunca un tenista quiere escuchar y menos en su casa.

También te puede interesar:

Los problemas internos de Argentina en la Copa Davis.


LA APUESTA del día

Comentarios recientes