Roger Federer se encuentra "herido" y "agotado"

Roger Federer empieza a notar el desgaste de la temporada y se está planteando tomarse "unas vacaciones".

Federer está exhausto de la temporada 2012.
Federer está exhausto de la temporada 2012.

Roger Federer está "herido, exhausto", necesita un descanso. Esas fueron las palabras del número 1 del mundo al acabar el encuentro de Copa Davis que le enfrentó al holandés Robin Haase y que sirvieron para asegurar la permanencia un año más del equipo suizo en el Grupo Mundial de la máxima competición por equipos.

El suizo comienza a pagar los esfuerzos de una temporada sobrehumana, con un calendario repleto de acontecimientos y sobrecarga de partidos. Una campaña donde ha jugado un total de 69 partidos individuales.

En realidad, el esfuerzo de Federer viene de lejos. El año pasado tras caer en las semifinales del US Open contra Novak Djokovic y acudir con Suiza a jugar los playoffs de la Copa Davis a Australia, Roger se tomó un descanso.

Un periodo de reflexión que duró hasta el torneo de su ciudad, Basilea, donde el tenista empezó una lucha contra la historia que le ha servido para alcanzar de nuevo el número 1 del mundo y superar el récord de semanas de permanencia de Pete Sampras al frente de la clasificación ATP.

Y que lo cierto, es que al contrario, que otros tenistas, Federer no empezó la temporada en Australia, sino que realmente lo hizo en Basilea. Allí, tras un mes y medio de parón, inicio un sobreesfuerzo titánico en su lucha por uno de los pocos objetivos que le faltaban por conquistar.

En Basilea, Federer empezó su racha. Foto abc.es

Tras ganar en su ciudad, el tenista suizo, consciente de la importancia de los puntos en temporada cubierta en su lucha, acudió al Masters de París-Bercy una semana después para vencerlo por primera vez en su carrera. Un título al que añadió pocos días después su sexta Copa Masters, conquistada en Londres sin perder ni un sólo partido.

De esta forma, Roger consiguió hacer el pleno de triunfos que buscaba, recortando así diferencias con un Rafa Nadal y Novak Djokovic que estaban empezando a pagar el desgaste de la temporada 2011.

Casi, sin solución de continuidad, y antes de que acabará el año se presentó a la exhibición de Abu Dhabi, que le servía para ir aclimatándose de cara al Open de Australia. En enero, tras llegar a las semifinales de Doha, donde abandonó ante Tsonga por precaución, disputó el primer grande de la temporada, donde sólo Rafa Nadal pudo pararle otra vez en semifinales.

Al contrario que en otros años, Federer decidió no parar en febrero, e incluso, intensificó el trabajo. Así acudió a jugar con su país para conseguir su otro gran objetivo, la Copa Davis, aunque una inesperada derrota contra Estados Unidos le aparto del sueño. No obstante, en Rotterdam no perdonó y sumó otros 500 puntos, los mismos que consiguió dos semanas después en Dubai.

Otro recorte de casi 1000 puntos sobre los dos primeros, que tras Australia habían bajado su rendimiento. En apenas, tres meses (de noviembre a Febrero), Roger había conquistado cinco títulos.

En Marzo, el tenista de Basilea también empezó fuerte. Consciente de que debía apretar en los Masters 1000 acudió a Indian Wells y lo ganó, si bien fue sorprendido en tercera ronda de Miami por Andy Roddick.

Precisamente, esa derrota en Miami le sirvió para tomarse el único respiro del año. Un mes y medio de descanso antes de afrontar el tramo más importante del año: la tierra batida y la hierba. Algo que realmente le vino bien, pues su vuelta a la tierra azul de Madrid trajo otro nuevo éxito. A esa victoria sumó, las semifinales de Roma y Roland Garros, que le sirvieron para dejar el número 1 a tiro de Wimbledon.

Federer se impusó en la tierra azul de Madrid

En la hierba, Federer estaba en su superficie y debía apretar. Y bien que lo hizo, logrando de entrada una final en Halle, pero sobre todo ganando su séptimo grande en el All England Club al derrotar en semifinales a Djokovic y en la final a Murray. Tras una lucha feroz, el objetivo estaba conseguido, y además de forma doble. Nuevo título del Grand Slam (17) y además número 1 desbancado al propio "Nole".

El problema es que el calendario no dio tregua después de Wimbledon, y los Juegos esperaban tres semanas después. De nuevo, otro gran objetivo en mente, que esta vez se saldó con una medalla de plata.

Sin apenas parar más de diez días, inició su gira por las pistas rápidas norteamericanas donde en Cincinnati volvió a coronarse campeón, igualando a Nadal como tenista con más Masters 1000 de la historia (21).

En el US Open, sin embargo, fue sorprendido en cuartos de final por el checo Tomas Berdych, lo que le complicó enormemente la lucha por la cima mundial a final de temporada. A pesar de ello, acudió a salvar nuevamente a su país a Holanda, donde definitivamente ha explotado y ha anunciado que necesita unas vacaciones ya.

Federer ganó a Haase en su último partido

El futuro a corto plazo

Las palabras de Roger Federer son comprensibles después de diez meses frenéticos. Desde Basilea hasta el pasado fin de semana, el tenista suizo ha disputado 84 partidos. En ese periodo, ha sumado nueve títulos, un nuevo Grand Slam (su séptimo Wimbledon), ha igualado con Nadal a Masters 1000 (21), ha sido medalla de plata en los Juegos Olímpicos y sobre todo ha superado a Pete Sampras al frente del tenista con más semanas como número 1 (296).

Con todo ello, es necesario que Federer se replantee la temporada, y aunque todavía no haya tomado una decisión definitiva, tome un descanso. Consciente de que tras su derrota en el US Open, la lucha por el liderato del ranking a final de temporada está muy complicada ( en la Race de este año le separan 1005 puntos de diferencia con Djokovic), lo más lógico es que el tenista de Basilea anuncie que finalmente renuncia a la gira asiática y se toma un respiro.

Federer puede perder el próximo mes  el nº1

Una decisión que le hará perder el número 1 en la temporada de pista cubierta con casi total seguridad, pero que puede ser beneficiosa a la larga. Con 31 años, Roger sabe que buena parte de los éxitos futuros pasan por una buena planificación y que conviene evitar un desgaste excesivo.

También te puede interesar:

Federer y Djokovic, el cansancio y las estrategias del calendario.

Los excesos del calendario fatigan a los mejores.


LA APUESTA del día

Comentarios recientes