Monfils vuelve para dar espectáculo

Gael Monfils vuelve al circuito después de unas molestias en la rodilla que lo han mantenido apartado más de cuatro meses.

Monfils vuelve a escena tras casi cuatro meses. Foto:pronosticosdeapuestas.com
Monfils vuelve a escena tras casi cuatro meses. Foto:pronosticosdeapuestas.com

El tenista francés Gael Monfils está de vuelta en el circuito ATP después de casi cuatro meses de ausencia a causa de una lesión de rodilla. El Open Moselle de Metz será el testigo del retorno de uno de los jugadores más carismáticos del tenis galo.

Monfils debutará esta tarde en la ciudad francesa contra Olivier Rochus en lo que será el primer encuentro del tenista parisino desde su derrota en los octavos de final del ATP 250 de Niza contra el norteamericano Brian Baker. Un encuentro nada sencillo para el francés, que presenta un desfavorable 2-3 en los cara a cara mantenidos con el menudo jugador belga, aunque eso si, ha salido vencedor en los dos últimos enfrentamientos.

La temporada de Gael Monfils está siendo un auténtico calvario. Ya el año pasado anduvo con numerosos problemas en las rodillas que le impidieron rendir al 100% en el tramo final de la temporada. Los problemas comenzaron a agravarse en el duelo de segunda ronda del US Open 2011 contra Juan Carlos Ferrero que le acabó costando la eliminación en un partido drámatico a cinco sets, donde a pesar de todo dejó golpes para el recuerdo.

Posteriormente, las molestias fueron a a más y el jugador tuvo que perderse las semifinales de la Copa Davis que disputó Francia contra España, además del Masters 1000 de Shanghái y el ATP 500 de Pekín. No obstante, fue capaz de imponerse en el torneo de Estocolmo, en el que es su último torneo hasta la fecha.

Este año, las sensaciones parecían ser mejores tras alcanzar las finales de Doha y Montpellier. Sin embargo, con la llegada de la tierra batida, las cosas se torcieron otra vez. El Masters 1000 de Madrid le volvió a reproducir considerablemente el dolor, lo que propició que fuera eliminado en octavos de final por un doble 6-1 ante Berdych.

Monfils estuvo en Madrid muy mermado

Las cosas se agravaron aún más en Roma, donde cayó de nuevo con Ferrero en la segunda ronda, en un partido, donde posteriormente reconoció que no podía ni siquiera correr de forma continuada. Una semana después, vendría su eliminación con Baker en Niza, que supondría el punto de inflexión para el resto de la temporada.

Consciente de que el dolor era insorpotable y limitaba mucho su juego decidió no acudir a Roland Garros y descansar hasta que se encontrará con unas mínimas garantías de competir sobre una pista de tenis. Un golpe muy fuerte para un tenista local como él.

Así, Gael se perdió el tramo más importante de la temporada. Además del Grand Slam de su ciudad (donde fue semifinalista en 2008), tampoco acudió ni a Wimbledon, los Juegos Olímpicos ni el US Open. Su prolongada baja le hizo replantearse su vida, y entender el tenis de una forma diferente.

Monfils jugó su último partido en Niza. Foto: msn.mediotiempo.com

Monfils, que ha bajado desde el puesto 13 al 44 en la clasificación ATP desde su baja en Niza, afronta Metz como el primer paso de un camino largo hacia competir en plenitud de condiciones físicas.

El animador del final de temporada

Uno de los objetivos, sin duda, de Gael Monfils será estar plenamente recuperado para el tramo final de la temporada. El jugador parisino es un especialista en los torneos de pista cubierta, y por ello, puede ser uno de los grandes animadores del circuito en esta parte final del año.

Y es que de los cuatro títulos conquistados por Monfils a lo largo de su carrera, tres han sido logrados en pista rápida cubierta. Uno de ellos, precisamente, el de Metz, logrado hace tres años cuando derroto en la final al alemán Philipp Kholschreiber.

Además, ha sido finalista dos veces en el Masters 1000 de París Bercy, perdiendo en el 2009 contra el serbio Novak Djokovic y en el 2010 contra el sueco Robin Soderling. Precisamente, en este último torneo consiguió derrotar en semifinales a Roger Federer, ostentando el curioso honor de haber sido hasta la fecha, el último tenista en haber ganado al suizo en una pista bajo techo.

Su poderoso saque (por encima de los 200 km/h), unido a sus grandes cualidades atléticas hacen de él un tenista muy difícil de superar en una superficie en la que además está habituado a jugar desde niño.

Eso si, para ver al gran Gael Monfils, será necesario que esté completamente recuperado de sus dolencias en la rodilla. Si lo está, a buen seguro, dará mucho que hablar en las próximas citas de torneos indoor.

También te puede interesar:

Monfils habla muy claro en L´Equipe de un cambio de mentalidad tras su lesión.


Comentarios recientes