Quinzi da a Italia su primera Copa Davis Júnior y mucha ilusión para el futuro

Australia presenta una nueva hornada con talento y con carácter; Kokkinakis y Bourchier, subcampeones

Gianluigi Quinzi volvió a demostrar que hoy en día es el mejor jugador que haya nacido después del 1 de enero de 1996 y conquistó junto a su compañero y compatriota Filippo Baldi la Copa Davis Junior por primera vez para Italia después de ser subcampeón en la anterior edición cuando la perdió contra tenistas más mayores que él, enfrente, esta vez, tuvo a un prometedor equipo australiano encabezado por el bravo Kokkinakis y el heroico Harry Bouchier que consiguió el único punto australiano en la final al derrotar a Baldi en un partido dramático.

Harry Bouchier, aborigen de Tasmania, ganó un punto épico contra Baldi

La final de la Copa Davis júnior dejó varios detalles que habrá que tener muy en cuenta para un futuro esperamos que muy cercano. Por una parte un talento descomunal que, si sigue con esta progresión, va para estrella del circuito ATP donde en un par de años debería estar compitiendo sin problemas. Su nombre es conocido para los lectores de PuntodeBreak porque le venimos siguiendo los pasos hace tiempo: Gianluigi Quinzi. El italiano, de 16 años, es sencillamente un tenista inasequible para el resto de los jugadores nacidos en su mismo año, (1996) y está a un nivel muy cercano de tenistas con uno y dos años más que él. Sólo el canadiense Peliwo, el belga Coppejans y el reconocido australiano Luke Saville andan ahora mismo por encima de él en el ranking mundial. Pero es un ranking que engloba jugadores nacidos en 1994.

Quinzi perdió contra Luke Saville en Wimbledon

En el Real Club de Polo de Barcelona se ha venido disputando a lo largo de toda la semana la Copa Davis Júnior donde se han podido ver a los mejores talentos sub-16 del mundo. La expectativa era muy grande sobre el número 1 del ranking de todos los participantes y no es fácil jugar con esta presión para un tenista tan joven. Italia, que nunca había sido campeona llegaba como principal favorita con Quinzi y Baldi y los chicos no defraudaron.

¿Quién es Gianluigi Quinzi?

Sencillamente es un talento de la naturaleza. Un superdotado que ha sabido aprovechar sus enormes condiciones físicas para imponerse desde muy joven a todos sus rivales de su misma edad y también ha sabido, desde niño, medirse a chicos mayores que él y con prestaciones físicas más equilibradas, para desarrollar su juego.

Quinzi ha desarrollado su mayor parte de formación en la Academia Bolletieri bajo las órdenes de Eduardo Infantino y Eduardo Medica. La descomunal potencia que ya desarrollaba de cadete pronto le impulso por encima de todos los jugadores de su generación. Es un tenista con un imponente servicio y buenos golpes de fondo de la pista, tanto de derecha, (es zurdo), como de revés que acomodado a dos manos le convierte en un jugador temible.

Quinzi, (gracias a su formación en Tandil, (localidad natal de Juan Mónaco o Juan Martín Del Potro)), habla perfectamente castellano, como lo podemos comprobar en esta entrevista que le hizo Álex González Posas en un Future en Chile este mismo mes de febrero.

Por sus características de juego y su habilidad con la zurda recuerda a Rafael Nadal, (su ídolo), aunque es un jugador que en su etapa júnior domina mucho con sus golpes de ataque.

El futuro de un chico de 16 años no puede predecirse porque hay miles de obstáculos hacia su progresión para poder llegar a la ATP y destaparse como un gran jugador, pero la ilusión italiana en Quinzi está completamente justificada. Todavía le queda técnicamente mucho por pulir, pero seguramente seguirá avanzando en este apartado.

La Final de la Copa Davis Júnior

En la final, Italia presentaba a su gran súper estrella, pero los australianos, capitaneados por Woodforde, llegaron con un equipo muy completo y combativo que apuraron a los italianos hasta la última bola del último set del punto definitivo, el doble. Antes de llegar a la batalla final, Quinzi tuvo que remontar un 1-6 que había encajado contra el corajudo Kokkinakis, un tenista con el carácter del primer Lleyton Hewitt. Con menos calidad y menos físico que Quinzi, Kokkinakis apuró al italiano hasta hacerle sacar lo mejor de sí mismo. 6-0 y 6-3 en el segundo y el tercero para acabar empatando la eliminatoria y llevándola al punto final de dobles.

Antes, Harry Bourchier había conseguido emocionar a todo el público con un partido épico donde remontó a Baldi un 4-6 inicial con un segundo set que remató en el tiebreak y un 10-8 final histórico. Con los dos jugadores al límite de sus fuerzas.

El doble fue un partidazo disputado de poder a poder y donde el break sobre el servicio de los australianos con 3-2 en contra (sacaba Bourchier), el cabreo de Kokkinakis, que rompió su raqueta hizo que finalmente los italianos ganaron 6-2 en el último tras romper también al número 1 australiano.

Mucho talento en Barcelona y un primer título para Italia de Copa Davis Júnior que acabó, como se esperaba, con Italia campeona en chicos y con la Estados Unidos de Taylor Towsend como campeona invicta en la Fed Cup júnior.

Comentarios recientes