WTA Championships: Na Li

Decepcionante en Grand Slam, regular en circuito WTA, Li es otra tenista distinta a la de 2011, de calidad concentrada a calidad repartida

Na Li celebra una victoria en Beijing 2012. Fuente: twitter.com
Na Li celebra una victoria en Beijing 2012. Fuente: twitter.com

En este repaso de las ocho maestras de la WTA de 2012, a escasos también ocho días de que dé comienzo la competición del WTA Championships de Estambul 2012, empezamos por la última de las clasificadas y única asiática (6 europeas y 1 norteamericana): la china Na Li.

Analizar el 2012 de Na Li se antoja como buscar explicación a lo casi inexplicable. Sólo ha perdido 4 partidos en todo el año a dos sets, todo lo demás han sido partidos disputados o victorias, conclusión: Na Li podía haber ganado mucho más. Pero no ha sido así. Campeona en Cincinnati (WTA Premier5), derrotando a Radwanska, Venus y Kerber, en un torneo en el que el top3 no hizo acto de presencia. Así mismo marcó final en otros tres torneos: Brisbane, Montréal y Roma, cuyas finales también tuvo controladas por momentos. ¿Por qué no ha ganado más la china esta temporada? Psicología y fortaleza mental, no aprovechar su tenis y sus oportunidades; se resume el 2012 de la china tal y como transcurrió su 9º (de 56) encuentro del año, partido francamente bueno y al nivel esperado ante una grande como Kim Clijsters en un gran escenario como el Open de Australia. Desperdició su ocasión (media docena de bolas de partido incluídas) y el partido se consumió entre sus manos: 6/4 6/7(6) y 4/6.

El balance de Li este año es de 41 victorias por 15 derrotas: un 73% de victorias. Porcentaje de top10 regular, no de gran campeona. Empezó el año entre las 5 primeras del ranking WTA, incluso con opciones de salir #1 tras el Open de Australia, torneo en el que ya protagonizó una final contra Kim Clijsters. Llegó a ser #4 y lo que se esperaba de la china tras su destape de 2011, fundamentalmente en Roland Garros, era una nueva Na Li. Una tenista valiente y echada para adelante, que luchara por los Grand Slam. La realidad es que no ha pasado de octavos de final en ninguno de ellos, y ha decepcionado. Quizás la diferencia entre acabar la #4 y acabar la #8, no sea tan pronunciada como la realidad empírica atestigua. Na Li ha decepcionado este año. Ha estado más pero no cuando tocaba, y a veces -casi siempre- vale más la calidad de las apariciones que la cantidad de las mismas. Ha pasado de ser la brillante china a cuenta-gotas a ser la mediana y constante Li.

Ahora llega a Estambul como octava maestra del año, más por fallo de tenistas como Stosur, Wozniacki o Bartoli que por acierto propio (sólo unas semifinales en Pekín es destacable desde el US Open). Na Li no llega a Estambul como si fuera un gran objetivo cumplido -caso de Errani, por ejemplo- sino como un mal menor; el circuito con Vika, Masha y Serena ha dado un subidón en regularidad y acierto en los grandes torneos, y Li no ha estado ahí. Su juego equilibrado, sustentado en golpes veloces, capacidad de contra-ataque y resistencia, nunca ha encontrado su mejor expresión en las pistas indoor. Con esas cerrará el 2012, defendiendo sólo una victoria en el Masters del año pasado (perdió bapuleada ante Stosur y Azarenka, y ganó apretada a Sharapova).

Nacida en Wuhan, con Carlos Rodríguez por entrenador (ex de Henin, que llegó con el gran resultado de Cincinnati y después se diluyó cual azucarillo), Na Li, esa tenista que proclama ante la Arthur Ashe que ha dormido mal por culpa de los ronquidos de su marido, y que dice preferir no hablar mucho con su madre porque no acepta que se dedique al tenis, ahora estudia en el Huazhong Institute of Science & Technology. Tan inocente como esto y tan valiente como para abandonar con un sonoro portazo el sistema comunista de deportes chino. Na Li ya con 30 años de experiencia en la mochila, sigue con ese carácter intenso y extraño, tan poco oriental, con su fama de superestrella protagoniza paradas de autobus en su país natal.

La decepcionante octava maestra WTA del 2012 es Na Li.

LA APUESTA del día

Comentarios recientes